miércoles 27 de febrero de 2008

'Chavistas' irrumpen en oficinas de cardenal de Venezuela

Esto ya es el colmo!

CARACAS (Reuters) - Un grupo de manifestantes oficialistas, incluyendo a legisladores, protagonizó el miércoles una "toma pacífica" del Palacio Arzobispal de Caracas para alertar que están en marcha planes que amenazan a la "revolución" del presidente Hugo Chávez.

Los "chavistas" entraron en la sede para leer un documento y criticar a la jerarquía de la Iglesia, a un canal local de televisión, a la petrolera estadounidense ExxonMobil y a denunciar una persecución de "colectivos" comunales oficialistas.


"Iglesia, tú debes estar al lado del pueblo como Cristo y no vendiendo como mercader (...). Queremos revolución, resurrección (...) esta Iglesia así como está no sirve," dijo la dirigente Lina Ron en una improvisada conferencia de prensa dentro del recinto, ubicado en el centro de la capital.


La toma se produjo tras un acto conmemorativo del Caracazo de 1989, cuando se registraron saqueos y revueltas masivas en rechazo a medidas económicas aplicadas por el Gobierno de entonces, con auspicio del Fondo Monetario Internacional.


Ron denunció que "la derecha" estaría interesada en crear disturbios y saqueos como los de 1989 para desestabilizar al país.


"Con Chávez todo, sin Chávez plomo," gritaron tras la lectura del documento los manifestantes, que entraron al lugar a pesar de la presencia de la policía.


"Ellos insistían en que iban a hacer una toma pacífica, que no iban armados, que no iban a destruir nada. Esa fue su insistencia siempre y creo que actuaron más o menos de ese modo," dijo al canal Globovisión el obispo auxiliar de Caracas, Jesús González.


En el recinto está la oficina del cardenal y arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, quien ha criticado en varias ocasiones la gestión del gobernante izquierdista.


"Esta escalada de violencia que se está produciendo en Venezuela debe cesar y eso le corresponde al Gobierno nacional," dijo Urosa al condenar el hecho.


Por su parte, Ron denunció que el Ministerio del Interior persigue en las barriadas populares a dirigentes de "colectivos" comunales, y afirmó que algunos han sido ejecutados.


"Que cesen los allanamientos en el 23 de Enero y en el resto de Caracas, que cese la persecución contra nuestros camaradas en este momento," advirtió Ron.


El Gobierno lanzó en recientes semanas una amplia operación policial en la capital para buscar reducir los altos niveles de inseguridad personal, que semanalmente dejan decenas de muertos en toda la nación petrolera.


"No se puede aceptar que nos persigan a los nuestros y premien a los ricos," agregó la dirigente, acompañada de jóvenes con sus rostros cubiertos con pañuelos blancos y rojos, que luego del encuentro con los medios abandonaron el recinto.


Los oficialistas también condenaron la demanda de Exxon a Venezuela por la nacionalización de un proyecto petrolero que operaba en el país, y acusaron a Globovisión de fomentar la desestabilización.


Chávez ha desestimado que su "socialismo a la venezolana" tenga matices violentos y ha afirmado en varias oportunidades que su Gobierno promueve una "revolución del amor."

(Por Fabián Andrés Cambero, editado por Patricia Avila)

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal