miércoles 11 de julio de 2007

El agujero tabernero

VenEconomía Opina 10-07-2007
El agujero tabernero


El sector hotelero no se escapó del afán controlador del presidente Hugo Chávez.
Para lograr el control, el Gobierno ha creado instancias como el Ministerio de Turismo, el Instituto Autónomo Fondo Nacional de Promoción y Capacitación para la Participación Turística (Inatur) y la comercializadora de servicios turísticos del Estado, Venatur. Todos ellos, son organismos encargados de llevar adelante el Plan Nacional de Turismo a la medida del proyecto político de Chávez.
En esta política para el sector turístico es vital capturar para el Gobierno la mayor cantidad de instalaciones hoteleras. Para ello, el Gobierno viene aplicando desde hace varios años dos tipos de estrategias.
Por un lado, el Gobierno no ha renovado las concesiones hoteleras que se han ido venciendo, a fin de "retomar" la gerencia y administración de instalaciones que por años estaban en manos privadas. Entre ellos, resaltan el Hotel del Lago, el Hotel Meliá Puerto La Cruz (hoy, Gran Hotel Puerto La Cruz), el Hotel Anauco Hilton, que desde 2001 cuando pasó a manos del Estado se ha convertido en cobijo de la amplia delegación de técnicos y asesores cubanos instalada en el país. Más recientemente se apoderó del Hotel Caracas Hilton, el cual a partir de agosto de 2007 llevará el muy bolivariano nombre de Hotel Alba Caracas.
Si esto fuese un plan para promover realmente al turismo tan sólo se podría objetar que el Gobierno se esté convirtiendo en un operador hotelero, con la carga burocrática ineficiente e improductiva que ello representa, en vez de promover la inversión del sector privado nacional o internacional en el área.
Lamentablemente éste no es el plan bolivariano, y las intenciones del Gobierno van más allá de repetir la experiencia de la Conahotu en tiempos del dictador Marcos Pérez Jiménez.
El plan del Gobierno básicamente persigue privilegiar el llamado "turismo político", que no es más que traer visitantes para venderles el socialismo del siglo XXI, así como recibir al gigantesco contingente de representantes de los nuevos socios cubanos, iraníes, rusos, argentinos, brasileros, chinos o belirrusos, entre otros.
Así, cuando no existen concesiones por medio que rescindir, ha optado por otra estrategia: Copar a los hoteles, especialmente los de la ciudad capital.
Una serie de reportajes realizados por la periodista Mariela Hoyer Guerrero publicados por El Nacional, refleja la situación de unos 16 hoteles ocupados por funcionarios públicos nacionales e internacionales, así como hombres de "negocio" extranjeros que trabajan con el Gobierno. Éstos son los llamados "hoteles de la revolución". Uno de los más emblemáticos es el Hotel Crillón, donde se alojan los cerebros de Barrio Adentro.
La objeción a esta situación no es que la ocupación hotelera por los afectos a la revolución, desplace a venezolanos o a verdaderos inversionistas que visiten al país. La crítica está que en esta ocupación, el cliente (y el que paga la gran parte de la facturación) es el Gobierno, en vez de los huéspedes. O sea, con Chávez en el poder se ha creado otro gran agujero, ahora el tabernero, donde van a parar los recursos del petróleo, sin rendición de cuentas y sin retorno productivo para el país.

Etiquetas:

martes 26 de junio de 2007

FAJA Finalizan las negociaciones

EL NACIONAL - Martes 26 de Junio de 2007 NACION/7
FAJA Finalizan las negociaciones

Conoco y Exxon rehúsan firmar pacto.Una fuente cercana a ConocoPhilips dijo que la firma decidió retirarse de Venezuela. La disputa podría ir a un arbitraje

REUTERS EFE

----------------------------------------------------------
Hoy vence el plazo para que las compañías privadas de la Faja del Orinoco acuerden las condiciones de su participación en las nuevas empresas mixtas. Pocas horas antes de conocerse el resultado de las negociaciones entre Venezuela y sus socias transnacionales sobre la estatización de los proyectos de crudo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco, ConocoPhilips y ExxonMobil habrían rehusado firmar la propuesta del Gobierno.

La francesa Total, la británica BP, la estadounidense Chevron y la noruega Statoil sí refrendarán hoy el memorándum con el Ministerio de Energía para la nacionalización de los mejoradores valorados en 30 millardos de dólares,según una fuente gubernamental.

"Hasta este momento tenemos las firmas de Chevron, Statoil, Total y BP",dijo la fuente, que pidió el anonimato. Fuentes de la industria y del Gobierno habían dicho que las estadounidenses Exxon y Conoco rechazarían suscribir los acuerdos en el acto oficial para presentar el resultado de las conversaciones, programado inicialmente para ayer, pero que fue pospuesto para hoy.

"Exxon y Conoco están fuera", indicó un ejecutivo de una de las empresas involucradas, quien pidió no ser identificado. Anoche, una fuente cercana a ConocoPhillips manifestó que la firma decidió retirarse completamente de Venezuela, por lo que dejaría su participación en dos proyectos de la Faja, así como en el yacimiento Corocoro, en el golfo de Paria.Agregó que la disputa probablemente irá a un arbitraje.

Venezuela ha señalado en repetidas ocasiones a Conoco como la compañía que más reticencia ha mostrado ante el proceso de estatización, mientras que fuentes de la industria expresaron que también Exxon mantiene una línea dura en las conversaciones, especialmente en lo relacionado con la valoración de activos.

Fin del plazo.

Hoy vence el plazo para que las compañías privadas que participan en los convenios de la Faja Petrolífera del Orinoco acuerden los términos y condiciones de su posible participación en las nuevas empresas mixtas.

En caso de que Conoco y Exxon no accedan a última hora, el Estado podrá asumir el control de sus actividades y escoger a los socios minoritarios que las sustituirán. Conoco participa actualmente en cuatro de los siete convenios que están en la Faja.
Exxon opera en Cerro Negro y en el acuerdo de la exploración a riesgo y ganancias compartidas La Ceiba.

Advertencia.

El presidente de la República, Hugo Chávez, advirtió el viernes que algunas de las transnacionales se oponían a los términos de estatización propuestos por el Gobierno, por lo que las conminó a abandonar el país. "Parece que hay algunas empresas transnacionales que no quieren aceptar. Bueno, si ellos no quieren, yo le dije al ministro de Energía: dígales que se pueden ir, que se vayan, que no nos hacen falta", afirmó el mandatario.

Chávez ordenó en enero nacionalizar los negocios de la Faja para que la estatal Petróleos de Venezuela tenga una participación mínima de 60% en los 4 mejoradores de crudo pesado, que procesan cerca de 600.000 barriles por día.Actualmente, Pdvsa tiene una participación promedio de 40%.

Etiquetas: