martes 10 de noviembre de 2009

Ataque a la bloguera cubana

Ataque a bloguera cubana ¿cambio de política?
Fernando Ravsberg

La Habana

Para Sánchez, "fue como un viaje al terror, 25 minutos que a mí me parecieron una eternidad".
La bloguera Yoani Sánchez, aseguró a BBC Mundo que el pasado viernes fue arrestada durante 25 minutos por un grupo de hombres de civil, metida en un automóvil y golpeada para impedir que llegase a una manifestación pública.

No tiene hematomas, marcas o cicatrices a la vista pero afirmó que eso se debe a la habilidad de los captores para golpear, a los que describió como "gente entrenada en la violencia".

Es una de las blogueras con más reconocimiento internacional. Tiene, entre otros, el premio Ortega y Gasset, entregado por el periódico El País de España. Su blog, al que no se puede acceder desde Cuba por los filtros, mantiene una línea constante de crítica al gobierno cubano.

El ataque contra Yoani implicaría un cambio de política porque hasta ahora ella ha participado en actividades públicas, presentó colateralmente un libro en la Feria del Libro, reclamó con micrófonos mayor libertad en la bienal de artes plásticas y finalmente le dieron la palabra para que opine sobre internet en un debate de la revista cubana Temas.

Nos recibió en su casa del barrio de Nuevo Vedado, sentada en una silla y apoyada en una muleta.

¿Cuándo y cómo fue detenida?

Tengo varias marcas, en las nalgas sobre todo, lamentablemente no puedo mostrarlas. Durante todo el fin de semana tuve inflamado el pómulo y la ceja. Y sobre todo tengo mucho dolor en la zona lumbar

Fue a las 1745 (hora local) en el centro de La Habana cuando nos dirigíamos hacia una pequeña marcha contra la violencia, organizada por un grupo de artistas. Éramos tres blogueros y una amiga y fuimos interceptados por un carro de civiles, tres hombres fornidos que nos dijeron que teníamos que subir al auto. Nos resistimos porque no mostraron nada que los identificasen como una autoridad, me hubiera comportado diferente si hubiera sido un uniformado. Les pedí que trajeran un policía, llamaron y llegó una patrulla de policía que se llevó a las otras dos muchachas y nos dejó a Orlando y a mí en manos de los otros.

¿Fue a plena luz del día, frente a una parada de autobús llena de gente, pidió auxilio?

Sí, grité "auxilio son unos secuestradores, avisen a la policía". Las personas estaban inmovilizadas, primero por el terror, no es una escena muy común en las calles habaneras ver secuestrar a cuatro jóvenes. Y además uno de los secuestradores los paralizó con una frase, les dijo "no se metan que estos son unos contrarrevolucionarios". A partir de ahí la gente seguía con curiosidad pero sin ninguna intención de intervenir.

¿Qué pasó dentro del automóvil?

Creo que esto fue una acción aleccionadora, es darte un susto

Yo me resistí todo el tiempo, no creo haberles podido hacer mucho daño porque son personas entrenadas pero mordí, arañé e incluso le apreté los testículos a uno de ellos. Me metieron dentro del carro cabeza abajo, me golpearon en la cabeza y me pusieron una rodilla en el pecho. Decían frases violentas como "Yoani hasta aquí llegaste", "se acabaron las payasadas", "no vas a poder seguir con tu jueguito". Todo con mucha violencia, empujones y gritos.

¿Le dejaron alguna marca en el cuerpo?

Tengo varias marcas, en las nalgas sobre todo, lamentablemente no puedo mostrarlas. Durante todo el fin de semana tuve inflamado el pómulo y la ceja. Y sobre todo tengo mucho dolor en la zona lumbar. Perdí mucho pelo pero en esta abundante cabellera no se nota.

¿Cuánto tiempo los tuvieron detenidos?

Fue como un viaje al terror, 25 minutos que a mí me parecieron una eternidad.

¿Qué pasó, qué cambió para que le hicieran eso cuando nunca la habían tocado?

No he pasado yo la línea roja sino ellos, están temiendo. Ven que el tema de la blogósfera se extiende como un virus. Creo que esto fue una acción aleccionadora, es darte un susto y decirte "hasta aquí". Yo vi en la mirada de esos hombres la del perro que ha querido durante mucho tiempo comer determinada carne y el dueño le dice "No". Ahora les dijeron puedes morder.

¿No cree que tiene que ver con vuestra creciente actividad en la calle?

En el futuro muchos blogueros van a evolucionar hacia el activismo cívico, otros hacia el periodismo, algunos a una corriente mas artística, otros seguirán el camino de la catarsis y algunos un camino político. Pero vamos en aumento, ya yo no doy para la cantidad de gente que quiere que la ayude a abrir un blog

Sí, ellos tienen un tipo de respuesta cuando uno hace una labor virtual y otra cuando hace una real. Lo que pasa es que la elección que hicieron fue muy desafortunada y con un alto costo político. Hubiera sido mejor dejarme participar y tratar de ridiculizarme.

¿Cuánto cambió su vida con el premio Ortega y Gasset?

Mi vida cambió mucho en algunos aspectos y en otros se mantuvo igual. No tengo equipo de trabajo ni secretaria ni auto. Sin embargo, el nivel de agresión estatal aumentó con una andanada de difamaciones, incluso el propio ataque de Fidel Castro en el libro. Aumentó el cerco policial, yo y mi familia hemos recibido intimidaciones.

¿Le afectan o le benefician estos ataques?

Es que quieren aplicar los viejos métodos de difamación sin comprender el fenómeno bloguer. Esos ataques lo único que hacen es generar más entradas en Google con mi nombre, más solidaridad de la comunidad bloguer internacional.

Esos ataques lo único que hacen es generar más entradas en Google con mi nombre, más solidaridad de la comunidad bloguer internacional

El problema es que no tienen las nuevas armas, no tienen la creatividad ni la libertad. Para combatir este fenómeno hay que ser libre. Pero ellos todo lo que hacen deber ser "autorizado" por sus superiores.

El gobierno acaba de legalizar el acceso de los cubanos a internet en los hoteles, ¿cómo los beneficia eso a ustedes?

La prohibición está levantada desde junio pero en agosto se bloquea la plataforma de blogs Voces cubanas. Nos dicen sí, ahora pueden entrar pero vamos a cerrar unas cuantas puertas. Es un toma y daca muy peligroso para ellos porque en eso aparecen las pértigas que no pasan por su control.

¿Cómo ve el futuro como blogueros?

Es difícil ver el futuro de algo que no constituye un bloque, algo que no tiene una cabeza, aunque muchas personas quieran focalizarlo en Yoani. Eso es lo que hace más difícil combatir el fenómeno. En el futuro muchos blogueros van a evolucionar hacia el activismo cívico, otros hacia el periodismo, algunos a una corriente mas artística, otros seguirán el camino de la catarsis y algunos un camino político. Pero vamos en aumento, ya yo no doy para la cantidad de gente que quiere que la ayude a abrir un blog.

Etiquetas: , , ,

domingo 8 de noviembre de 2009

Yoani contra la barbarie - Alex Boyd

"Es la bota de lo políticamente correcto, de las Naciones Unidas, de la UNESCO, de la Union Europea, de España, de la diplomacia, de la perfidia, de la falta de humanidad de quienes continúan pretendiendo que Cuba es un estado democrático, de los miles de turistas que van en busca de sexo y de las empresas que se hacen de la vista gorda, de la Iglesia, de la Cruz Roja, de Hollywood, de los EEUU y su irracional embargo, de toda la maldita cofradía de organizaciones de defensa de los derechos humanos que critican la política de EEUU en Guantanamo y no dicen ni pío sobre lo que le sucede a Yoani del otro lado de la cerca".

Yoani contra la barbarie - Alek Boyd

La ultima vez que visite el Alcatraz antillano, tuve la fortuna de conocer y departir brevemente con Yoani Sanchez. Cogimos la guagua y nos presentamos en su casa, así no mas. Recuerdo que el dial del ascensor de su edificio tiene dos números 5, dos 10, y el botón del 11 lo lleva a uno al piso 13. Allí estaba, tranquila, haciendo cosas varias. No nos invitó a pasar pues estaban reparando algo en su apartamento, así que nos fuimos a un lugar cercano a conversar. Su esposo, el también escritor Reinaldo Escobar, nos acompañó. Honestamente tenia muchas ganas de conocer a Yoani. Había leído mucho sobre ella, y, en cierto sentido, me identifique con su causa desde un principio, habiendo sufrido en carne propia ataques de los esbirros del régimen chavista.

Yoani es una joven madre. La imagen que me lleve de ella fue la de una mujer comedida, justa, paciente, valiente, emprendedora, inteligente, espiritual, en suma una mujer a quien nunca definiría como una amenaza, en una sociedad verdaderamente libre y democrática. Lamentablemente ese no es el caso de Cuba, por mucho que los burócratas de las Naciones Unidas, Zapatero y sus ministros, y los apólogos del comunismo la definan como tal. No. Cuba es un infierno en medio del trópico. Cuba es un lugar donde la pobreza es tal que la propia vida pertenece al estado. Y en lugares como Cuba, donde la barbarie impera campante, es donde seres pensantes, como Yoani, representan una amenaza, por que piensa, por que cuestiona, por que utiliza su libre albedrío e intelecto para lo que es, y no para idear maneras de comer mas mierda comunista, o para anotarse puntos contra aquellos que difieren de ella políticamente.

Por ello los segurosos, siguiendo ordenes superiores, la arrestaron y maltrataron, ya que es lo único que su escaso intelecto les permite hacer. Esos desalmados no entienden de libertad, ni de conciencia. Y difiero de Yoani. No era la bota del comunismo la que oprimía su pecho en el carro placa amarilla donde la metieron a los coñazos. No. Es la bota de lo políticamente correcto, de las Naciones Unidas, de la UNESCO, de la Union Europea, de España, de la diplomacia, de la perfidia, de la falta de humanidad de quienes continúan pretendiendo que Cuba es un estado democrático, de los miles de turistas que van en busca de sexo y de las empresas que se hacen de la vista gorda, de la Iglesia, de la Cruz Roja, de Hollywood, de los EEUU y su irracional embargo, de toda la maldita cofradía de organizaciones de defensa de los derechos humanos que critican la política de EEUU en Guantanamo y no dicen ni pío sobre lo que le sucede a Yoani del otro lado de la cerca.

Yoani no esta sola, pero, tristemente, quienes la acompañamos somos pocos, estamos dispersos y no tenemos poder, salvo el mismo que ella tiene: el de cuestionar y de pensar por nosotros mismos. Alguien que conoció a Fidel Castro me dijo que es un gran orador, que el dictador tiene un don de palabra y de gente excepcional. No obstante me atrevo a decir que Yoani, en condiciones realmente democráticas, que es lo que internet representa, ha sido capaz de someter al escarnio publico al comunismo cubano en su conjunto. Es por ello que la asedian, y continuaran haciéndolo. En este medio, la palabra y los hechos son juzgados en su justa dimensión. Aquí no hay censura. He allí el peligro que Yoani representa. Los que diferimos del aprendiz de Castro hemos sido acusados de terroristas. En Cuba no hay necesidad de esas sutilezas. Allí lo que hay es bota, patada, coñazo, encierro, tortura, miseria, muerte, y carros con placa amarilla que circulan en el lugar de no retorno.

Etiquetas: , , ,

sábado 7 de noviembre de 2009

Secuestro estilo camorra a Yoanis Sanchez - En Cuba

Me da rabia que cosas como estan pasen y La OEA, Brasil, etc no digan nada y tienen su cabeza metida en Honduras con Zelaya a la cabeza.........
vdebate reporter
Cerca de la calle 23 y justo en la rotonda de la Avenida de los Presidente, fue que vimos llegar en un auto negro –de fabricación china– a tres fornidos desconocidos: “Yoani, móntate en el auto” me dijo uno mientras me aguantaba fuertemente por la muñeca. Los otros dos rodeaban a Claudia Cadelo, Orlando Luís Pardo Lazo y una amiga que nos acompañaba a una marcha contra la violencia. Ironías de la vida, fue una tarde cargada de golpes, gritos y malas palabras la que debió transcurrir como una jornada de paz y concordia. Los mismos “agresores” llamaron a una patrulla que se llevó a mis otras dos acompañantes, Orlando y yo estábamos condenados al auto de matrícula amarilla, al pavoroso terreno de la ilegalidad y la impunidad del Armagedón.

Me negué a subir al brillante Geely y exigimos nos mostraran una identificación o una orden judicial para llevarnos. Claro que no enseñaron ningún papel que probara la legitimidad de nuestro arresto. Los curiosos se agolpaban alrededor y yo gritaba “Auxilio, estos hombres nos quieren secuestrar”, pero ellos pararon a los que querían intervenir con un grito que revelaba todo el trasfondo ideológico de la operación: “No se metan, estos son unos contrarrevolucionarios”. Ante nuestra resistencia verbal, tomaron el teléfono y dijeron a alguien que debió ser su jefe: “¿Qué hacemos? No quieren subir al auto”. Imagino que del otro lado la respuesta fue tajante, porque después vino una andanada de golpes, empujones, me cargaron con la cabeza hacia abajo e intentaron colarme en el carro. Me aguanté de la puerta… golpes en los nudillos… alcancé a quitarle un papel que uno de ellos llevaba en el bolsillo y me lo metí en la boca. Otra andanada de golpes para que les devolviera el documento.

Adentro ya estaba Orlando, inmovilizado en una llave de kárate que lo mantenía con la cabeza pegada al piso. Uno puso su rodilla sobre mi pecho y el otro, desde el asiento delantero me daba en la zona de los riñones y me golpeaba la cabeza para que yo abriera la boca y soltara el papel. En un momento, sentí que no saldría nunca de aquel auto. “Hasta aquí llegaste Yoani”, “Ya se te acabaron las payasadas” dijo el que iba sentado al lado del chófer y que me halaba el cabello. En el asiento de atrás un raro espectáculo transcurría: mis piernas hacia arriba, mi rostro enrojecido por la presión y el cuerpo adolorido, al otro lado estaba Orlando reducido por un profesional de la golpiza. Sólo acerté a agarrarle a éste –a través del pantalón– los testículos, en un acto de desespero. Hundí mis uñas, suponiendo que él iba a seguir aplastando mi pecho hasta el último suspiro. “Mátame ya” le grité, con la última inhalación que me quedaba y el que iba en la parte delantera le advirtió al más joven “Déjala respirar”.

Escuchaba a Orlando jadear y los golpes seguían cayendo sobre nosotros, calculé abrir la puerta y tirarme, pero no había una manilla para activar desde adentro. Estábamos a merced de ellos y escuchar la voz de Orlando me daba ánimo. Después él me dijo que lo mismo le ocurría con mis entrecortadas palabras… ellas le decían “Yoani sigue viva”. Nos dejaron tirados y adoloridos en una calle de la Timba, una mujer se acercó “¿Qué les ha pasado?”… “Un secuestro”, atiné a decir. Lloramos abrazados en medio de la acera, pensaba en Teo, por Dios cómo voy a explicarle todos estos morados. Cómo voy a decirle que vive en un país donde ocurre esto, cómo voy a mirarlo y contarle que a su madre, por escribir un blog y poner sus opiniones en kilobytes, la han violentado en plena calle. Cómo describirle la cara despótica de quienes nos montaron a la fuerza en aquel auto, el disfrute que se les notaba al pegarnos, al levantar mi saya y arrastrarme semidesnuda hasta el auto.

Logré ver, no obstante, el grado de sobresalto de nuestros atacantes, el miedo a lo nuevo, a lo que no pueden destruir porque no comprenden, el terror bravucón del que sabe que tiene sus días contados.

Etiquetas: , , ,

lunes 19 de octubre de 2009

Yoanis Sanchez - una de los Ganadores del Premio María Moors Cabot 2009

Yoanis me encanta tu blog. Somos unos seguidores constante del mismo, y por ti nos enteramos que pasa en tu pais. Sueño con ver a Cuba libre......... de ideologias esclavizantes.
vdebate reporter
Yoani Sánchez
Blogger, Generación Y

Yoani Sánchez es una ciudadana cubana que aprovecha Internet con un poder extraordinario. En apenas dos años, su blog semanal, Generación Y, ha conectado Cuba —digitalmente—con el resto del mundo. Generación Y no reitera la batalla de palabras que Cuba y los Estados Unidos han fomentado hasta la saciedad por cinco décadas. En cambio, es una mezcla de observaciones personales y un riguroso análisis que pone de manifiesto la vida diaria de los cubanos, llena de frustraciones y esperanzas. Licenciada en filología y de 34 años de edad, Sánchez ejerce su oficio con ingenio, recursos escasos y enorme osadía—pagando por minuto para poder usar una de las pocas computadoras conectadas al Internet disponibles a los cubanos de La Habana, rápidamente bajando y mandando sus comentarios a sus simpatizantes. Cuenta con miles de seguidores fieles alrededor del mundo, quienes hablan más de quince idiomas y traducen sus blogs. Por su audacia, talento y gran éxito en tan poco tiempo, la junta directiva de los premios Cabot se enorgullece en otorgarle a Yoani Sánchez la mención

Etiquetas: ,

lunes 7 de septiembre de 2009

Yoani Sanchez opina acerca de concierto de Juanes

Me encanta Yoani Sanchez y me gusta saber que piensa de todo esto.
vdebate reporter
Juanes y la plaza
Un lugar gris, de concreto y mármol, que hace sentirse a las personas diminutas e insignificantes. Paso cada día cerca de la Plaza de la Revolución, camino a casa, y no puedo dejar de sobrecogerme, verme aplastada ante esa arquitectura que tanto recuerda la megalomanía fascista. Una vez, estuve allí con una bandera blanca y amarilla gritando “libertad”, frente a un altar en forma de paloma diseñado para el Papa. No soy católica, sin embargo no iba a perderme –por nada del mundo- la posibilidad de decir otro tipo de consignas en aquella Plaza.

Parece que para el veinte de septiembre será Juanes el que tratará de darle un rostro humano a un conjunto arquitectónico, donde nadie va plácidamente a sentarse. No he visto nunca allí a una pareja o a una familia cubana –que sin ser convocadas- se ponga en una esquina a conversar o a reír. Un espacio sin árboles, pensado para reunir, masificar, para que el líder nos grite desde su altura -a unos metros elevada del piso- y espere de nosotros que le respondamos con algún repetitivo slogan de “¡Venceremos!”, “¡Paredón!” o “¡Viva!”.

Opino que Juanes debe venir y cantar. Si el tema es la paz deberá saber que esta Isla no está inmersa en un conflicto bélico, pero tampoco conoce la concordia. Elevará su voz ante un pueblo que ha sido dividido, clasificado según un color político y compulsado al enfrentamiento hacia el que piensa diferente. Una población que hace años no oye hablar de armonía y que sabe del castigo que reciben los que se atreven a mostrar sus críticas. Estamos necesitados de su voz, pero sólo si va a cantar sin olvidar a ningún cubano, sin descartar ninguna diferencia.

Nos gustaría que acompañara sus canciones con la cadencia de Willy Chirino, la trompeta de Arturo Sandoval, el ritmo de Albita Rodríguez o el sensual saxo de Paquito D´ Rivera… pero a ninguno de ellos lo dejarán estar ahí. Juanes disfrutará así el privilegio del extranjero, que en esta Isla es mucho mejor valorado que los nacionales. Cada cosa que diga entre canción y canción -si es que dice algo- podrá ser interpretada como su apoyo a un sistema que se apaga, como el espaldarazo a un grupo en el poder.

No ha sido una inocente decisión seleccionar la Plaza de la Revolución como escenario para su música y no podrá sacudirse la carga política que eso significa. Pero si tiene que ser así, si no hay espacio en los barrios pobres de la periferia de la ciudad, en mi Centro Habana natal al borde del colapso, si no lo dejan sumergirse en San Miguel o Marianao, ni siquiera usar el Estadio Latinoamericano, pues que cante entonces bajo la estatua de Martí y frente a la imagen de Che Guevara, pero al menos que cante para todos.
* Me pregunto si ocurrirá lo mismo que en los dos últimos conciertos de Pedro Luís Ferrer, donde no han dejado entrar a algunos bloggers.

Etiquetas: , ,

miércoles 11 de febrero de 2009

Yoani Sanchez - Parte I (I/II)

Que increible que los Argentinos, los chilenos, los bolivianos, ecuador, los nicaraguenses y mi pais Venezuela apoyen este REGIMEN TAN MISERABLE.
vdebate reporter

Etiquetas: , , , , ,

Entrevista a Yoannis - Parte 2

Etiquetas: ,

sábado 3 de mayo de 2008

Blog Cubano - Yoani Sanchez

Les invito a que visiten la direccion que esta mas adelante. Se trata de una muchacha cubana con una historia muy interesante, que vive en Cuba, que escribe en Cuba a traves de un blog y que disiente del gobierno de la isla.
Envienla a sus contactos y amigos, para que puedan palpar un tanto la realidad cubana.

http://www.desdecuba.com/generaciony/

Etiquetas: ,