martes 1 de diciembre de 2009

En bancarrota - Tal Cual -

Pobre Venezuela y pobres venezolanos, hasta cuando nos calamos esta sinverguenzura?
vdebate reporter





Portada
Martes 01 de Diciembre de 2009
TalCual
Portada
EN BANCARROJA
Teodoro Petkoff


Como muy acertadamente ha dicho Ismael García, la embestida contra Ricardo Fernández ataca sólo a uno de los poderosos grupos boliburgueses constituidos a la sombra del poder "socialista del siglo XXI". Por cierto que el diputado Carlos Escarrá, con cara de piedra, elabora la muy singular tesis de que la emergencia de esos grupos sería la demostración de que este gobierno no persigue a los empresarios: "Para los que dicen que aquí no se promueven la empresa y la inversión privada, pues claro que se promueven". Esto sí que es cinismo de 24 kilates.

Volviendo al tema. Ricardo Fernández es apenas la punta del iceberg y seguramente Chacumbele tiene el máximo interés en que termine siendo el pagapeos único y que la parte de abajo de la masa de hielo permanezca oculta, porque la red de boliburgueses y funcionarios de la revolución es demasiado espesa y una investigación a fondo no se sabe dónde termina.

Por ejemplo, durante los últimos frenéticos meses de compra-venta de bancos y aseguradoras, por parte de los "empresarios" cuyas inversiones fueron promovidas por el régimen --según el decir de Escarrá--, el señor Fernández adquirió el 50% de Seguros La Previsora. ¿Quién le puso la mano al otro 50%? Pues, el señor Pedro Torres Ciliberto, "Perucho" para sus amigotes. Y aquí salta el nombre de otro de los vivianes de postín que, asociados con algunos jerarcas del régimen, han venido robando a los venezolanos a paso de vencedores.

Perucho fue siempre un trajinador famoso en años del prechavismo; de hecho en los archivos de la PTJ está reseñado, desde esa época, como estafador.

Remember Seguros Cordillera. Su activo más valioso fue siempre la estrechísima amistad con el señor José Vicente Rangel, amistad que se ha mantenido, cada vez más forrada en billetes, hasta el sol de hoy. Pero Perucho no era banquero, hasta que en los albores de la república "socialista" adquirió un pequeño banco de inversión en San Cristóbal, Baninvest, colocando como presidente de la entidad al señor Arné Chacón, de quien, obviamente, Jesse no tiene la culpa de ser hermano. Posteriormente, Perucho compró Banco Real y trasladó a Arné a la presidencia de este, mereciendo, dicho sea de pasada, un encendido elogio de Chacumbele mesmo por su intención de financiar la microempresa. ¿De dónde salieron los reales para esta compra? Del mismo sitio de donde salieron los que sirvieron para adquirir Seguros La Previsora y Seguros Los Andes, así como Central Banco Universal y también Mi Banco, todos de Perucho. Salieron de los fondos públicos colocados en los bancos de la boliburguesía.

Solamente en Banpro, por ejemplo, entre Bandes, Banco Industrial, Banco del Tesoro, Banco de Exportación y Comercio (que tiene la interesante particularidad de ser cubano) y Banfoandes, fueron colocados más de 13 millardos de bolívares fuertes.

Los cuatro bancos de Ricardo Fernández tuvieron un incremento de su activo, a lo largo de este año, de 117% y el 72% de este incremento fue financiado por fondos oficiales. La intervención a puertas abiertas permitió que las instituciones oficiales se cobraran su plata, raspando la olla de los bancos, y para los pendejos de siempre no quedó nada, de modo que pueden ir a cobrar a Fogade, a ver si consiguen algo. Lo de Banfoandes, por cierto, es tan grave que el domingo pasado Chávez, por televisión, mandó a llamar a Miraflores a su presidente, el teniente retirado Alejandro Andrade, ex tesorero de la nación. Banfoandes colocó 611 millones en los bancos de Ricardo Fernández y la bicoca de 3.825 en el Banco Real, presidido por el señor Arné Chacón, al servicio de cuyo proyecto, que es el mismo de Perucho Torres, estaba por lo visto el señor Andrade. ¿Necesitó Hugo Chávez del informe del G2 cubano para enterarse de este gigantesco atraco a la nación? Con el debido respeto, Señor Presidente, no lo creemos. Usted sabía todo y todas esas vagabunderías fueron cometidas con tanto descaro porque los malhechores se sentían absolutamente impunes y protegidos. Demasiada gente políticamente poderosa estaba detrás de los boliburgueses.

TalCual se lo hizo saber en sus ediciones del 17 y 18 de agosto de este mismo año y no fue el G2 cubano quien nos dateó.

Etiquetas: , , , , , , ,

Corrupcion financiera del Sistema Financiero Venezolano

Ricardo Fernandez Barruecos uno de los boliburgueses venezolanos que cayo en desgracia con Hugo Chavez.
vdebate reporter
En un oscuro calabozo de la Disip, solo y rumiando su “desgracia”, sin compañía de quienes desde el gobierno se enriquecieron con él, se encuentra uno de los boliburgueses devenido multimillonario a gran velocidad, y bajo el amparo del régimen socialista. ¿Por qué no están en el mismo calabozo los Ministros que le dieron créditos, permisos y dólares para que construyera su emporio industrial, económico y financiero? ¿Por qué no acompañan a Ricardo Fernández Barrueco los altos burócratas que cobraron su parte? En los negocios del diablo no se actúa en solitario: articular con el poder es indispensable.

Chávez es plenamente predecible. Lo sostengo. A diferencia de lo que muchos creen, es fácil saber cómo reacciona. Él es de quienes pasa cuenta. Él es mala paga con quien le sirve. Él es miedoso y huye, se esconde, pide perdón y habla en voz baja cuando se siente descubierto o derrotado. Él busca siempre un culpable. Él hecha al pajón a Fernández Barrueco, al quedar plenamente descubierta la boliburguesía corrupta. Él necesita un chivo expiatorio. Era predecible que dijera que no conocía al fracasado banquero, único proveedor de Mercal, a quien le debe favores personales, y en cuyos aviones viajan familiares suyos, y viajó Antonini con maletas de la corrupción socialista.

El predecible Chávez intentará en cualquier circunstancia quedar de pie, por lo que arremeterá siempre, a última hora, contra delitos e irregularidades como si no fuera su problema, como si no tuviera ya once años gobernando: “Ahí hay unos ricachones que no se sabe de dónde sacaron tanto dinero”, se le escuchó decir. Cuánto descaro. Él conoce bien a los ladrones del régimen y a los grupos de los enriquecidos en sus narices, a los neorricos socialistas. Él sabe de los cuatro grupos de la mafia boliburguesa. Por supuesto que conoce a Fernández Barrueco, testaferro de Adán Chávez, fue él quien dio la cara en la compra de los Bancos Confederado, Banpro, Canarias y Bolívar. Es el mismo dueño de industrias y hatos, con inversiones multimillonarias en Panamá, donde tiene la mayor parte de su capital que se mide en millones de dólares.

Bien conoce Chávez los otros tres grupos denunciados de la boliburguesía corrupta: el de José Vicente Rangel, con Pedro Torres Ciliberto como testaferro, dueño de los Bancos Central y Real; el de Diosdado Cabello, que dirige Rafael Sarría y en el que -como ha sido denunciado- tiene también como socio al Director de la DIM, Hugo Carvajal; y el de Jesse Chacón, en el que da la cara su hermano Arné Chacón, convertido en banquero de la nada. El Diputado Ismael García asevera que los casos de “Al Capone y Recadi pasarán ante la historia como arrebatones de carteras, frente a estos hechos”, hasta ahora amparados por el régimen.

Como ha sido dicho -a propósito del affaire Fernández Barrueco- no estamos frente a un caso de corrupción, sino ante la corrupción plena del sistema financiero, prostituido por los neobanqueros, neorricos boliburgueses, bajo el amparo de la justicia que no llega sino a quienes pierden el favor del jefe, o caen ante la necesidad de que el jefe se justifique, para quedar parado, gritando siempre aquello de agarren al ladrón: “banquero que se resbale, pierde, le quito el Banco, sin importarme el tamaño que sea. No tengo problema en nacionalizar la banca”.

“Chávez tiene que enterrar el hacha en el hueso de la corrupción”, dice el Vicepresidente de la Asamblea Nacional, el diputado José Albornoz, del PPT, aliado del PSUV. José, no seas tan cándido, a ese hueso no le puede enterrar el hacha, porque le terminaría doliendo a él. No te hagas el paisa, tú sabes que el hueso y la médula de la corrupción están en la burocracia podrida y en la boliburguesía neorrica. Si no tuviésemos otras razones para la lucha, ésta de castigar a quienes desangran el patrimonio público y se enriquecen con el hambre del pueblo sería suficiente. A la calle, no más silencio frente a la podredumbre oficial.

PACIANO PADRÓN

Telefax: (0212) 482-4569 / Celular: (0414) 328-1848

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Etiquetas: ,