jueves 11 de marzo de 2010

Revolucion de museo - Elizabeth Fuentes

TalCual.Vamos a dale - Revolución de museo - Elizabeth Fuentes . (acerca del museo de la revolución)

"Me encantaría disfrutar también (en ese Museo) del video aquel donde el ministro Giordani llora porque después de diez años en el poder, vio finalmente un tractor sembrando arroz en una hacienda expropiada. O la figura disecada (o en vivo, es lo mismo) de José Vicente sentado sobre la torre de documentos que evidencian la corruptela que imperó en el municipio Sucre durante el mandato de su hijo y de toda la familia de su nuera..."

Revolución de museo
VAMOS A DALE - Elizabeth Fuentes


En algún minuto de lucidez, un jalabolas chavista propuso hacer un Museo de la Revolución nada menos que en el edificio La Francia. O sea, donde estaba el oro parejo. Y digo lo de la lucidez no por la obvia referencia a la conexión del tipo "donde hay billete hay revolución" que pudiera ser su eslogan, sino porque al fin alguien entendió que ellos pertenecen al pasado, no solamente porque llevan un bojote de años montados en el poder, sino porque en el terreno de las ideas tienen, como mínimo, dos siglos de atraso.

La propuesta ­que más bien parece salida de cualquier editorial de Laureano Márquez­ nos pone bombita la joda en consecuencia, porque si a ver vamos, ¿qué puede contener un museo que pretenda mostrar a las generaciones por venir qué cipote fue lo que hizo esta gente, ah?
Yo diría que en la Sala de Logros pudieran lucirse los gallineros verticales, la siembra de hortalizas en la avenida Bolívar, el cheque enorme de la venta de los aviones de Pdvsa (porque se iban a acabar las colitas a los poderosos) y, obviamente, todos los proyectos de inversión postergados y presentados año tras año para rehabilitar las unidades termoeléctricas e impedir las fallas futuras en la generación de energía que, once años después, están acabando con medio país. Y ni hablar de las maquinitas electorales compradas a Smarmatic, justo al lado del voucher de invitacion al hotel de mil dólares la noche que esa empresa pagó al entonces presidente del CNE, Jorge Rodríguez, vaya usted a saber por qué.

Mas allaíta podríamos ver una intervención del creador venezolano José Antonio Hernández-Diez, la cual consistiría en una montaña gigantesca de zapatos construida con los que pertenecieron a las más de cien mil personas asesinadas por la delincuencia en estos once años, crímenes que han crecido, reproducido y se han profesionalizado gracias a la anuencia de un gobierno malandro.

Me encantaría disfrutar también del video aquel donde el ministro Giordani llora porque después de diez años en el poder, vio finalmente un tractor sembrando arroz en una hacienda expropiada. O la figura disecada (o en vivo, es lo mismo) de José Vicente sentado sobre la torre de documentos que evidencian la corruptela que imperó en el municipio Sucre durante el mandato de su hijo y de toda la familia de su nuera, quienes vieron multiplicados por 500 sus ingresos gracias a los contraticos otorgados por el alcalde Rangel Ávalos. No podría faltar una reproducción del maletín de Antonini Wilson, así como gigantografías de las plantas eléctricas que le regalamos a Cuba, las patrullas que le donamos a Bolivia o lo bonitas que están las carreteras en Nicaragua gracias a los dólares que le regalamos al beodo de Daniel Ortega.

Y por supuesto, en la sección audiovisual, podríamos reproducir la actual propaganda oficial donde, con voces como de orgasmo, nos invitan a ahorrar energía porque el acabose que estamos viviendo ahora resulta que es culpa de nosotros que no queremos al planeta y bolserías semejantes, mientras al lado escuchamos al Comandante de la Década Perdida, insultando al país durante cuatro horas de luz eléctrica desperdiciada.

Lo que sí me niego a imaginar es que en ese Museo de la Gran Nada aparezca ni siquiera la sombra de La Guachafita, la casa en Caruao arrebatada a Tony y Ana Carlota Quintero por quienes llevan once años recibiendo clases de odio y dan por sentado que invadir la tranquilidad de dos señores que hasta ayer eran sus amigos, forma parte de una gesta heroica aplaudida desde Miraflores. Y lo aseguro porque La Guachafita no estará por siempre en su epopeya miserable ni se quedará en las manos de quienes hoy apoyan a ese otro tipo de delincuentes que, desde sus mansiones y sus cuentas mal habidas, se hacen los locos frente al desmadre general que le han causado al país. Como le escuché decir al economista José Guerra en estos días, voy a comenzar a militar en el grupo de No Me la Calo: ni los abusos, ni las colas de racionamiento, ni la oscurana, ni su ejército de incompetentes. Ya nos veremos, más temprano que tarde, celebrando en La Guachafita la fuga general de las ratas del barco.

Etiquetas: , , , , , , ,

domingo 24 de febrero de 2008

Chávez enfrenta desafío aún en sus propias filas‏

Chávez enfrenta desafío aún en sus propias filas
SIMON ROMERO
The New York Times


EL PRESIDENTE de Venezuela, Hugo Chávez, durante una de sus acostumbradas alocuciones por radio y televisión. A medida que su gobierno se muestra incapaz de dar respuesta a las urgencias de la población su base se reduce entre los más pobres.

Estos deberían ser los mejores tiempos para Venezuela, que cuenta con la bendición de las mayores reservas convencionales de petróleo fuera del Medio Oriente y precios del crudo cerca de niveles históricos. Sin embargo, los problemas económicos y sociales de este país se han vuelto tan agudos durante estos últimos tiempos que el presidente Hugo Chávez está enfrentando una insólita embestida de críticas, incluso de sus propios partidarios, con respecto a su administración del país.
En un extraño giro de 180 grados, son los opositores de Chávez quienes al parecer tienen los vientos políticos a su favor, a medida que revierten políticas de abstencionismo y preparan a decenas de candidatos para elecciones regionales de importancia crucial. Chávez, quizás por primera vez desde una votación de anulación en el2004, está cada vez más a la defensiva, a medida que sus esfuerzos por llevar a Venezuela al socialismo no logran abordar una creciente lista de preocupaciones, como la violencia callejera y la escasez de productos de la canasta básica.
Si bien Chávez sigue siendo la figura política de mayor poder en Venezuela, lo que otrora era su autoridad incuestionable está mostrando algunas grietas. Lo que era impensable hace unos cuantos meses: en enero empezaron a surgir letreros en la capital con la leyenda ''Diosdado Presidente'', expresión de apoyo hacia una posible postulación a la presidencia por parte de Diosdado Cabello, partidario de Chávez y gobernador del populoso estado de Miranda.

Brotes de dengue y del mal de Chagas han alarmado a familias que viven en el corazón de esta ciudad. Los temores de una devaluación de la nueva divisa, llamada ''bolívar fuerte'', están motivando la salida del capital. Si bien la economía pudiera registrar un crecimiento de 6 por ciento este año, impulsada por los altos precios del crudo, la producción en yacimientos petrolíferos controlados por la empresa nacional del petróleo, Petróleos de Venezuela, S.A., ha declinado. La inflación se disparó en 3 por ciento en enero, su máximo nivel mensual en una década.
De hecho, algunos economistas ven una desarticulación económica consumiéndose a fuego lento, en un país rebosante de ingresos del petróleo. Pero, a medida que Chávez se embarca en su décimo año en el poder, cada vez está siendo más difícil que él culpe a los gobiernos anteriores por los males.

Esto es particularmente evidente en áreas pobres, en las cuales los electores no acudieron a darle su respaldo al presidente en un referendo en diciembre sobre una reorganización constitucional, la cual habría incrementado enormemente sus poderes. Es una punzante derrota de la cual Chávez aún no se recupera.

''No puedo encontrar frijol, arroz, café o leche'', dijo Mirna de Campos, de 56 años, asistenta de enfermera que vive en el pobrísimo distrito de Los Teques, en las inmediaciones de Caracas. ``Lo que se puede encontrar es whisky, y mucho''.
El contraste entre retórica revolucionaria y el consumo de artículos de lujo importados por parte de una nueva élite alineada con el gobierno de Chávez, conocida como la ''burguesía bolivariana'', ha dado paso a cuestionamientos mayores de las prioridades de su movimiento político.

''Si bien la revolución de Chávez se ha estancado, puede avanzar si él es capaz de resolver algunos problemas'', comentó Daniel Hellinger, politólogo de la Universidad Webster en San Luis, quien sigue de cerca a Venezuela. ``Yo no le envidio el desafío de intentar volver más efectivo el gobierno del país en las vidas cotidianas del pueblo''.

Chávez puso de relieve el desafío tras su primera derrota en las urnas, cuando se pronunció por un año de ''revisión, rectificación y relanzamiento''. Emitió un decreto de amnistía para opositores políticos que habían estado acusados de respaldar un breve golpe de estado en el 2002 y dio un sacudón a su gabinete, reemplazando a su vicepresidente y ministros a cargo de la economía y del combate contra la delincuencia.

Pero, por cada pequeño cambio en la política o por cada estadística favorable por parte del gobierno, Chávez ha generado mayor ansiedad al intensificar sus amenazas relativas a una expansión del control del estado sobre la economía y la sociedad. Por ejemplo, Chávez advirtió que nacionalizaría grandes distribuidores de alimentos sorprendidos encareciendo productos.

Pedro E. Pinate, consultor agrícola en la ciudad de Maracay, dijo: ``Nosotros vivimos en dos países. uno habitado por funcionarios que piensan que pueden alterar la realidad mediante el envío de soldados para intimidar a la ciudadanía. Y otro en el cual el resto de nosotros vivimos con el temor de ser asesinados o secuestrados o que nuestros negocios sean incautados''.

Este temor se refleja en una estadística cuya publicación es ilegal en Venezuela: el valor del bolívar fuerte en el mercado negro, puesto en circulación al comienzo del año para reemplazar al viejo bolívar. Su valor ronda en aproximadamente 5.2 contra el dólar, a decir de cambistas de divisas en la localidad, lo cual equivale a más del doble del tipo de cambio oficial, de 2.15.

Para otros problemas internos, el enfoque de Chávez ha sido igualmente errático. Tras el reciente brote de fiebre del dengue, que llegó incluso hasta su gabinete, infectando al ministro de Cultura, Francisco Sesto, el presidente no reorganizó el sistema de salud pública. En su lugar, se pronunció por una investigación de alegatos en el sentido de que la enfermedad pudiera haber sido alterada, convirtiéndola en una variedad más virulenta, como parte de un ataque en contra de Venezuela por parte de enemigos no identificados.

Los enemigos de Venezuela muy rara vez han sido tan amenazantes como en semanas recientes, según Chávez, quien ha elevado una discusión política con el presidente colombiano, Alvaro Uribe, al grado de movilizar tropas a lo largo de los 2,080 kilómetros de frontera en común.

El mes pasado, Chávez alegó que militares de Colombia estaban conspirando con militares estadounidenses en Bogotá para matarlo. Con esta fueron 25 veces las que el gobierno de Venezuela ha dicho que Chávez era blanco de asesinato desde el 2002, de acuerdo con la información del diario capitalino Tal Cual.

A medida que estas complicaciones internas y económicas se van acumulando, Chávez enfrenta una nueva prueba este año con elecciones estatales y municipales, así como con una opinión revigorizada produciendo candidatos a lo largo del país. Chávez podría terminar perdiendo cierta autoridad si sus opositores ganan tan sólo un puñado de estados o ciudades, casi todas las cuales están actualmente bajo el control de sus partidarios.

Incluso más impredecible es la dinámica dentro del propio movimiento del presidente, con algunas candidaturas insurgentes clamando un desafío al statu quo.''El chavismo es más vulnerable en los ámbitos local y estatal'', dijo Steve Ellner, politólogo en la Universidad de Oriente, en el este de Venezuela. ``Eso abre grandes oportunidades para que la opinión merme el poder y la influencia de Chávez, empezando con grandes triunfos en las elecciones a efectuar al final de este año''.

Etiquetas: ,

miércoles 5 de diciembre de 2007

Peligro mortal para Bolivia y Cuba

Heinz Dieterich es uno de los consejeros izquierdistas inteligente. Coloco este articulo porque estos son los consejos que le da a Chavez. Tenemos que saber como piensa la izquierda inteligente, para estar preparados.
vdebate reporter
Heinz Dieterich: peligro mortal para Bolivia y Cuba
Heinz Dieterich, uno de los ideólogos del Presidente Chávez, Después de los resultados del referendo sobre la reforma constitucional: Derrota estratégica en Venezuela; peligro mortal para Bolivia y CubaPor: Heinz Dieterich 03 de diciembre de 2007
Aporrea
1. Posible fin de los gobiernos en Bolivia, Venezuela y Cuba, entre 2008 y 2010
El Presidente Chávez ha sufrido una derrota estratégica en el referendo constitucional, que junto con la derrota estratégica del gobierno de Evo en Bolivia y la cada vez más precaria situación en Cuba, constituyen un panorama extremadamente grave para las fuerzas progresistas de América Latina. Es posible que los gobiernos de Hugo Chávez y de Evo Morales no sobrevivan los embates de la reacción en el año 2008 y que el modelo cubano se agote en el 2009-2010, si no se toman medidas realistas de inmediato.
Es un momento difícil y doloroso para iniciar un análisis frío de la derrota, pero no es posible posponerlo, por dos razones.
Esta es una guerra, y en toda guerra la derrota y confusión del enemigo es el momento idóneo para liquidarlo con un golpe decisivo.
De la misma manera, la innecesaria y evitable derrota en Venezuela es el producto del triunfalismo, del voluntarismo y de la falta de debate crítico dentro y fuera del proceso. La única manera de salvar el proceso ahora es la crítica racional de las causas del descalabro y la comprensión realista de las opciones de triunfo que quedan.
2. El sistema de conducción oficial: razón principal de la derrota
2.1 La Asamblea Nacional
La causa principal de la derrota en Venezuela es el sistema vertical de conducción del proceso bolivariano. Esto es evidente en sus tres instancias formales, en las cuales el Presidente no tiene contrapeso alguno: el parlamento, el gabinete y el partido.
El parlamento (Asamblea Nacional) es, esencialmente una caja de resonancia de la voluntad presidencial donde los diputados, controlados por tres “capataces”, dicen “sí” a todo lo que él plantea, aunque sea inviable.
La responsabilidad de esta situación reside en parte considerable en los diputados oficialistas, que no quieren perder sus prebendas.
2.2 El Partido y el Gabinete
Lo mismo sucede en el partido de Estado (V República, hoy PSUV) y en el gabinete. La relación del Presidente con los ministros del gabinete es bilateral, no colectiva. No asiste a las reuniones del gabinete, donde, en consecuencia, las fracciones más poderosas de la Nueva Clase Política (NCP) se las arreglan entre sí, dentro de los lineamientos generales del Presidente y bajo su poder de veto.
La fracción dominante de la Nueva Clase Política ---cuyos tentáculos van del control del aeropuerto de Caracas vía las influencias en los servicios de inteligencia, en la Cancillería y en los nombramientos de los generales de las FAN, hasta fuertes activos económicos--- es la que encabeza el gobernador del estado Miranda, Diosdado Cabello.
El sistema presidencial de dominación del gabinete, que se basa en la sustitución de la negociación en bloque por la negociación bilateral, y el reconocimiento de su poder de veto, se fundamentaba en dos elementos: el oportunismo material y de poder de los ministros ---la Venezuela bolivariana es, probablemente, la única democracia burguesa, donde nunca ha renunciado un ministro--- y la conciencia compartida, de que la única garantía del poder era la popularidad del Presidente.
Al menos la segunda premisa está ahora en tela de juicio. La ventaja de este sistema para el Presidente era la discrecionalidad del poder y una cierta distancia de los casos de corrupción, ineptitud de los ministros y falta de seriedad en los debates del gabinete. Estando ausente, nada de eso era responsabilidad directa suya. Sucedían cosas, como cuando un ministro de finanzas entró a la sesión y dijo: “Tengo tantos y tantos miles de millones de bolívares. Presenten sus propuestas. Están autorizadas de antemano.”
El precio político que pagó el Presidente por ese sistema de conducción fue la falta de información sobre la realidad, y el relleno del gabinete y de su entorno en Miraflores, de oportunistas de la NCP que, aunque muchas veces ineptos para los cargos escogidos, garantizaban el control burocrático del proceso, mas no la cercanía al pueblo.
Un anillo adicional que le filtra la realidad es el del sistema de Miraflores, donde, por ejemplo, los inspectores que él puede enviar para investigar un problema, pasan por el cuello de botella del Ministerio de la Presidencia. Algo semejante pasaba con los análisis de la “Sala situacional” del Palacio donde, además, pasaron por el control de unos jóvenes “asesores” extranjeros (españoles, franceses), sin experiencia ni nivel político, pero con muy sabrosos sueldos.
Esa situación cortesana se reprodujo a nivel internacional, generándose un circuito internacional de aplaudidores intelectuales individuales, alimentados con premios culturales absurdos de 150.000 y 100.000 dólares, y colectivos, como algunas páginas web de izquierda, que suprimen o marginan todo debate crítico sobre el desarrollo de los procesos progresistas en Venezuela, Cuba y Bolivia.
3. Las señales de advertencia: los idus de marzo
El producto que se le pretendía “vender” a la ciudadanía, la reforma constitucional, era deficiente; de hecho, tan deficiente que solo se logró convencer a una cuarta parte del electorado. Había cláusulas tácticas absurdas, como la ampliación del período presidencial de seis a siete años; elementos económicamente inviables como la jornada de seis horas y propuestas estructurales, como la refundación del Estado sobre consejos comunales, cuya implementación presuponía la existencia de una dictadura revolucionaria en Venezuela, para la cual no hay condición alguna.
En toda la historia latinoamericana solo ha habido dos dictaduras revolucionarias: la cubana, desde 1960 hasta mediados de los años setenta, y la del Dr. Gaspar Francia en el Paraguay del siglo pasado. La reforma constitucional era un producto del exceso de confianza del oficialismo que creía que con la popularidad del Presidente ---quien, inclusive en una fase crucial del proceso, se ausentó durante una semana del país---, y los fuertes aumentos salariales a médicos, maestros y otros sectores sociales, con abundantes aguinaldos, el regalo de la jornada de seis horas y el ambiente navideño, iba a pasar.
Con todo, las advertencias de un posible fracaso de esta innecesaria y arriesgada batalla, estaban a la vista: el proceso electoral de diciembre 2006, donde el Presidente, contra su propia proclamación, no consiguió 10 millones de votos, sino solo 7.3 millones; la incapacidad del poder presidencial de integrar a todas las fracciones de la coalición gubernamental en el nuevo partido oficial, el PSUV; la prolongada incapacidad del gobierno de convertir a Telesur en un poder televisivo real y, finalmente, la subestimación del costo político de una pérdida de la alianza con el General Baduel, que, a todas luces, era evitable.
4. Crisis de vida o muerte, en el 2008
La primera posibilidad institucional de que la derecha sustituya al gobierno del Presidente Chávez, se da en enero del 2010, a través del referendo revocatorio. Pero, Washington no esperará tanto tiempo. En la guerra se da la batalla decisiva cuando el enemigo está derrotado y en confusión. Es decir, Washington tratará de dar golpes decisivos a partir de este momento en los flancos débiles de la revolución nacionalista-desarrollista latinoamericana, para convertir la batalla ganada en una guerra ganada. El primer gobierno que caería en este escenario, es el de Evo en Bolivia, porque allá Washington ha logrado construir una situación muy cercana al jaque mate. En Venezuela, el detonante será, además de la subversión oligárquica-imperial, la crisis económica que golpeará con fuerza en el 2008, si el gobierno no toma medidas de urgencia de inmediato. El oficialismo ha convertido en tabú el debate macroeconómico. Sin embargo, cualquier economista puede inferir desde los equilibrios funcionales necesarios para la economía de mercado, dónde va a estallar el problema.
La inflación, ya de por sí alrededor del 18%, recibirá un nuevo auge con la inyección adicional de capacidad adquisitiva (liquidez) por el fin de año y requerirá después un enfriamiento considerable, que será aprovechado por la oposición. Los precios administrativos (definidos por el Estado) y regulaciones para los alimentos básicos, las divisas internacionales y el consumo interno de la energía, distorsionan cada vez más las relaciones de oferta y demanda y vuelven incontrolable a la economía, causando mercados negros, corrupción, burocracia y desabastecimientos. La idea de sustituir la inversión externa por la inversión del Estado, en lugar de controlarla, nace, al igual que las excesivas regulaciones e irreales precios administrativos de una sobreestimación del poder del Estado frente a las fuerzas del mercado.
La economía venezolana sigue siendo una economía de mercado capitalista y su superestructura sigue siendo la de una democracia burguesa, y esto determina las opciones reales que tiene la política económica de Miraflores. La voluntad del cambio revolucionario y el deseo de ayudar a los pobres, no logra contrarrestar esas realidades objetivas, tal como experimentaron Mao en el “gran salto adelante” y Fidel en la zafra de las 10 millones de toneladas. El voluntarismo tiene sus límites objetivos.
5. ¿Cómo evitar la destrucción del gobierno?
La derrota del referendo debilita sustancialmente el poder del Presidente en cuatro frentes de batalla:
a) ante la oposición interna;
b) dentro de los aparatos del oficialismo, donde los delfines de la Nueva Clase Política reorganizarán con urgencia sus escenarios del “Chavísmo sin Chávez”;
c) en la política internacional y,
d) en las Fuerzas Armadas.
Lo último es fundamental si tomamos en cuenta que hace tres meses hubo un conato de rebelión en un Comando Regional (CORE) de la Guardia Nacional. Para evitar que esta derrota se convierta en el Waterloo del Presidente, es imprescindible que renueva el sistema de conducción del bolivarianismo a nivel del partido, del Estado y del parlamento y que se construyan instancias que se atrevan a debatirle sus propuestas.
Estas instancias tienen que ser pluralistas, para ser funcionales, abarcando un amplio espectro político, desde el General Alberto Mueller Rojas, militar jacobino; el General Raúl Isaías Baduel, representante del centro político; los partidos y sindicatos obreros de la izquierda que están naciendo; el Socialismo científico del Siglo XXI y los movimientos sociales, entre otros sectores, que no sean fascistas.
Hugo Chávez es necesario para la continuación del proceso, pero sólo tendrá futuro, si se abre a instancias colectivas de conducción. Si no, destruirá el proceso que ha ayudado a construir, porque no solo es cierto, que “la Revolución devora a sus hijos”, sino también que los líderes revolucionarios, cuando se convierten en conductores unilaterales, “devoran a la Revolución”.
6. La previsibilidad de la política
En agosto del 2005 advertí sobre los peligros de la Nueva Clase Política para la revolución (“Venezuela: diez Tésis sobre la Nueva Clase Política”, http://www.aporrea.org/ideologia/a16272.html ), y en julio del 2006, sobre la previsible contraofensiva oligárquica-imperial: mientras los “cinco pilares de poder de la oligarquía: el económico, el militar, el eclesiástico, el mediático y el imperialismo estadounidense-europeo siguen intactos, la guerra no ha terminado. Y de hecho, una fuerte contraofensiva oligárquica-imperial puede esperarse a partir de 2008/9”.
Esa ofensiva contrarrevolucionaria ha llegado. Y las fuerzas de la liberación están mal preparadas para derrotarla. Es necesario un gran esfuerzo inmediato, para no perder la guerra.

Etiquetas: , , ,

sábado 13 de octubre de 2007

El Che Guevara, odio ciego

"Para enviar hombres frente al piquete de fusilamiento no es necesario obtener pruebas judiciales. Estos procedimientos son de características arcaicas y burgessas. ¡Esta es una revolución! Y un revolucionario ha de convertirse en una fría maquina de asesino motivado por puro odio. Debemos crear la pedagogía del Paredón”

Che Guevara ordena la ejecución del Coronel Rojas sin proceso judicial en 1959.

"Loco de furia, yo embadurnaré mi rifle rojo mientras asesino cualquier enemigo que cayere en mis manos, mis fosas nasales se dilatan mientras saboreo el acre olor de pólvora y de sangre. Con las muerte de mi enemigo me preparo para la pelea santa y me uno al proletariado triunfante con un grito bestial de Hurra”

Ernesto Che Guevara soñó en crear el “Nuevo Hombre” a cualquier costo. Durante la crisis de misiles, el estaba a favor de una guerra nuclear porque creía que un mundo mejor emergería de las cenizas, a pesar del costo de millones de vidas. Por asumir sentimientos Anti-Americanos y Pro Soviéticos recoge fracaso tras fracaso, ambos en Cuba como en otros países a donde fue a promover y diseminar la Revolución de Castro. Sin embargo, El Che se convirtió en un costo político para Castro muy alto ya que, este último despreciaba a Unión Soviética por haber pactado con USA (tu no te metes en mi patio, yo no me meto en el tuyo) tras la crisis de misiles en Cuba, por eso, Castro lo despide de Cuba y llega a Bolivia en momentos en que esa expedición a Bolivia es incómoda ante los ojos del socio de Castro, la Unión Soviética.

Ernesto "Che" Guevara tuvo todas las características de un dictador despiadado y opositor a la libertad. El fue creyente de que el fin justifica los medios y lo asumía religiosamente. Este ícono idealizado fue el que, como un moderno inquisidor, eliminó muchos de sus enemigos con un solo disparo de su pistola detrás de la cabeza. Y fue el responsable de autorizar estas palabras impresas en un manual entregado a los soldados que fueron a pelear en Angola: “Odio ciego en contra del enemigo crea un impulso de fuerza en el individuo que quiebra las fronteras de las limitaciones del ser humano, transformando al soldado en una fría máquina asesina, efectiva y selectiva. La gente sin odio no pueden triunfar en contra de un adversario”

Huber Matos cuenta que militarmente El Che estaba lejos de ser un gran estratega militar ya que, sus hazañas fueron exageradas y cuando perdía una acción militar, eran sus suboficiales, los responsables. No es difícil inferir que el genio político aquí fue Castro, que creó y utilizó la leyenda de El Che a su conveniencia y a su antojo político.

Tomado y traducido del libro sobre El Che Guevara escrito por Humberto Fontova

Etiquetas: , ,

lunes 8 de octubre de 2007

Che Guevara, apostol de la violencia

Vamos a colocar más información sobre lo que realmente fue el Che Guevara, un apóstol de la violencia, contrario a lo que fue Ghandi o Martin Luther King.Murió igual que como mató a otros, asesinado.
Guevara, apóstol de la violencia
Pedro Corzo
“No soy Cristo ni un filántropo, soy todo lo contrario de un Cristo”
Ché
No comprendemos cómo en un período histórico en el que la violencia se ha convertido en algo más que detestable existan "pacifistas" que elaboren apologías de Ernesto Guevara, un individuo que independientemente de doctrinas e ideologías fue uno de los teóricos más consecuentes que tuvo la violencia como práctica política en uno de las etapas mas convulsas de Nuestra América en el pasado siglo XX.
Su identificación con una de las personalidades más despiadadas de la historia moderna la hace notar en una carta que dirige desde Costa Rica a su tía Beatriz el 10 de diciembre de 1953. “En El Paso tuve la oportunidad de pasar por los dominios de la United Fruit convenciéndome una vez más de lo terrible que son esos pulpos capitalistas. He jurado ante una estampa del viejo y llorado camarada Stalin no descansar hasta ver aniquilados estos pulpos capitalistas.”
El individuo que algunos pretenden presentar como un ser justiciero y de profundo espíritu cristiano, le escribió una carta a su madre, el 15 de julio de 1956 desde una prisión mejicana, “No soy Cristo ni un filántropo, soy todo lo contrario de un Cristo. Lucho por las cosas en las que creo con todas las armas de que dispongo y trato de dejar muerto al otro para que no me claven en ninguna cruz o en ninguna otra cosa”.
Un ejemplo de su voluntad violenta y en cierto sentido sádica se aprecia en una carta que dirigió a su primera esposa Hilda Gadea, que se encontraba en Lima, Perú. Escribe el 28 de enero de 1957, “Querida vieja: Aquí en la selva cubana, vivo y sediento de sangre, escribo estas ardientes líneas inspiradas en Martí. Como un soldado de verdad, al menos estoy sucio y harapiento, escribo esta carta sobre un plato de hojalata, con un arma a mi lado y algo nuevo, un cigarro en la boca”.
Esta sed no demoró en saciarla. Según expone Anderson en su libro “Che”, varias fuentes cubanas le describieron como asesinó a Eutimio Guerra, un supuesto delator. Refiere Anderson, “El Che se adelantó para matar a Eutimio cuando resultó evidente que nadie tomaría la iniciativa. Esto al parecer incluye a Fidel, que tras la orden de matar a Eutimio sin indicar quien debía cumplirlo, se alejó para guarecerse de la lluvia.” Este crimen lo presenció el comandante del ejército rebelde Jaime Costa.
La disciplina que imponía entre sus hombres era inflexible y cruenta. Su falta de sensibilidad y misericordia se aprecia en un relato de su libro "Pasajes" en el que describe con orgullo cómo encontró moribundo a un combatiente rebelde que cumpliendo órdenes suyas fue desarmado a la primera línea del frente, en el enfrentamiento de la ciudad de Santa Clara, para adquirir un fusil, ya que le había castigado quitándole el suyo porque se había quedado dormido en una guardia.
Su conducta con los militares del antiguo régimen fue todavía más cruel y le llevó más allá de lo que cualquier jacobino pudiera considerar una justa justicia. En Santa Clara fue el responsable de los primeros fusilamientos sin juicios ya que simples denuncias podían llevar al inculpado a la muerte.
La Cabaña, su primer mando después del triunfo insurreccionad, fue el lugar donde más ex militares y colaboradores de la dictadura derrocada fueron ejecutados. Según la periodista Hart Phillips, de New York Times, unos "400 en los dos primeros meses"; y testimonios del periodista Tetlon del London Daily Telegraph "en ocasiones funcionaban cuatro tribunales simultáneamente, sin abogados ni testigos de descargos, llegando a juzgarse, contemplando la pena capital, hasta 80 personas en juicios colectivos". Relata que él (Guevara) ordenó personalmente, entre otras, la ejecución del teniente José Castaño Quevedo, cuyo único crimen fue ocupar la dirección del Buró para la Represión de Actividades Comunistas, BRAC, ya que en el proceso no se efectuaron demandas contra el teniente.
Como reseña interesante puede destacarse que en 1959, Guevara creó una fuerza subversiva en Bolivia a través del embajador cubano en La Paz, José Tabares del Real. Este esfuerzo desestabilizador se extendió hasta junio de 1961 y se desarro1ló contra el gobiemo democrático de un político de fuerte aval revolucionario, Heman Siles Suaso.
Más tarde intentó organizar una revolución en Argentina para la que se alió con elementos peronistas. Este brote abortó cuando las autoridades argentinas descubrieron dos escuelas de guerrilleros y detuvieron a un instructor militar cubano, José Ramón Alejandro. Posteriormente las autoridades bonaerenses presentaron documentos que mostraban que la Embajada de Cuba en Buenos Aires era un centro subversivo que dirigía Guevara desde La Habana. Años después, a través de Jorge Ricardo Masetti. fundador de Prensa Latina, organizó una fuerza guerrillera identificada como Ejército Guerrillero del Pueblo, que según algunos analistas incurrió en los errores tácticos que el "Che" repetiría, en Bolivia. Junto a Masetti, muerto en el Chaco argentino, el Che moriría en el Chaco boliviano, cayeron dos oficiales del ejército cubano que habían sido hombres de confianza de Guevara: Hermes Peña Torre y Raúl Dávila.
No cabe duda de que Ernesto Guevara poseía una inmerecida reputación en los aspectos teórico y práctico en la guerra de guerrillas que Castro no tenia. Fue uno de los propiciadores de la Conferencia Tricontinental de La Habana a principios de 1966, que sería, según sus planes, el vector para las Revoluciones que convulsionarían América, Asia y África.


Sus frecuentes y largos viajes por el extranjero en los que profería incendiarios discursos revolucionarios lo fueron convirtiendo en una especie de vocero de la Revolución Mundial y sus contactos directos con Ben Bella, Gamal Abdel Nasser, Sekou Toure, Josehf “Tito” Broz, Ahmed Sukarno y la cúpula del poder de la Republica Popular China y Viet Nam acrecentaban su prestigio de individuo comprometido con cambios políticos radicales.
Sin embargo este hombre que mataría y moriría por sus convicciones asume durante su juventud una conducta inexplicable. Nunca participó activamente contra los movimientos fascistas y anti judíos que existían en Argentina, ni tampoco se vinculó a los que combatían directamente la dictadura de Juan Domingo Perón.
A pesar de su condición de miembro de la Federación Universitaria de Buenos Aires, organismo dirigido por socialistas y comunistas, no hace vida militante ni se le conocen artículos o discursos en los que exponga sus opiniones sobre los problemas que enfrentaba su país en aquellos días. En una palabra, no se le conocen acciones en contra de los actos de fuerza del gobierno de Juan Domingo Perón.
En enero de 1965 Guevara visita la República del Congo, Brazzaville, y Ie ofrece colaboración a Massemba Debat en las guerrillas que éste esta creando en el Congo Kinshasa.Debat acepta, y a su regreso a Cuba informa a Fidel Castro, que considerando que era una manera de aumentar su protagonismo político y la hegemonía de la Revolución le facilita los medios y recursos para que la ya cruenta guerra africana se acentuara. Guevara parte con un contingente de 125 guerrilleros cubanos, perfectamente entrenados y mejor armados, todos veteranos de la lucha insurreccional contra el régimen de Fulgencio Batista.
Llegó a Kinshasa después de atravesar el lago Tanganica, seis meses más tarde, diciembre del 65 regresa a La Habana con el resto de su contingente. Decepcionado de las guerrillas congolesas. De todas sus fracasadas acciones bélicas la menos conocida es esta del Congo. En el país africano cometió errores tácticos y estratégicos que repetiría en Bolivia. Pero bien, para aseverar su apostolado de violencia reproduzcamos algunos de sus planteamientos:
A) Durante su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas el 11 de diciembre de 1964, expresó: “Nosotros tenemos que decir aqui lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte. Nosotros sabemos cual sería el resultado de una batalla perdida y también tienen que saber los gusanos cuál es el resultado de la batalla perdida hoy en Cuba.”
B) Táctica y Estrategia de la Revoluci6n Cubana. Revista Verde Olivo Prensa Latina 8-10-68. Distribuido por Prensa Latina, numero 3054. “El camino pacífico está eliminado y la violencia es inevitable. Para lograr regímenes socialistas habrán de correr ríos de sangre y debe continuarse a ruta de la liberación aunque sea a costa de millones de víctimas atómicas".
C) Crear dos, tres... muchos Viet Nam... es la consigna. Revista Tricontinental, 16-4-67, órgano de la Tricontinental de Solidaridad, OSPAAAL. "El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal. Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión; hacerla total. Hay que impedirle tener un minuto de tranquilidad, un minuto de sosiego fuera de sus cuarteles, y aún dentro de los mismos: atacarlo donde quiera que se encuentre; hacerlo sentir una fiera acosada por cada lugar que transite. Entonces su moral irá decayendo. Se hará más bestial todavía, pero se notarán los signos del decaimiento que asoma.

Fuentes.
Ernesto Che Guevara, Mito y Realidad. Enrique Ros.
Pasajes de la Guerra Revolucionaria. Ernesto Che Guevara.
Che. Jon Lee Anderson.
Documentos, cartas, discursos y ensayos de Ernesto Guevara.

Pedro Corzo, es periodista y presidente del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, que tiene en producción, con la dirección del cineasta Luis Guardia, un documental sobre Ernesto Guevara.
pcorzo@ocb.ibb.gov

Mas artículos del Che Guevara:
La tiranía del comunista Che Guevara: http://www.geocities.com/f_franco.geo/che.htm

Etiquetas: , , ,

miércoles 26 de septiembre de 2007

La realidad cubana

Los comunistas quieren a todo el mundo pobre, excepto ellos........ que triste....... y todavía hay algunos que creen en ellos........ una mayoría estúpida venezolana.
vdebate reporter
La realidad cubana
Publicado en el Diario El Comercio, Lima, Peru. 9/22/07
Por Daniel Córdova El Comercio, Lima
Vengo de pasar unos días en Cuba. Fui con la intención de hacer turismo y, de paso, observar cómo está el país en la víspera del inminente fallecimiento de Fidel Castro. La impresión fue tan fuerte que el turismo pasó a segundo plano.
Cuba es un país en ruinas. El hambre salta a los ojos. La población anda mal vestida. El transporte es un caos. Contrariamente a lo que se dice, el sistema de salud está colapsado. Y la educación perdió hace tiempo la brújula de correspondencia con lo que puede ser la necesidad social, amén de estar monitoreada por la ideología imperante y el culto a la personalidad del comandante. Lo que mejor funciona es el sistema represivo, el cual tolera el mercado negro --que les permite "resolver" a los cubanos con mayor contacto con el mundo exterior--, pero es implacable frente a cualquier intento de oposición política.
Para llegar a esas conclusiones no es necesario escarbar mucho. Basta pasear por La Habana --la ciudad menos pobre del país-- para constatar cómo vive la gente: en viviendas precarias divididas en cuantas partes sea posible, con familias apiñadas de generación en generación. Arreglar una habitación, según lo que vi, es una proeza. Y por lo general lo logran las privilegiadas "casas particulares", que pueden darse el lujo de alquilar un cuarto a turistas siempre y cuando le paguen US$300 mensuales al Estado para obtener esa "licencia". Porque en Cuba nadie es propietario de su vivienda. Todo es del Estado, es decir, del agonizante Fidel y de quienes sustentan su poder.
El hambre se observa en los mercados. La calidad de los productos es inferior a la de cualquier mercado de los alrededores de Lima. Cualquier mercado de Lima norte o sur es largamente superior al mercado de Vedado --el barrio más pudiente de La Habana--. Allá solo encontrará plátanos de calidad baja, yucas, arroz a granel, frijoles y carne de cerdo. Lo demás muy caro y en pesos convertibles. Los cubanos ganan, en promedio, 15 pesos convertibles o dólares al mes (300 pesos cubanos y lo que estos pueden comprar).
Cualquier peruano de lo que llamamos el sector C con sus US$300 de ingreso mensual tiene mayor y mejor poder adquisitivo que cualquier cubano promedio.
Pasada la impresión de observar un museo viviente del automóvil, uno se topa con las enormes colas para subir a un bus. Con la cultura del auto-stop convertida en norma. Con unos tráilers enormes adaptados a buses para que entren 500 personas apretadas. Como turista, uno puede darse el lujo de tomarse un mototaxi que le cobrará cuatro dólares por llevarlo al hotel. Mototaxi que, por supuesto, no es de su chofer.
Es del Estado, convertido en el explotador de ese chofer que en Lima cobraría más barato pero ganaría más.
El mito de la salud gratis de calidad se cae con tan solo conversar con un médico. Conocí a un dentista quien, no sin temor, me contó que tenía asignados 10.000 pacientes de dientes carcomidos. Trabaja más de ocho horas diarias. Gana US$20 al mes y no ve las horas de que lo envíen a Venezuela para poder salir de Cuba. Porque a los médicos, como a los educadores, no les dan visa de salida. Me contó que las colas en los hospitales, la escasez de ambulancias, de personal y de equipos, así como de medicinas, es asfixiante.
Algo que se agrava con la iniciativa de "cooperar" con Venezuela, Bolivia y los centros ALBA en países como el Perú, en el marco del proyecto de extender el socialismo en toda América Latina.
Por primera vez desde que soy adulto pasé, en Cuba, una semana sin la posibilidad de leer un diario. Porque ese boletín oficial de ocho páginas llamado "Granma" no es digno de ese nombre. Los cubanos no se enteran de nada de lo que pasa en Cuba misma y en el mundo. La Internet en casa está prohibida. Solo algunos tienen acceso limitado y controlado desde sus oficinas. Los cubanos se han acostumbrado a la censura y a tener en su cuadra a un policía civil que hurga en sus vidas privadas impunemente, bajo el título de defensor de la revolución. Porque antes de reclutarlo a uno en un trabajo, su eventual futuro jefe debe consultar con el comisario de la cuadra acerca de su comportamiento "revolucionario".
Peor de lo que imaginé Cuba, con sinceridad. Y pensar que muchos peruanos siguen siendo engañados por esa utopía socialista y autoritaria que, sin duda, nos volverá a tocar la puerta en el 2011.


Pablo

Etiquetas: , ,