miércoles 13 de enero de 2010

Odisea de un medico cubano que huyo de Venezuela

Me alegro por este cubano. Los venezolanos en el aeropuerto de Maiquetia actuan como nazis.... y ellos no creen que existe el "karma", que lo que haces a los demas se les devuelve.... Les recomendaria a los cubanos, que si logran la visa americana, para poder viajar a los Estados Unidos no viajen a USA por Maiquetia, vayan a Colombia, como lo hizo este medico cubano, para que no tengan problemas como lo tuvo este cubano, en el aeropuerto de Maiquetia.

vdebate reporter.


UN MÉDICO CUBANO QUE ESCAPÓ DE VENEZUELA.

  • A los seres visibles e invisibles que me ayudaron a escapar
  • A Dios por su segundo y oportuno chance

Mientras llovía aquel 17 de noviembre, solamente un opacado reflejo fue capáz de arrancarnos una sonrisa y alguna que otra lágrima .Las peripecias contadas se tornaban en futuros destinos que cada uno llevaba en sus propios maletines. Potencia médica.. ! firmen el compromiso de ser leales e integrales a Cuba, la patria que os contempla orgullosa ¡
Mis ansias se desvanecieron cuando al arribar en la terminal secreta de Caracas, 78 hombres y 157 mujeres fuimos abducidos como bestias en dos únicos dormitorios , donde habían más de 85 literas y un total de dos baños, a penas con un minúsculo silbido de agua. El calor era agobiante y para recibir una sola sábana debías dar tu pasaporte oficial.
Que ironía aquel 31 de diciembre, día de paz y regocijo en el mundo entero, menos en el propio aeropuerto internacional de Maiquetía, escenario de atrocidades que no podemos imaginar y perpetuadas por aquellos que se hacen llamar: COMUNISTAS SEGUIDORES DE LAS IDEAS BOLIVARIANAS.
Ese día, un médico fue vejado, martirizado e indocumentado ilegalmente por agentes de dicho aeropuerto, tan sólo a 15 minutos de abordar su avión en la aerolínea American Airline vuelo 902. Sus sueños de ser libre no se desvanecieron ni cejó en un solo momento en denunciar este injustificable hecho. El Dr. Alvin Mena Cantero de 26 años ,residente de MGI y Nefrología, diplomado en terapia intensiva y máster en infectología denuncia las arbitrariedades de la que fue objeto no como médico desertor cubano sino como ser humano
1-¿Dr. Alvin desde cuando se encuentra en Venezuela?
Desde el 17 de noviembre del 2009, pertenecía a una brigada de 235 nuevos cooperantes que se incorporarían a la Misión Barrio Adentro-I y II
¿Qué descubrió a su llegada?
Me percaté que todo era un engaño, no podía creer que un país tan rico como este nos solicitara que de nuestros recursos adquiriéramos jabones, ropa de cama , mosquiteros y repelente. En todo momento se implantó el temor a las indisciplinas de los cooperantes mediante crudas charlas del coordinador del estado, el jefe y el jurídico, tratándonos de manipular con videos sobre indisciplinas en la misión y sus consecuencias. Se creó un ambiente de temor y de asedio a quienes obrasen en contra de los cánones impuestos.
2-¿Cómo logró empatía con los miembros de su comunidad ?
Tenía que lograrla, estaba solo, no tuve agua en 21 días que estuve allí, apagones diarios y el acoso de llamadas continuas desde las 6 de la noche por parte del coordinador u otros funcionarios. Tuve la suerte de tener a una cooperante venezolana que me ayudó mucho y logró que la población se acercara más a mí, eso sí ,atendíamos a cualquier hora, pero aún así no era suficiente para nuestros amos. Ellos querían cifras exorbitantes, un invento numeral cual boleto de lotería.
3-¿Qué le impulsó a desertar ?
Muchas cosas, yo venía con esa idea de Cuba donde fui reprimido varias veces por mis ideales. Fue un golpe de suerte haber llegado hasta acá, tenía tantas ganas de irme de allá. Entonces llamé a mis padres y le conté de mis planes, fue una noticia muy dura, ellos saben que no nos veríamos en varios años, pero aceptaron y bendijeron mi decisión. Pasé mucho trabajo en el módulo donde trabajaba y no recibí apoyo de mis superiores, en realidad jamás fueron a ver las condiciones en que vivía. Por eso me harté de seguir siendo esclavo y hui desde Barquisimeto hasta Caracas donde me estaban esperando.
4-¿Nunca se arrepintió ?
No, nunca y no me arrepentiré jamás. En Cuba sólo quedó un triste pasado, aunque siento añoranza por los míos, no te lo niego, pero esta oportunidad la anhelan alrededor de 9 millones de cubanos o más a fin de que familias enteras progresen y accedan a productos básicos importados en moneda libremente convertibles (cuc) dentro de nuestro propio país.
5-La visa parole es un mecanismo ideal para aquellos médicos cubanos que desean prosperar en los Estados Unidos ¿Cómo la obtuvo?
Es un proceso selectivo, yo supe de esta visa por INTERNET, algo que en Cuba está vetado completamente. Mediante la fundación BARRIO AFUERA y algunos blogs de médicos cubanos en Miami pude recopilar la información posible para dar este primer paso. Me presenté el 7 de diciembre en la embajada de Estados Unidos en Caracas, luego de las entrevistas dejas tu correo y número telefónico para que ellos te avisen si eres aprobado o no. En mi caso se aprobó 6 días después, un verdadero récord, pero lo supe al 10mo. día. Fue así como iniciamos la odisea del pasaje , difícil de conseguir para los días venideros y pude alcanzar un ticket directo a Miami el 31 de diciembre.
6-¿Qué le ocurrió ese día en el aeropuerto internacional de Caracas?
Ese va a ser un día que jamás olvidaré. En el chequeo de la aduana todo fue perfecto. Antes de penetrar a inmigración me despedí de aquellos que me ayudaron a lograr este gran sueño y me dispuse a seguir el chequeo rutinario. Al mostrale el pasaporte a uno de los funcionarios de turno, un poco más joven que yo, comenzó a gritarme ¡TRAIDOR! ¡SE ESCAPA UN CUBANO TRAIDOR!
Yo tenía un contacto en Maiquetía, quien se le habían pagado 300 euros para que yo pudiese salir, pero ya la trampa estaba tendida, apareció el comisario.
7-¿A ustedes no le alertaron sobre esa situación en el Aeropuerto?
De hecho los funcionarios de la embajada americana te exhortan a buscar un contacto para que no existan problemas en inmigración, al cual le debes pagar incluso hasta 1000 dólares y sé quien pagó 15 millones de bolívares para que lo dejaran salir.
8-¿Cómo fueron esas 5 horas que permaneciste detenido?
Fue algo indescriptible e inhumano. Una sensación de haber nadado con suerte entre una manada de tiburones y en un banco de arena a la orilla del mar te ahogaras. Las primeras 3 horas fue en un corredor blanco , pequeño ,encerrado en un cuarto con un baño lleno de pestilencias y casi no podía ni respirar. Me despojaron de mi laptop , cartera, reloj, pasaporte, ticket de vuelo y el comisario vino a reírse de mí con ironía, luego llamó a los demás funcionarios para que vieran la cara del TRAIDOR, SICARIO ACORRALADO. Todos se reían y burlaban, mientras que yo en mis adentros me decía pobres bestias frustradas.

En fin perdí mi vuelo pero mis amigos y de Miami me llamaron para consolarme, aunque mantenía una actitud enérgica frente a ellos, por dentro lloraba a chorros. Pensé que era el fin, me veía en Cuba tras las rejas, martirizado por los policías de allá que son verdaderos esbirros. Mandé un mensaje que decía : hasta aquí llegué. Había un cuadro de Jesús en la pared y me le arrodillé pidiéndole misericordia con toda la fe de mi alma, pero el martirio seguiría.


9-¿Adónde te condujeron después?
Me llevaron a la comisaría de Maiquetía. Allí me sentaron en un pasillo con una luz tenue. El comisario hablaba con voz entrecortada por dos celulares a la vez y como fiera acorralada me arrebató mi celular. Me miraba a los ojos con mucha rabia y me susurró que si volvía a la misión , se me perdonaría la deserción. Yo le respondí que eso nunca y fue cuando le cayó a patadas a una mesa y me rasgó la visa y el pasaporte. Yo tenía el pasaporte azul y me lo quitó también.

De inmediato llamó a los jefes de Barrio Adentro y a la embajada cubana, oía que le decían que yo era un hijo de p.., y que me obligara a decir nombres de otros desertores. Cuando se dirigió hacia a mí, quizás en un acto de tortura para doblegarme delante de varios guardias , tocaron a la puerta mis amigos y un abogado, fue entonces que él me dejó libre y me tiró varias fotos con su celular para que fuese fichado por todo Venezuela, entonces en acto irónico me dijo más te vale que vayas a la embajada cubanito, aquí estás circulado.

Al salir los funcionarios de American Airline que sabían lo ocurrido, en un acto solidario me trajeron la maleta y no me anularon el pasaje. Fue entonces que huí hasta la terminal de ómnibus la bandera y de allí a casa de unos amigos, los cuales en una travesía de tres días hasta San Cristóbal de Táchira, me ayudaron a pasar la frontera sin problemas. Fue el momento de mayor tensión en mi vida, estaba indocumentado y cualquier cosa podía ocurrir.

10-¿Fue un golpe de suerte o pura casualidad?
Creo que fue un segundo chance que Dios me dio. Cuando abordé el bus desde Cúcuta a Bogotá lloraba de alegría, por fin era libre. Los de la embajada americana en Colombia me dijeron que lo fundamental no me lo pudieron quitar y fue el sobre sellado que debemos presentar al llegar a Miami, con eso y una multa de 200 dólares del DAS ya puedo viajar.
11-¿Qué huella marcó en ti este hecho?
Muchas huellas, no solamente una. Me marcó de tal manera que disfruto la vida más, me siento libre y con ganas de empezar. Me enseñó el verdadero ser, oscuro, cruel de los gobernadores de Cuba y Venezuela quienes critican a Obama y se autoadulan como defensores de los DERECHOS HUMANOS. Aprecio aún más mi libertad y no dudaría en volver a arriesgarme por obtenerla. Conocí gente mala , pero me tendieron la mano muchas personas de buen corazón, que me enviaron mensajes de todo tipo y de todas partes. Quiero agradecerles desde mi alma, los que hicieron posible lo que soy hoy.
12-¿Qué aconsejarías a los demás galenos?
Nunca se desesperen, tengan mucha pero mucha fé y aunque los traicionen vuelvan a confiar. Dios nos pone pruebas, esa es la verdadera esencia para llegar a ser libres, SER UNO MISMO O MEJOR DICHO TO BE.

DE “CUBA LIBRE DIGITAL”.


Murió Gloria Amaya González, madre de Guido y Ariel Sigler Amaya, dos prisioneros de conciencia cubanos

Miami, Plantados.org - PayoLibre.com – Cubamainfo.com - 9 de enero de 2010

Silencio.. Eso ofrece la gran prensa de hoy para las personas que sufren y mueren en Cuba víctimas de la tiranía de los hermanos Castro: silencio. No hay periodistas para investigar, no hay fotos, tampoco videos, ni textos. Nada se publica. Silencio. Murió ayer en Cuba, Gloria Amaya González, madre de Guido y Ariel Sigler Amaya, ambos prisioneros de conciencia y madre también de un tercero en el exilio, Miguel Sigler Amaya, exprisionero político, pero la gran prensa calla.. Es para mayor gloria de ella y de sus hijos, que han dado mucho a todos los cubanos, y al mundo, y ni eso le deben a la sociedad que tratan de salvar: la simple mención de la muerte de Gloria.

Muchos autonombrados periodistas, cubanólogos y expertos desdeñan el paso de esta humilde cubana, que lo dio todo por ver a Cuba libre de esa aberrante tiranía; dio a sus propios hijos y a sí misma en su inmenso amor por la patria que la vio nacer, porque no tenía nada más por dar. ¡Qué ejemplo de cubana! Otros, que tienen mucho, y a veces en exceso para dar, no dan nada por Cuba, pero lo peor es que viven pendiente de lo que pasa en la isla para encontrar el modo de aumentar sus riquezas personales; están enfermos de avaricia y ciegos. Que Dios les bendiga para que despierten a tiempo.

Gloria, descanse usted en paz. Descanse en Paz amorosa cubana, que usted sí es millonaria en premios muy valiosos; “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”, "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia”, "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”. Esas y otras afirmaciones en el capítulo 5 de San Mateo son ya reales para usted. Sus hijos se llenarán ahora de bendiciones y podrán destacarse en cuanto proyecto social se relacionen a sus deberes, porque tienen ya una gran abogada en el Cielo.

Pido misericordia para los periodistas del silencio, y que hablan demasiado de los tiranos para endorsarlos, auparlos y mantenerlos; ellos necesitarán ayuda por sus pecados de omisión. Cuando se quiere hacer algo, se buscan medios. Cuando no se quiere hacer algo, se buscan justificaciones. Que Dios los bendiga y que bendiga abundantemente a esta famila cubana Amaya González Sigler, donde los cubanos todos tenemos un faro de luz. Amén.

Etiquetas: , , ,