jueves 13 de septiembre de 2007

La oposición volvió a la AN

Día a día
Martes 11 de Septiembre de 2007 | Tal Cual/2
----------------------------------------------------------

La oposición volvió a la AN
AD, MAS y PJ presentaron ante la Asamblea Nacional sus inquietudes sobre la
propuesta de reforma constitucional. Cilia Flores las calificó como “otro
modelo de país”

David Ludovic Jorge


Los dirigentes de los partidos Acción Democrática y Movimiento al Socialismo (MAS) coincidieron en denunciar que la propuesta de reforma constitucional altera los principios fundamentales de la Carta Magna aprobada en 1999, a pesar de que la Asamblea Nacional insiste en asegurar lo contrario, a la vez que lamentaron, en abierta coincidencia con los planteamientos del partido Podemos, la celeridad con la que se está llevando a cabo la discusión de la propuesta.

Para Julio Borges, líder de Primero Justicia, el otorgamiento de más poder al pueblo consiste en darle más derechos a la gente y, a su juicio, uno de los derechos que hay que dar es la posibilidad de que los venezolanos decidan tema por tema respecto a la propuesta.

“A nadie le puedes preguntar 33 cosas diferentes y pretender que respondas sí o no a las 33”, asegura.

Borges presentó un documento en el que dio a conocer a la Comisión Mixta los vacíos que encuentra en proyecto presentado por Chávez, y aseguró que la reforma constitucional estará “chucuta” si no se le incluyen elementos como la democratización de la propiedad y del petróleo, “para que se traduzca en un sistema de seguridad social para todos por igual”. La propuesta de Primero Justicia también rechazó el desmantelamiento de la descentralización y la reelección vitalicia con un período de siete años “en los que cada día estará más lejos el hecho de que los venezolanos puedan recibir cuenta de su propio presidente.

AD:
SIN CONTRAPROPUESTA, PERO CON ESPERANZAS

Según enfatizó su dirigente Henry Ramos Allup, Acción Democrática no presentó contrapropuestas a la reforma por considerar que “la Asamblea Nacional no va a discutir ningún proyecto alternativo” al planteado por el primer mandatario.

Por ello, el dirigente adeco explicó que durante su derecho de palabra presentó los “graves peligros” que AD encuentra en la propuesta de reforma constitucional. Entre ellos, destacó la mengua al poder regional de alcaldes y gobernadores y el “sello personal del Presidente” que pesa sobre la propuesta. “Es una reforma presentada como un traje a la medida, cuyo objetivo fundamental, la nuez de la reforma, es la reelección indefinida.

Una constitución no puede tener el sello personal de nadie, porque tiene que durar más que la persona del presidente”, sostuvo.

Ramos Allup también calificó de “calamitosa” el fin de la autonomía del Banco Central de Venezuela y lo que calificó de ambigüedad en la redacción de los artículos relacionados con la propiedad privada. Para discutir estos temas y otras cuestiones de fondo, el dirigente de la tolda blanca expresó su esperanza de volver a acudir a la comisión mixta o, incluso, a la plenaria parlamentaria, a fin de que su derecho de palabra no sea “simplemente un monólogo”.

MAS: ESTADO AL ESTILO SOVIÉTICO

Nicolás Sosa, dirigente del MAS fue el más enfático al rechazar la tendencia unicolor del proyecto de modificación y aseguró que la reforma lleva inevitablemente a “un régimen comunista sin mayores posibilidades” y a la creación de un “Estado paralelo atrasado al corte del viejo Estado de la Unión Soviética”.

Sosa también denunció que la reforma trastoca completamente la “estructuración principista” de la Constitución de 1999, a la vez que insistió en que los pocos derechos sociales mejorados en la propuesta pueden resolverse a través de leyes ya existentes o de decretos leyes.

FLORES: LUCHA DE MODELOS

A pesar de que la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores, aseguró que las propuestas de la oposición “fueron escuchadas con mucho respeto”, dejó entrever la imposibilidad de que sean incluidas, o incluso discutidas, en el seno de la Comisión Mixta. A juicio de la parlamentaria, los partidos de oposición presentaron un modelo de país distinto al planteado en la reforma. “Es un modelo que nosotros (los miembros del Parlamento) no compartimos. Es el modelo de la IV República, un modelo basado en el capitalismo, frente a nuestro modelo, basado en el socialismo”.

La diputada también aseguró que el presidente de la República, en su carácter de proponente de la reforma constitucional, tiene la posibilidad de modificar su propuesta según le parezca conveniente, incluso hasta “antes de la tercera discusión”, pautada para finales de octubre.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal