sábado 17 de noviembre de 2007

Chávez vocifera contra las empresas españolas pero mantiene la compra de fragatas militares

Seria buenisimo que España parara la venta de fragatas militares a Venezuela...
vdebate reporter
Chávez vocifera contra las empresas españolas pero mantiene la compra de fragatas militares

El presidente venezolano arremetió esta semana contra las empresas españolas pero, sin embargo, excluyó de sus ataques a Navantia, que fabrica las ocho patrulleras que firmó Zapatero en 2005 por 1.200 millones de Euros. Lo revela una nota de hoy de Carlos Segovia en el diario El Mundo.
Una cosa es la guerra de declaraciones y otra el negocio de la defensa. El mismo día que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunciaba represalias contra empresas españolas, el contralmirante de la Armada Bolivariana Gerson Padrón mantenía el cumplimiento de su misión en los astilleros de Puerto Real y San Fernando (Cádiz). Lo revela una nota de hoy de Carlos Segovia en el diario
El Mundo.
Su cometido es importante: supervisar que la empresa estatal española Navantia cumple a rajatabla y sin retrasos el formidable pedido que recibió en noviembre de 2005: la construcción de ocho patrulleras de altura para la Armada de Venezuela por valor de 1.200 millones de euros.
Se trata del mayor pedido en marcha en los astilleros militares españoles y constituye todo un negocio para España por los ingresos que representará para la empresa pública y por la carga de trabajo que supone para la bahía de Cádiz. «El contrato continúa adelante con plena normalidad», aseguraron ayer a este diario fuentes de Navantia.
Tanto es así que el Estado venezolano realizó un nuevo abono hace apenas 15 días a la empresa española. Está cumpliendo con su parte, sin demorar pagos, porque quiere también que Navantia termine cuanto antes el encargo. La entrega de la primera patrullera está prevista para el próximo verano, según el calendario acordado hace dos años por el entonces ministro de Defensa, José Bono.
En la ceremonia de aquel 28 de noviembre de 2005, Chávez se dirigió así al ministro castellano-manchego: «Quiero saludar en su presencia, y con su presencia, a Su Majestad el Rey Don Juan Carlos de Borbón y al buen amigo, igual como el Rey, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al Gobierno de España y al pueblo hermano de España».
Padrón no atendió ayer las llamadas de este diario, pero encabeza una amplia delegación con decenas de militares desplazados desde hace un año a Puerto Real. Padrón estuvo presente en la firma del contrato que, según declaró el pasado año al diario La Voz, va rápido, «porque se trata de un acuerdo exclusivo de Gobierno a Gobierno». Consta de cuatro patrulleras de vigilancia litoral -de 79 metros de eslora- con capacidad de «intervención rápida, defensa de superficie e inteligencia operativa», y otros cuatro patrulleros oceánicos de vigilancia -de 98 metros- que pueden cumplir misiones de protección de la zona económica exclusiva con sistema de combate para «defensa de intereses estratégicos, persecución del contrabando, tráfico de drogas e inmigración ilegal y vigilancia y obtención de información de inteligencia operativa o medioambiental», entre otras.
Para el presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, se trata «del mayor contrato de exportación de la historia de la empresa». Representa seis años de trabajo para 1.600 personas, según subrayó en su momento la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para justificar el polémico contrato, que fue criticado por Estados Unidos.
El que sí fue anulado fue el encargo de Venezuela a EADS-CASA de 10 aviones de transporte C-295 y dos aviones de vigilancia marítima CN-235.
El Gobierno de EEUU vetó que fueran construidos con componentes estadounidenses y se encontraron sustitutos de todos los componentes menos de uno, la columna de control de mando de los motores, que sí se fabrica fuera de Estados Unidos; pero eso obligaba a cambiar el diseño y, por lo tanto, a modificar los plazos del contrato, según comunicó la empresa aeronáutica al contralmirante Padrón, que también realizó un seguimiento a esa parte del controvertido pedido militar a España.

Etiquetas: ,