viernes 6 de junio de 2008

CAP Y CHAVEZ, los dos boom

Bueno la verdad es que no tienen comparacion, la manera grosera y chavacana como se comporta Chavez, la relacion con LA FARC, la violacion de los derechos humanos, el incremento de la pobreza en Venezuela, con un crecimiento absurdo de la corrupcion del gobierno de Chavez no tiene comparacion con ninguno de los gobiernos venezolanos, anteriores a el. Chavez pasara a la historia como la "pesadilla" venezolana.
vdebate reporter


CAP Y CHÁVEZ…. LOS DOS BOOM

¿Son igualitos o son diferentes? ¿O todo lo contrario? A ambos les ha correspondido ejercer la Presidencia en momentos de boom petrolero. Carlos Andrés Pérez manejó en 1974 un presupuesto tres veces superior al de su antecesor. Por su parte Chávez, a pesar de la mermada producción petrolera por haber botado injustamente a los 23.000 trabajadores petroleros, disfruta de un precio por barril más de diez veces superior a cuando asumió el poder. ¿Ha habido diferencias en la utilización de los ingentes recursos?
En los booms los recursos son superiores a la capacidad de las sociedades de asimilarlos. Por ello se generan singulares "crisis de abundancia". Cuando CAP, Pérez Alfonzo proponía guardar el petróleo en el subsuelo para que allí se revalorizara sin afectar la economía. De no ser así - planteaba Pérez Alfonso - el país se indigestará cual ser humano que coma siete veces al día y sufrirá unas distorsiones económicas y sociales que serán conocidas como Efecto Venezuela. Tuvo razón. Entró demasiado dinero al sistema y paradójicamente se hizo insuficiente. Afloraron distorsiones, se incrementó la deuda externa, se afectaron seriamente las reservas morales y políticas, la corrupción se alargó los pantalones.
Igual a lo sucedido con el boom de este gobierno. Ya el dinero no alcanza. La deuda crece exponencialmente. La corrupción le puso ruedo y faralaos a los pantalones largos. Aumenta la inflación y baja la velocidad de crecimiento del PIB. O sea… estaflacción.
En ambos casos, el país creció por el lado de la demanda. Importando comida y artículos suntuarios, endureciendo artificialmente la moneda. Más que crecer, las economías se hincharon, como enfermas de tiroides. Puro Efecto Venezuela. Pura fantasía. Durante los booms se incrementan los patrones de consumo y la calidad de vida. El problema es que al acabarse los excedentes… vienen los paquetes económicos.

LAS DIFERENCIAS DE ESTILO
Sin embargo, CAP y Chávez son muy diferentes. Por ejemplo, mientras CAP nacionalizó el petróleo, creó PDVSA y la enrumbó hacia la segunda petrolera del mundo; Chávez sustituyó la meritocracia, lobotomizó la industria y bajó hasta el subsuelo la producción y la eficiencia. CAP la hizo, Chávez la deshizo.
CAP creó el Plan de becas Mariscal de Ayacucho, que formó miles de venezolanos en las mejores universidades del mundo. Muchos de ellos regresaron a Venezuela, contrario a esta "revolución" que ha provocado la desbandada de la juventud más preparada, por falta de buenos trabajos y sobre todo… por la terapia intensiva de la esperanza.
CAP creó el Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV), a objeto de represar los excedentes financieros y desembolsarlos sólo para proyectos. Contrario a este gobierno, que creó una especie de "Yobolsillo" donde sin plan, concierto, ni auditoría, se depositan los recursos provenientes del precio superior de 35 $ el barril. ¿Dónde están los reales?
Por su parte, Chávez ha desarrollado programas sociales ambiciosos en todas las áreas. Comida, Salud, Vivienda, Educación. Unos más exitosos que otros. No pongo en duda los buenos deseos; pero la ineficiencia de esta revolución es proverbial. Exclusión, militarismo, autocracia, paralelismo, desconocimiento de la capacidad de los venezolanos. Así, ¿cómo pretenden que las misiones sean exitosas y sustentables? Nada nuevo, el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones… y transitado por pésimos gerentes. Además, no se puede pretender mejorar a un país mientras se invade, amenaza y ridiculiza a los empresarios. Después de mí el diluvio, sugiere el Presidente y tiene razón; cuando se acaben los reales, quedaremos peor que como empezamos. Puro Efecto Venezuela.
Finalmente, CAP siempre fue demócrata. En su primer período, entregó el poder a la oposición. Y en su segundo, ha podido pelear por el poder de mil maneras; pero se empeñó en cuidar su imagen ante la historia, como un político respetuoso de la Constitución, y se fue. Contrario a la licuefacción de instituciones, las tramoyas electorales, "yoprovoquéelparo" y los intentos de convertirse en presidente vitalicio a cualquier costo, del actual mandatario.
Hay diferencias. Fundamentales. Es necesario establecerlas. Decir que todos los políticos son igualitos es ignorar la historia, y eso es peligroso. Es imperativo abrir discusiones. ¿Civilidad o militarismo? ¿Democracia o dictadura? ¿Estrategias de desarrollo o populismo? ¿Invasiones y estatización de empresas exitosas, o márgenes de confianza para la inversión? Tenemos derecho a un país de primera. Y tenemos con qué. Este es el siglo del Internet, los celulares, la participación, la globalización, el ambiente y la estrategia. Es imperdonable que transitemos el futuro al son del pájaro bañista y con las ideas de Trucutrú. Dime con que gobernantes andas y te diré a que siglo nos quieres llevar. Y no lo dude, atraso y desfase es… hambre.

Rafael Gallegos

Etiquetas: ,