miércoles 29 de agosto de 2007

Reformar a la oposición

Ciertamente la actitud de la oposicón ha sido muy "light" frente a esta monstrousa reforma.

El Mundo / Martes / Caracas , 28 de Agosto de 2007
Reformar a la oposición

«Tuvieron ocho meses para actuar (la oposición), pero se durmieron en sus
laureles y les picó adelante el comandante, ahora después de gallo muerto
pretenden enredar el asunto. Unos se niegan a participar, otros luchan por
desagregar la votación »

HUMBERTO MÁRQUEZ


Aunque debo comenzar diciendo que esa gente no se reforma ni ella misma, lo único que hacen es deformar todo lo que les viene en gana porque no entienden, o no quieren entender que Venezuela cambió para siempre y que el pueblo venezolano está como Fuenteovejuna, todos a una y que ahora los pobres, tienen un loco sublime que decidió entregarles el poder. Ya es tarde para los opositores vitalicios, o se acomodan al bate o se van del juego, que nunca aprendieron a jugar y siguen botando la bola.

Tuvieron ocho meses para actuar, pero se durmieron en sus laureles y les picó adelante el comandante, ahora después de gallo muerto pretenden enredar el asunto. Unos se niegan a participar, otros luchan por desagregar la votación, los curas están arrepentidos por haberse ido de boca, hasta el punto que el Papa los mandó a parar y todos acuden al fracaso sin remedio.

Para la niña de las medias tobilleras y de los mocasines del Merici, María Corina Machado, que por cierto estaba perdida, después de darse tanto cabezazo histórico: "Una Constitución impuesta por un pequeño sector del país es una constitución que no dura mucho tiempo", o sea, ella se refiere al pequeño sector que les ha ganado más elecciones que todas las de la cuarta juntas.

La bella Aymara Lorenzo insiste en el cuento de la Guardia Nacional, aunque el comandante ya desistió de cambiarle el nombre, a lo mejor no es culpa de ella, porque su reportaje fue realizado antes de la rectificación, pero Alberto Federico no aguantó las ganas de joder. Antonio Sánchez García, no tiene prurito para decir que una sencilla reunión de algunas horas le ha bastado a la Asamblea para aprobar en primera discusión, la propuesta constitucional, cuando en realidad se recibió y se le aceptó para su discusión. Para no hablar de las ridiculeces históricas de Germán Carrera Damas, tanto en prensa como en TV, como la de rivalizar con otro escuálido,porque uno era de Cambridge y el otro era de Oxford. ¡Joder! El venerable
anciano Luis Miquilena, en lamentable aparición de muerto insepulto, mascando el agua y escupiendo sin querer los micrófonos, con una vocecita gangosa como Caldera en sus últimas apariciones, hablando de la demagogia que siempre lo caracterizó, en la cuarta república, y en la quinta misma.

Pero hay que tener bolas para venir a hablar de corrupción cuando todo el mundo supo de sus guisos con seguros y hasta el negocito de la impresión de la bicha azul. Por supuesto, fue motivo de reseña del coro de opinadores de la derecha, Simón Alberto Consalvi, el camarada canciller, o la espada culta del régimen, como le decíamos, la perijanera Milagros Socorro y un Emeterio Gómez justificando las corruptelas del Don.

El otro fue Roberto Giusti, cuestionando por violento al Presidente en su entrevista de ayer y cerrar su espacio con esta perla: "Entonces salimos a matar gente". Pero donde se sube la gata a la batea, es cuando Hermann Escarrá dice que "a los venezolanos sólo les queda como escenario la insurrección", frente a la reforma. De verdad que no quiero ser irónico por respeto a su persona, pero no puedo dejar de pensar en este gordito bien vestido, que se echa un frasco de Jean Marie Farina antes de salir a sus ruedas de prensa, montado con un fusil en una columna guerrillera insólita con Ramos Allup, Teodoro, Cabeza `e motor, Roberto Lückert, el abuelo de los Monster y Ángela Zago, en el cerro Ávila, por el camino de los viejitos en Sabas Nieves... Como decía mi abuela: No me queda nada más que ver.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal