domingo 21 de octubre de 2007

El infierno venezolano - El desabastecimiento venezolano

Hasta cuando los venezolanos nos calamos a este loco? Otra raya mas pal' tigre....

El infierno venezolano
Luis Vicente León
El desabastecimiento tiene que ver con drama interno. Leche hay en Madrid, Lima, Miami... El desabastecimiento alimentario es un problema estructural, que requiere un trabajo conjunto entre el Gobierno y el sector privado, sin colorantes políticos o ideológicos, como maduramente exige el 69% de la población.
La escasez promedio de productos regulados se ha ubicado entre el 20% y 25%, lo cual triplica el nivel de desabastecimiento histórico local, llegando a casos extremos de la leche y el azúcar, donde las fallas superan el 70% y el50%, respectivamente. Este es un problema multifactorial. Para comenzar, existen presiones deabastecimiento a nivel mundial en algunos rubros clave. La demanda de algunos países en desarrollo (China, India, Brasil), ha puesto candela sobre el mercado de alimentos.
Los chinos comenzaron a beber leche y no hay vacas en el mundo que resistan miedo litro adicional de demanda per cápita, proveniente de más de mil millones de personas. Por su parte, los buques más importantes de transporte se han reorientado hacia el Asia, donde están dispuestos a pagar más, haciendo más inflexible el negocio del transporte hacia nuestros países.
Para completar, hay una reorientación de cultivos en los grandes productores, debido al incremento del precio del petróleo: vg. Canadá sustituye trigo y avena por maíz y caña para el etanol.
¿Esto quiere decir que el desabastecimiento no tiene nada que ver con nuestro rollo interno? Pues no. Si así lo fuera, también faltaría leche en los Publix de Miami o en el Corte Inglés de Madrid, donde usted consigue hoy la leche que quiera y en la marca que desee, a pesar de los chinos. Y si leparece que es injusto compararnos con los países ricos, le cuento que las neveras están full en los supermercados de Lima y de Río de Janeiro, donde me encuentro ahora, tratando de contrabandear tres litros de descremada pa´los morochos.
Entonces, ¿qué hace la diferencia? En nuestro país, frente a un aumento significativo de la demanda, se decidió, insólitamente, aplicar un modelo de restricción de oferta, caracterizado por controles de precio, restricción de divisas, burocracia estatal y amenazas discursivas y legales en contra del sector empresarial.
Un coctel Molotov para el abastecimiento. Algunos productos tienen hasta 38 meses con precios congelados, en un país que presenta la inflación más alta de Latinoamérica.
Esto genera distorsiones paralizantes y amenaza mercados como el del trigo, donde su precio internacional es de 1,9 BsF/Kg, mientras que el precio regulado de la pasta, hecha con ese trigo, es de 1,74 BsF/Kg.
¿Burda de lógico, no? Por su parte, las importaciones de alimentos están sometidas, al menos, a 7 tipos de permisos distintos (Milco, Agricultura, Trabajo, Seguro Social, INCE, Conavi y Cadivi). Cuando finalmente les dan el último certificado, se les venció el primero y cuando Dios los ayuda y tienen todos vigentes, entonces el proveedor ya no tiene mercancía o prefiere despachársela a un empresario chileno que tiene cero rollo para importar y sin restricciones de pago.
El Gobierno siempre reacciona al final, cuando la gente se emberraca, y entrega licencias a diestra y siniestra, tratando de llenar los anaqueles para diciembre. Pero el tema no se resuelve a dolarazos. Cuando todos salen a comprar a la vez, sin planificación previa, se enfrentan a proveedores con pocos productos y con demandas simultáneas de todos los importadores locales, por lo que, obviamente, suben los precios de las mercancías. Resultado final: muchos no usan las licencias porque perderían dinero al vender a precio regulado y los que logran hacer el negocio o necesitan, como sea, mantener productos en el anaquel, colapsan los sistemas de transporte y los puertos.
Esto me recuerda el chiste del infierno venezolano: cuando hay popo, no hay paila y cuando hay paila ¿ no hay popo.
lvleon@cantv.net

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal