martes 30 de junio de 2009

Economia: lo que nos espera en el futuro

Este articulo es crudo...... y seguramente a mucha gente no le gustara. Pero es mejor estar preparado que verte en la ruina. No te endeudes mas, usa en lo minimo la tarjeta de credito, un consejo. Ron Paul: la mejor posibilidad.
vdebate reporter.

CELENTE: DESCENTRALIZACION ES EL FUTURO
Gerald Celente: Fundador del Trends Research Institute. Predicciones Históricas: Predijo el crash de 1987, la crisis de divisas asiáticas de 1997, y dijo en 2007 que en el 2008 volveríamos a los mínimos después del atentado del 11 de septiembre. Predicción actual: "Los productos van a abaratarse, pero tú vas a necesitar más dólares para comprarlos, porque tus dólares valdrán menos. No hay política fiscal ni monetaria que pueda salvar eso".

Esta entrevista fue concedida en los últimos días del año 2008 añ portal aleman Alles Schall und Rauch.
Freeman: ¿Como ve la situación actual en los EE.UU.?

Celente: El sistema financiero ha colapsado completamente. Las únicas dos cosas que hace el Gobierno para mantener el país en vida son: o imprimir más dinero, o bajar los intereses. Nosotros lo llamamos "El doble paso de Bernanke" , porque existen sólo dos pasos que el jefe de Reserva Federal puede hacer. Ninguna de estas dos medidas puede cambiar el curso o detener la caída de la economía. Hacen falta nuevos recursos productivos, como en los 90, cuando entramos en la recesión, y salimos gracias al internet. En realidad pasó eso. Por supuesto que había especulación en los mercados, pero eso no tenía nada que ver con el producto mismo. Se trataba de recursos productivos. Algo así no se puede provocar con estímulos monetarios o fiscales.
Hoy por ejemplo, tenemos al nuevo presidente que, según sus propias palabras, pretende crear 2.5 millones de nuevos puestos de trabajo. ¿De dónde conseguirá dinero para eso? Solamente imprimiéndolo. Con lo que nos enfrentamos hoy en día es una hiperinflación como la de los tiempos de la República de Weimar . Lo mismo puede pasar con el dólar. Yo soy un ateo político. No creo en los cuentos de hadas, soy una persona adulta. Si alguien cree que los políticos nos van a salvar, o es un niño, o se autoengaña. Este autoengaño es muy presente en los EE.UU. La gente está llena de esperanza en que el nuevo presidente provocará el cambio de alguna manera.

Freeman: Si nos fijamos en el equipo elegido por Obama, no notamos cambio...

Celente: Efectivamente, pero no sólo eso. ¿Cómo puede haber cambio si ha elegido a las mismas personas que causaron la crisis? Como, por ejemplo, Larry Summers , que será su consejero económico, y Timothy Geithner , el director de Reserva Federal de Nueva York. Son jugadas de Robert Rubin . En la administración Clinton, Summers fue el Ministro de Finanzas, después de Rubin. Son la gente que destruyó el Acta Glass-Steagall .

Freeman: La abolición da la Ley del año 1999, por parte de Clinton, es la causa principal de esta crisis, porque suprimió las diferencias entre los bancos de negocios y los de inversión, y también introdujo la liberalización absoluta, lo que les permitió a los bancos especular incontroladamente...

Celente: Es cierto. Evidentemente, Ud. entiende de qué se trata. Son personas que crearon el clima en el que surgieron todos esos derivados financieros, como Credit Default Swaps , SIVs , CDOs , los así llamados instrumentos financieros exóticos, que no son más que apuestas. Es como un casino.

Freeman: ¿Cree que la crisis fue provocada intencionadamente o...?

Celente: Se trata de un error. Se habla mucho de los Iluminati. Si lo hicieron los Iluminati, son los que tienen que resolverlo. No existe ni una sola cosa que alguna de estas personas haya terminado con éxito. Ni una sola en toda su carrera. Llegaron a lo más alto gracias a su incompetencia y a lamer culos. Así funciona la Administración. Le voy a dar unas aclaraciones: empecé mi carrera como funcionario en Yonkers, NY, después de licenciarme en 1971. Yonkers es una ciudad de 300.000 habitantes. Después fui trasladado a la capital del estado de Nueva York, Albany, donde trabajé como ayudante del secretario del Senado del estado de Nueva York. Luego fui docente de politología en St. John's University. Entre 1973 y 1979 trabajé en la industria química como especialista en asuntos estatales de Washington.
Por eso entiendo cómo funciona la Administración. Trabajé para Reagan y Connoly. La gente se cree que estos tipos son más listos que los demás. Sin embargo, para trabajar para el Estado se necesita el certificado de ser más tonto que el resto. Otra verdad es, y de eso me di cuenta durante mis años en Albany, que los políticos se arrastran para llegar arriba. Por eso, creer que ellos son capaces de resolver el problema, es autoengañarse. Además, todas las organizaciones políticas son, en su esencia, organizaciones criminales, y no lo digo por decir algo.

Freeman: ¿Pero ellos no sabían que se iba a producir esta implosión del sistema financiero, cuando Greenspan bajó el precio del dinero?

Celente: Pensaban así: si queremos evitar que la gente, mejor dicho peces gordos, pierdan su dinero por el estallido de la burbuja de Internet, podemos simplemente bajar los intereses, lo que hicieron después del marzo del 2000. Desde entonces, desde nuestro Instituto advertíamos, y eso figura en los documentos, qué es lo que podría ocurrir, pero nadie quiso creerlo. Cuando decíamos que llegaría el desplome, recibíamos numerosas cartas exigiéndonos que digamos algo positivo, que informemos sobre algo bonito. Lo mismo pasó con la guerra. Antes del inicio de la guerra de Irak dijimos a la gente que los EE.UU. iban a perder. Quizás fuera posible entrar allí sin fuerte resistencia y rápidamente destronar a Sadam pero después empezaría la guerra de guerrillas, imposible de ganar. Pero nadie quiso escuchar eso, fue "antipatriótico". ¿Y? Después de casi ocho años de guerra no hemos avanzado ni un solo paso. Entonces, cuando hablo sobre las organizaciones criminales, no estoy calumniando sino exponiendo hechos.
América está llevando a cabo una guerra basada en motivos erróneos. Si ellos sabían esto o no, en el fondo es una cuestión académica. Aquí se trata de motivos erróneos y de gente inocente, mujeres y niños mueren, lo que está completamente en contra de mis principios morales. Y ellos roban a la gente hasta el último duro, a plena luz del día. Existe esta mentalidad (demasiado importante para desaparecer) lo que significa que somos demasiado pequeños para ser salvados. Es una, típicamente inglesa Títanic forma de pensar. Los ricos pueden entrar en buques salvavidas, los pobres están encerrados y dejados a hundirse con el barco.

Freeman: ¿Qué opina que ocurrirá después de fracaso del "bailout" para la industria automovilística en el Senado?

Celente: Eso no cambia nada. Ese niño ya nació muerto. El dinero, en cualquier caso, sería tirado por la ventana. Aparte, cualquiera que compre un coche estadounidense no tiene dos dedos de frente, estos automóviles son, simplemente, una basura. Y los managers son unos inútiles. Presidente de General Motors, Lutz, dijo en 2005: "Cualquiera que piense que el gran consumo impedirá que la gente compre SUV , no tiene ni idea de lo que está hablando". Ha fallado estrepitosamente. Esta gente pronuncia y produce basura durante décadas. Hubo una época cuando EE.UU. producía buenos automóviles pero eso es un pasado lejano. Para ellos lo más importante fueron las ganancias, cuánto dinero podrían ganar vendiendo basura barata.

Freeman: Crisis financiera atravesó el Atlántico y llegó a Europa. Ahora está arruinando a todo el mundo.

Celente: Si, tiene razón. Durante mis viajes me doy cuenta que, lamentablemente, los europeos y los asiáticos, simplemente copian cada estupidez de los EE.UU. De tal manera hasta Credit Suisse y UBS padecieron esta estúpida avaricia y manipulación de dinero, lo mismo que los bancos de aquí. Hace un año todavía existía duda si el extranjero iba a verse afectado por la crisis. Actualmente todo el mundo tiene esta neumonía. Miren solamente lo que ocurre en España con una insostenible producción en el sector de la construcción, que produjo un enorme vertedero de inmuebles. El país prácticamente está en bancarrota. Lo mismo ocurre con los países del antiguo bloque del Este. Me encontré con la gente de allí y me quedé asombrado escuchándoles parloteando sobre las inversiones y marketing, como si hubieran vivido toda la vida en el capitalismo. Hablaron conmigo como si supieran con exactitud de que se trata. Estos países, igual que otros muchos, tienen ahora su propio horror económico y todos se quedaron boquiabiertos.

Freeman: ¿Como ve el año 2009? Según parece, viviremos un parón económico completo.

Celente: Acabamos de publicar nuestras previsiones para el año 2009. Prevemos el colapso total de la economía. El 7 de noviembre de 2007 preveíamos el pánico de 2008 que se produjo. Durante el 2009 viviremos el colapso total del pequeño comercio, después el colapso de los inmuebles comerciales, etc...Viviremos la mayor depresión jamás vista, muy por encima de la llamada de los años 30.

Freeman: Wow…

Celente: Le diré porque. Entonces no hubo tanta gente tan altamente hipotecada, no existían tarjetas de crédito, no debían 14.000 millones. Entonces existía superávit comercial y ahora Estados Unidos tienen un déficit de más de 700.000 millones anuales. Presupuesto estatal entonces fue equilibrado y ahora tenemos un increíble déficit de 1300 billones. Solamente este año nos endeudamos por más de 1000 billones. En el comienzo de la Segunda Guerra Mundial EE.UU. fueron el motor de la producción industrial en el mundo, nuestra tasa de productividad fue la más alta. Esto es el pasado remoto. Ahora somos una nación a la deriva. Entramos a la mayor depresión y ésta será mundial.

Freeman: ¿Cree que se producirá el paro masivo con las protestas?

Celente: Si, nosotros vemos el trend hacia revolución. Lo que actualmente ocurre en Grecia puede estallar en cualquier lugar. Allí no se trata del asesinato de un quinceañero sino de la rebelión de la gente contra la completamente incompetente, corrupta casta política que es la misma en cualquier parte. Fui empleado del estado, conozco dimensiones de la corrupción. En Washington se trata únicamente del lanzamiento de los proyectos para el enriquecimiento de los que los inventaron y sus camarillas. El sistema está corrupto desde abajo hasta arriba.

Freeman: ¿Esto significa que atravesaremos una dolorosa depresión que durará un año o dos y luego salir de ella?

Celente: ¿Cómo saldremos de ella, que nos ayudará?

Freeman: ¿Entonces viviremos una depresión a largo plazo?

Celente: Si.


Freeman: Esto no suena nada bien. ¿Como esta depresión afectará a Europa?
Celente: Europa lo pasará mejor porque la gente allí no está tan endeudada y tienen una mejor posición para superarla ellos solos. Estados Unidos se convirtieron en país de los blandengues, incapaces de hacer algo ellos mismos, que únicamente pueden consumir, vivir en casas grandes y conducir coches grandes. Hasta ellos mismos son grandes y obesos. Simplemente no pueden dejar de vivir por encima de sus posibilidades. Consumen demasiada comida, energía y el espacio. No saben como vivir moderadamente. Ahora, cuando la fiesta haya terminado, apretar el cinturón resulta muy doloroso. Tenemos una creciente capa de población completamente empobrecida, como nunca hasta ahora. Es espantoso. Tendremos el paro altísimo, más alto que durante la última depresión.

Freeman: Entonces no ve la salida de la crisis…

Celente: Aguantaremos únicamente en el caso de ser capaces de iniciar nuevas capacidades productivas que van mas allá de las nuevas tecnologías de la energías renovables. Esto tiene que ser algo completamente revolucionario, comparable con el descubrimiento del fuego o de la rueda. Algo que será nuevo motor de la industria.

Freeman: La historia nos enseña que cuando los poderosos se encuentran enfrentados con grandes problemas económicos, no los resuelven sino creen que la guerra lo resolverá todo. ¿Existe la posibilidad de una gran guerra?

Celente: Después de la última Gran depresión,
la Segunda Guerra Mundial parecía ser una salida. Hoy vivimos en otra época. La próxima guerra sería una guerra con armas de destrucción masiva. Las guerras de hoy se las puede llevar únicamente contra los países subdesarrollados. Ya no es cuestión de lanzar misiles intercontinentales, sino de llevar una hi-tech guerrilla, tal y como las vemos en Irak o Afganistán. Pero, los políticos están dispuestos a todo.

Freeman: ¿Se refiere a las operaciones "false flag"?

Celente: Sí, nos mienten constantemente sobre cualquier cosa, como por ejemplo que Sadam tenía armas atómicas y conexiones con Al-Qaeda. ¿Quién sería capaz de creerse una sola palabra de los políticos?

Freeman: Escribió que los EE.UU. siguen el camino de Gran Bretaña. ¿Quiere decir que los EE.UU. ya no se pueden permitir el Imperio ni las tropas en 130 países?

Celente: Sí, el Imperio estadounidense está desapareciendo como el británico. Simplemente no tenemos más dinero.

Freeman: El único político de EE.UU. que lo dice y que desea restaurar los derechos constitucionales y llevar una economía sensata, es Ron Paul . ¿Qué opina de él?

Celente: Si por mí fuera, él sería el presidente.
A cambio, tuve que votar a Nader, porque Paul no figuraba en las papeletas electorales. No apoyaré a ninguna de las organizaciones criminales que reparten el poder en Washington. Y soy firme al respecto. Cualquiera que haya votado a los criminales apoya la prolongación de los asesinatos y robos. Eso no tiene otro nombre. Ellos asesinan a la gente inocente a diario.

Freeman: ¿Qué parte de culpa por la situación actual tienen los medios? Se comportan exclusivamente como instrumentos de propaganda.

Celente: Los medios tienen la gran parte de culpa. Se acuestan con los poderosos. Solo hay que mirar las estrechas relaciones que existen entre los medios y los servicios, los ministerios, el Pentágono y la Casa Blanca. Se les ve entrar y salir de allí diariamente. Le podemos agradecer a New York Times por habernos vendido la guerra de Irak. En 2007, NYT también escribió que la crisis económica era un simple hipo y que se pasaría, aunque ya se veía el derrumbe. Los medios están del lado de la economía y del poder, de ninguna manera cumplen con su verdadera función.

Freeman: ¿Qué mensaje puede enviar a nuestros lectores, cómo deberían prepararse para la Depresión venidera?

Celente: En el Instituto llevamos tiempo diciendo que no hay que gastarse ni un centavo más de lo que se tiene. Nos tocará vivir modestamente, comprando exclusivamente las cosas imprescindibles y más duraderas. La era del consumismo ha pasado ya, la era de comprar y de alcanzar la felicidad a través del materialismo. Entiéndame, a mí también me gustan las cosas bonitas, pero ahora se trata de la calidad, del concepto. Ahorrar incluso en la educación de los niños. Aquí en EE.UU. todo el mundo quiere mandar a sus vástagos a las universidades. Eso cuesta una fortuna. ¿Y para qué? Para poder estudiar Derecho, Economía o hacer un MBA? Mejor ahorrarse el dinero. Tenemos más que suficientes banqueros y abogados.
Es mejor la formación práctica y útil como ingeniero, técnico, o cualquier otro oficio. Llegarán grandes cambios. Todo empieza en el nivel local. Hace falta ocuparse de su comunidad y participar en ella. La cuestión es: ¿Cómo les puedo ser útil a mis conciudadanos? Sois afortunados porque en Suiza tenéis la democracia directa y podéis tomar parte en las decisiones. Aquí en América no tenemos nada más que decir, ellos hacen lo que quieren. La gente está en contra de las medidas financieras, pero ¿qué hacen los políticos? Siguen con lo suyo.

Freeman: A nuestros lectores les digo: cuidad de vuestras ciudades y municipios, luchad por el mantenimiento de la infraestructura pública, impedid la privatización y el despilfarro de todos los bienes.

Celente: Existen servicios que son esenciales y que deberían ser públicos, como transporte, energía y suministro de agua. Aquí estamos ante la creación de un gobierno global, mundial. Yo no soy un teorético de conspiración, pero todo el mundo sabe a dónde nos lleva este viaje. El objetivo es el control absoluto y un gobierno centralizado.

Freeman: ¿Cree que por los problemas económicos de los países mediterráneos y de los nuevos miembros del Este desaparecerá la UE y el euro?

Celente: Sí de ello estamos convencidos. Nosotros lo habíamos previsto aún antes de la introducción del euro. Lo único necesario para que ese escenario se lleve a cabo sería la aparición de un populista nacional en alguno de los países miembros, convencido de que únicamente la salida de la UE resolvería la crisis, y la Unión se hunde. Berlusconi lo había mostrado ya, cuando amenazó con suspender Schengen por el número elevado de inmigrantes. La inmigración masiva es un gran problema. Los países occidentales están inundados con la gente que busca una vida mejor y huye por necesidad. Eso no se resuelve con altruismo, ¿quién lo pagará todo? ¿Cómo proporcionar alojamiento, alimentos y trabajo, si ya no se tiene dinero ni para atender a sus propios ciudadanos?

Freeman: ¿Cree que es posible una Unión Norteamericana entre Méjico, Canadá y EE.UU.?

Celente: Si, lo consideramos posible, pero ahora mismo las posibilidades de que se produzca el derrumbe son más grandes. Somos testigos del comienzo de la disolución de los EE.UU. igual a la de USSR de hace un tiempo. Algunas regiones se darán cuanta de que superaran la crisis con más facilidad sin el gobierno central. ¿Para que quieren al Washington lejano? Miren qué tipo de políticos andan por ahí. Son todos incompetentes, corruptos que no piensan más que en su propio interés. Seremos testigos de la disolución de los Estados Unidos.

Freeman: ¿La función de los bancos centrales queda obsoleta? Al fin y al cabo, ellos provocaron la crisis y fracasaron.

Celente: Si, fracasaron. Pero ahora mismo están luchando por el poder. Los grandes pretenden destruir a los pequeños como tantas veces ha ocurrido en la historia.

Freeman: ¿Está prediciendo una verdadera rebelión?

Celente: Efectivamente.
Sólo hace falta mirar esa banda de sinvergüenzas en Wall Street, o lo que sale de las universidades como Yale o Harvard. Ellos jamás se han manchado las manos trabajando. No tienen ni idea de lo que es vivir en la calle, en pobreza absoluta. Cuando se lo quitan todo a alguien y cuando ya no tienen nada que perder, están dispuestos a todo.

Freeman: Su predicción no es nada optimista.

Celente:
Eso no tiene nada que ver con optimismo o pesimismo, es puro realismo. Es como cuando el médico le diagnostica la metástasis de cáncer. ¿Su médico debería mentirle o decirle la verdad? El optimismo falso no cambia el hecho de que morirá pronto.

Freeman: ¿Cree que sería buena idea que la gente, incluso comunidades enteras, se hagan autoprveedores y que se independicen de la red?

Celente: Sin duda. Seguro. Habría que explorar las posibilidades de independizarse del Sistema, de producir sus propios alimentos y electricidad. Es de lo que hablé antes, con las nuevas tecnologías se hace posible. Cuando eso ocurra, la gente se alejará del estado y de las corporaciones. En 1997 publiqué el libro que trata precisamente ese tema. El sistema centralizado habría desaparecido hace mucho. Se mantiene exclusivamente gracias al dinero barato. Pero eso ya no funciona. ¿Para qué queremos un gobierno central que únicamente produce problemas y no da solución alguna? La más amplia independencia y descentralización son el futuro.

Copyright C 2008 Alles Schall und Rauch – Freeman

Etiquetas: , , ,