lunes 1 de febrero de 2010

Alba

Este video esta buenisimo....... lo tienen que ver............. asi pensamos en Venezuela.
vdebate

Etiquetas: , , , , , , , , ,

miércoles 11 de febrero de 2009

Yoani Sanchez - Parte I (I/II)

Que increible que los Argentinos, los chilenos, los bolivianos, ecuador, los nicaraguenses y mi pais Venezuela apoyen este REGIMEN TAN MISERABLE.
vdebate reporter

Etiquetas: , , , , ,

martes 1 de abril de 2008

Uribe a Correa: “Tanta beligerancia contra Colombia y tanto silencio contra el terrorismo”

Presidente Uribe, la razon es que Rafael Correa sabe que Ud. y el pueblo ecuatoriano lo pueden enjuiciar en La haya, por crimenes de soportar a terroristas. Rafael Correa esta tratando de tapar este desastre demandando a Colombia.
vdebate reporter

Uribe a Correa: “Tanta beligerancia contra Colombia y tanto silencio contra el terrorismo”

El presidente Álvaro Uribe mandó hoy un claro mensaje al Presidente de Ecuador Rafael Correa, a propósito de la
demanda anuniada ayer. Uribe dijo que le sorprende “tanta beligerancia contra el Estado colombiano y tanto silencio contra el terrorismo …”.
El presidente Álvaro Uribe dijo hoy, en respuesta a la demanda anunciada ayer por Ecuador, que las autoridades colombianas nunca han realizado fumigaciones aéreas en territorio ecuatoriano y señaló que le sorprende “tanta beligerancia contra el Estado colombiano y tanto silencio contra el terrorismo…
“Nosotros nunca hemos fumigado en Ecuador. Ecuador ha alegado que se han causado perjuicios, no obstante que se fumiga en Colombia; nosotros creemos que no“, anotó el mandatario colombiano.

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=13202

Etiquetas: , , , ,

jueves 13 de marzo de 2008

Al club de los forajidos

Desgraciadamente en este problema, pagaremos justos por pecadores.....
vdebate reporter
¿Al club de los forajidos?
Parece que se equivocaron quienes pensaban que Hugo Chávez salvó el pellejo con el cuádruple abrazo en Santo Domingo.
Ni el manifiesto de la Organización de Estados Americanos ni el acuerdo del Grupo de Río, tapan el hecho de que Venezuela y Ecuador han tolerado y amparado en su territorio, y presuntamente financiado, a los grupos narcoterroristas que acosan y violentan a un Estado soberano y democrático como es el de Colombia, y que han matado y secuestrado a miles de ciudadanos de todo el mundo.
Es más, ninguno de estos acuerdos podrá sellar o echar al olvido la explosiva información que han develado las laptops, pen drives, computadoras de bolsillo (PDA) y teléfonos celulares decomisados a Raúl Reyes y a Iván Ríos, dos de los terroristas caídos la semana pasada.
Los más de 15.000 documentos encontrados -hasta ahora- que ya están en manos de la Interpol y del FBI, son una bomba de tiempo que explotará en cualquier momento, y cuyas ondas destructoras afectarán no sólo a Hugo Chávez, sino al país y a sus conciudadanos.
Este lunes, el vocero del Departamento de Estado de los Estados Unidos informó sobre las investigaciones que están siguiendo para establecer si el patrocinio a organizaciones terroristas es causal para incluir a Venezuela en el "selecto grupo" de Estados Forajidos, que integran, por ahora, Corea del Norte, Cuba, Sudán, Siria e Irán.
De ingresar Venezuela a este pernicioso Club, las consecuencias serían mucho más graves para el país, que si Hugo Chávez hubiese sido denunciado por Álvaro Uribe en el Tribunal Penal Internacional (TPI). Un juicio abierto en el TPI habría tenido consecuencias penales y legales personales sólo para Chávez.
En cambio, si se le cataloga como Estado Forajido, Venezuela tendría que afrontar sanciones de toda índole, incluyendo entre ellas:
a) Restricciones de ayuda económica por organismos multilaterales.
b) Prohibición de compras de equipos militares, y de equipos de uso dual, tales como computadoras u otros de alta tecnología.
c) Prohibiciones a las empresas extranjeras de hacer negocios en el país, incluyendo los negocios petroleros. Y
d) congelamiento de los bienes y cuentas bancarias del Estado venezolano y de particulares en el exterior. Esta situación se complicaría en grado extremo si la Unión Europea y otros países secundan a Estados Unidos en esta materia.
Chávez ha tirado unilateralmente hasta el límite de la cuerda de lo permitido en las relaciones con países y grupos reconocidos por los países del mundo como forajidos y terroristas. Lamentablemente, a la hora de rendir cuentas, los ciudadanos venezolanos pagarán junto con Chávez las consecuencias.En resumen, el viernes en Dominica no fue el final feliz de una mala opereta, por el contrario fue el comienzo de una tragedia que amenaza con picar y extenderse.

Etiquetas: , , ,

jueves 6 de marzo de 2008

Hugo Chávez honra a un narcoterrorista

Sin embargo, la clave principal para comprender a Chávez pasa por entender que la muerte de Raúl Reyes representa un golpe devastador a su despropósito de dividir a Colombia para lo cual Reyes era un aliado indispensable
vdebate reporter

Hugo Chávez honra a un narcoterrorista
OPINIÓN - 03/05/2008
Diego E. Arria

“Un minuto de silencio como tributo a la memoria del camarada y auténtico revolucionario Raúl Reyes, asesinado por el mafioso, y criminal lacayo del imperio norteamericano, el presidente Uribe de Colombia”.
Así bramó el Presidente venezolano al enterarse que el jefe efectivo de las FARC, la principal organización narcoterrorista de América Latina, había sido abatido en territorio ecuatoriano.
¿Por qué Hugo Chávez rinde tributo a un narcoterrorista, moviliza diez batallones y tanques a la frontera colombiana, amenaza a Uribe—“si se mete aquí le mando los Sukhoi” (aviones rusos)—y admite la existencia de campamentos de las FARC en Venezuela?
Sólo puede explicarlo el estado de desestabilización política y emocional en que se encuentra Hugo Chávez desde que fue derrotado en el referéndum del 2 de diciembre, cuando pretendió convertirse en presidente a perpetuidad. Este descolocamiento lo lleva a buscar a cualquier precio una causa para distraer la atención de los venezolanos que sufren la escasez de alimentos, la inseguridad, y la inflación empobrecedora.
Sin embargo, la clave principal para comprender a Chávez pasa por entender que la muerte de Raúl Reyes representa un golpe devastador a su despropósito de dividir a Colombia para lo cual Reyes era un aliado indispensable. En efecto, las informaciones encontradas en computadoras localizadas en el campamento de las FARC confirman públicamente la relación entre Chávez y las FARC, a la cual habría entregado 300 millones de dólares y armamento. En este contexto de cooperación, Ecuador había enviado a su ministro de seguridad para ofrecer a las FARC ubicar efectivos militares ecuatorianos “amistosos” en su refugio.
Evidentemente, ni a Correa ni a Chávez les preocupaba la violación de sus “sagradas soberanías”, siempre que fuese por narcoterroristas. Tampoco quebrantar la Convención Interamericana contra el Terrorismo, ratificada por ambos países, ni las Resoluciones 1368 y 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU vinculantes para todos los Estados, que legitiman la actuación militar contra el Estado protector de terroristas, criminalizan el dar refugio y permitir la circulación de terroristas; y utilizar un territorio para actuar en contra de otros Estados y financiar a terroristas
El pleito con Colombia es de Hugo Chávez, aliado confeso de las FARC. No de Venezuela. Ni de las fuerzas armadas que no lo acompañaran, como no lo hicieron cuando intentó desconocer su derrota en el referéndum. Que Chávez rinda tributo al narcoterrorista colombiano responsable por la muerte de miles de inocentes, incluso de venezolanos, y por mantener en condiciones inhumanas a 700 rehenes es simplemente repugnante. Su insolente agresividad verbal aumenta conforme incrementan los precios del petróleo, se acorta su permanencia en el poder, y declina su apoyo popular. Igual ruta sigue el Presidente Rafael Correa, quien para no parecer como el Cachorro de Chávez (El Tiempo de Bogotá) calificó al presidente Uribe de psicópata y cínico y rompió relaciones diplomáticas con Colombia.
Colombia seguramente argumentará su derecho a la legítima defensa reconocido en la Carta de las Naciones Unidas, y presentará ante el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) pruebas de la cooperación entre los presidentes de Venezuela y del Ecuador con las FARC. En tal foro, sus gobiernos tendrán mucho que explicar, al tiempo que Colombia deberá presentar las excusas que exige y merece el gobierno del Ecuador, al igual que asumir las indemnizaciones que correspondan.
Diego E. Arria es el ex embajador de Venezuela ante la ONU.

Etiquetas: , , , ,

lunes 3 de marzo de 2008

Correa quedó como un Cachorro de Chávez

Correa quedó como un Cachorro de Chávez
El Tiempo de Bogotá


Mientras en Colombia, en ceremonia fúnebre presidida por el presidente Álvaro Uribe en el Cantón Norte de Bogotá, se le rendían honores nacionales al soldado Carlos Hernández León, muerto en el combate que dio de baja a 'Raúl Reyes', en Venezuela, el presidente Chávez decretaba un minuto de silencio en homenaje a un "revolucionario consecuente", víctima de un "asesinato cobarde" del gobierno colombiano.

Hay que estar muy 'deschavetado' para ignorar de tal manera la sensibilidad de un pueblo; para ofender tan burdamente la sensibilidad de millones de colombianos que hace menos de un mes, en la más masiva movilización en la historia del país, salieron a las calles a gritar su repudio a todo lo que representa 'Raúl Reyes'. La reacción del mandatario venezolano revela, además, que su relación con los dirigentes de las Farc es más profunda y emotiva de lo que se temía. Y que su influencia sobre el presidente Rafael Correa, del Ecuador, es más fuerte de lo imaginado.

Insólito y paradójico, pues, que un hecho recibido por la inmensa mayoría de los colombianos como un tanto legítimo -y sin precedentes- que el Estado se anota en la larga confrontación con las Farc, haya generado al mismo tiempo un choque diplomático con Ecuador y haya llevado a Chávez a escalar su enfrentamiento con Colombia y con el presidente Uribe a niveles sin precedentes.

Quién lo diría: la muerte, en una operación militar en las duras condiciones de una guerra irregular, del segundo jefe de una organización armada responsable del dolor de cientos de miles de personas ha sido calificada por Chávez como un "asesinato cobarde".

Una falta de conexión con las realidades y sentimientos imperantes en Colombia muy semejante a la del artículo de Anncol, agencia oficiosa de las Farc, que tituló la muerte de 'Reyes': 'Uribe asesina a otro sindicalista'. Pero, más allá de estas elocuentes demostraciones de cercanía y simpatía, este fin de semana surgió una delicada tensión con dos países vecinos, que debe manejarse con agilidad e inteligencia.

* * * *
Además de despacharse contra Uribe con epítetos insólitos, Chávez ha ordenado militarizar la frontera con diez batallones y tanques y ha cerrado su embajada en Bogotá. Declaró lo sucedido una violación de la soberanía ecuatoriana, dijo que Colombia, con apoyo de Estados Unidos, se está convirtiendo en el "Israel de América" y amenazó con la guerra si una incursión similar tiene lugar en territorio venezolano.

Y el presidente Rafael Correa -quien inicialmente había reaccionado con más tranquilidad, luego de la llamada de Uribe, el sábado por la mañana, en la que le explicaba los hechos- llamó a consultas a su embajador, envió una nota de protesta por considerar la operación contra 'Reyes' un acto de agresión y una violación de la soberanía del Ecuador, y suspendió su prevista visita a Cuba para atender la emergencia. Dijo que irá hasta las últimas consecuencias para aclarar un episodio sobre el cual, según él, su colega colombiano está o "mal informado o miente descaradamente".

* * * *
Aunque no resulte fácil, lo primero que debe hacerse es separar ambas crisis. Es sintomático el cambio de actitud del presidente Correa luego de su conversación con Chávez que, como lo dijo un analista internacional, lo hizo aparecer como "un cachorro del imperio... venezolano". Pese a ello, el gobierno colombiano debe hacer todos los esfuerzos por aclarar su posición frente al ecuatoriano y normalizar las relaciones. En Quito también deben considerar la disyuntiva de hierro en la que se encontraron las autoridades colombianas al estar ante la oportunidad de asestar un golpe decisivo a una guerrilla que hace tiempo usa la frontera como puerta giratoria.

Con Venezuela, la cosa es a otro precio (como lo es, aunque de menor talla, con Nicaragua, cuyo presidente, Daniel Ortega, también habló de "asesinato" y llamó "hermano" a 'Reyes'). La relación Bogotá-Caracas, que venía mal, recibe un golpe mortal. El cierre de la embajada equivale casi a una ruptura de relaciones. No tiene precedentes en el sistema interamericano que suceda, además, por causa de una operación exitosa de un gobierno legítimo contra una organización ilegal, calificada como terrorista en medio mundo. Alegar, como lo hizo el canciller Nicolás Maduro, que la muerte de 'Reyes' es una "bofetada" y un "duro golpe" al intercambio humanitario es desconocer la confrontación armada en curso en Colombia, de la cual, las liberaciones gota a gota de rehenes y el intercambio mismo son elocuentes episodios.

El caso es que, en esta, Chávez 'peló el cobre' de manera definitiva. Su toma de partido por las Farc es cada vez más abierta. Producto en parte de afinidades de fondo con esa guerrilla y, también, de necesidades políticas tácticas, luego de su derrota en el referendo de diciembre y ante unas elecciones locales críticas en noviembre próximo, en medio de una situación económica cada día más ingobernable, Chávez parece lleno de razones para escalar su confrontación con Colombia.

* * * *
Su reacción ante la muerte de 'Reyes' tiene otro efecto: más allá de las posiciones encontradas que en Colombia existen frente al gobierno Uribe, la gran mayoría del país cierra filas ante lo que percibe como una hostil e inadmisible intervención de Chávez en asuntos internos colombianos.

Habrá que ver qué pasos se dan, pero, por lo pronto, entramos en un tenso período de confrontación, ojalá solo verbal y diplomática, entre Colombia y Venezuela. Al prudente silencio con el que se ha respondido hasta ahora, y sin dar pie a provocación alguna, quizá sea hora de añadir una mediación internacional, o de buscar que el sistema interamericano comience a jugar un papel activo en una crisis que puede desestabilizar a toda la región. Las cosas con Venezuela están pasando de castaño oscuro y eso no es bueno para nadie.

MCG/El Tiempo de Bogotá
Copyrigth 1998 - 2004© C.A. EL IMPULSO
Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , ,