viernes 29 de mayo de 2009

Venezuela hacia la destruccion

Sabemos que Venezuela va a la destruccion con Hugo Chavez, y sabemos que el poder esta en el pueblo. Recuperemos nuestra democracia, nuestros valores, etc.
No es el momento de tener miedo!!!!! Con miedo no saldremos de Hugo Chavez.
vdebate reporter
Opinión
Charito Rojas
Notitarde / ND

Luchar para Vivir

"Si te arrastras como gusano, pierdes el derecho a protestar cuando te aplasten." José Ingenieros (Giuseppe Ingegneri), 1877-1925. Médico, psiquiatra, psicólogo, farmacéutico, escritor, docente, filósofo y sociólogo ítalo-argentino.

El toque de m- ya está alcanzando a quienes se creían a salvo. Por fin están entendiendo que el asunto es contra todos nosotros, que se trata de despojar a los ciudadanos no sólo de sus posesiones, sino también de su dignidad, para poner al país de rodillas ante un dictador que decidirá nuestras vidas.

Porque todas estas leyes aprobadas por los gusanos que se arrastran en el Capitolio, bendecidas por los que reptan en la Magistratura, aplaudidas por los inmorales del Poder Moral y lisonjeadas por bellacos que venden su libertad y la nuestra a cambio de vil metal, tienen un solo fin: construir barrote a barrote la celda donde vamos a estar todos (oigan bien, rojitos) TODOS los venezolanos, si todos (oigan bien) TODOS no nos ponemos de acuerdo para frenar esta dictadura comunista que avanza a pasos agigantados en Venezuela.

Han aprobado leyes para confiscar tierras, casas, industrias, al capricho de funcionarios que cumplen labor de esbirros, exterminando la propiedad privada. Decían los ingenuos que eso no iba a pasar, los loros repetidores decían que aquí sí hay propiedad privada. Hoy, ellos mismos ven con pánico como las puntadas de caspa con que amanece su Jefe determinan el número de empresas que serán confiscadas. Están aterrados porque saben ya lo que es caer en desgracia, se acuerdan todos los días de Baduel. Saben, porque ellos mismo han sido perseguidores, lo que es la persecución a la disidencia, lo que es la venganza del amo, el odio contra quienes se atreven a enfrentarlo o tan siquiera, contradecirlo. Y estos ladronzuelos tienen mucho que perder.

Han aprobado y van a aprobar leyes que decidirán por nosotros la educación de los hijos, el tamaño de los hogares, cuantas personas pueden vivir en esos espacios, cuantas casas o carros se pueden tener, la carrera que los jóvenes deben estudiar, el uso que le daremos al dinero, las horas de ideologización obligatoria para los trabajadores. Luego vendrá la estocada final a los bancos. Ya el régimen, con la compra del Banco de Venezuela, es el mayor banquero del país, también es el mayor latifundista, el mayor propietario de medios de comunicación. Todo el poder para Chávez, así se llama la obra.

Pero todavía tiene apoyo, el de los pendejos que no se han dado cuenta que también caerán bajo la bota. A estos los clasificamos así: a) pendejos que se creen vivos porque están haciendo negocio, ganando o robando cifras que jamás hubieran obtenido honestamente y por mérito propio. b) pendejos de verdad verdad, que creen de buena fe que esto es una revolución donde el pueblo va a ganar. c) pendejos por ignorancia o necesidad, que siguen el carro de la abundancia del cual caen las sobras que ellos recogen, agradecidos del felón. d) pendejos indiferentes que creen que a ellos no les va a pasar nada, que pueden seguir viviendo en su metro cuadrado indefinidamente. Por último están los pendejos criminales: esos funcionarios que hacen el coro, que se rodean de militares más pendejos que ellos a hacer el ejercicio de cobardía de insultar, difamar y amenazar a ciudadanos cuyo delito principal es no ser pendejos y darse cuenta (además, se atreven a decirlo) que esto va derechito a una reedición criolla de la dictadura comunista de Fidel Castro.

Ese ha sido el delito de los exiliados, de los presos políticos, de los líderes de oposición perseguidos, de los productores acosados. De RCTV, de Globovisión, de medios y de periodistas que ofrecen al venezolano la información necesaria para que se una a la lucha por defender esta democracia que, con todos los defectos del pasado, nos ofreció un presente y un futuro inmensamente superior al que nos ofrece este régimen que además de inepto, ha mentido desde el principio a los venezolanos. Hugo Chávez era marxista leninista desde antes de ir a la Academia Militar, engañó a sus superiores (o éstos se hicieron los locos con él), se lanzó a un golpe de estado como corresponde a alguien que no cree en elecciones ni en democracia; no apreció el perdón que le daba el sistema y engañó al país con su propuesta de cambio político, de erradicación de la corrupción, de la pobreza y del clientelismo partidista.

En diez años ha ido radicalizándose hacia una autocracia de izquierda radical, irrespetuosa de la voluntad de los venezolanos expresada en las urnas, destructora de las instituciones democráticas y de la separación de poderes.

¿Quién hubiera votado por el Hugo Chávez de hoy, hace diez años?¿Cuantos productores del campo, industriales, banqueros, periodistas, profesores, sindicalistas, clase media, habría seguido a este líder que se cree un ungido con permiso de Simón Bolívar para abusar del poder. Sólo a los muy fanáticos, por ende incapaces de raciocinio, puede caer bien que nos amenace burlonamente con "regalarnos" un Aló Presidente durante cuatro días seguidos para celebrar el décimo aniversario de su bodrio radiotelevisivo.

La emigración de las filas oficialistas se viene dando desde hace años: a medida que entienden el abismo inmundo por donde se quiere echar al país, se van alejando del entorno cloacal. No hay sino que ver la "calidad humana" de quienes se quedan para entender que este es un proceso de depuración política, donde el espíritu democrático está avivándose para dar a muchos el valor de abandonar las filas rojas. Aunque tengan motivos ciertamente personales, como los del PPT y el Partido Comunista, hasta ahora expertos limpiabotas, alarmados porque la nueva Ley Electoral los va a dejar como a las minorías: fuera del parlamento y de todas las instancias electorales. El régimen arregla esa Ley a su conveniencia para poseer el 100% de las focas.

Hoy, 27 de mayo se cumplen dos años del cierre salvaje de RCTV. Quien a estas alturas diga que no le renovaron la concesión, aúna en su cerebro todas las categorías de pendejo. Le robaron (eso en la ley vigente no tiene otro nombre) sus equipos, antenas, casetas, transmisores, torres. Trataron de arrebatarle un capital de trabajo y afectos acumulados durante 53 años. Pero lo único que consiguieron fue afianzar a RCTV en el ánimo popular, convertir al canal en un símbolo de resistencia, que ha sobrevivido la adversidad de pasar a ser el primer canal nacional a ser un canal de cable. El prodigioso aumento en la suscripción habló claro de quien gana esta batalla: RCTV en cable tiene más audiencia que los invasores de su señal en el canal 2.

La justicia está más ciega y sordomuda que nunca, pero afortunadamente los venezolanos no. Ahora la amenaza de cierre es contra Globovisión, el canal 100% noticias, la única ventana al "reality show" venezolano en señal abierta nacional. Cuidado: ni Venezuela ni sus ciudadanos son los mismos de hace dos años. Burlados en su voto, atropellados por los brazos ejecutores de Indepabis, Seniat, Inti, con decenas de grandes empresas cerradas, contratos colectivos incumplidos, Pdvsa en crisis y una opinión pública interna y externa cada vez más clara en el talante dictatorial del régimen chavista, cerrar Globovisión podría ser letal. Porque como se dieron cuenta demasiado tarde los radicales de la Revolución Francesa, "hay cabezas tan pesadas que no conviene cortar porque podrían resquebrajar el patíbulo".

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal