jueves 11 de junio de 2009

Ataques a Globovision, secuestro, problemas presupestario universidades venezolanas

Ataques de “globoterror”
Charito Rojas
Junio 10, 2009
“Hemos echado al mar los grillos de los pies. Ahora vayamos a la escuela a quitarle a nuestro pueblo los grillos de la cabeza, porque la ignorancia es el camino de la tiranía. Hemos echado al mar los grillos. Y maldito sea el hombre que intente fabricarlos de nuevo y poner una argolla de hierro en la carne de un hijo de Venezuela”. Andrés Eloy Blanco, 1936.
Esto es para morirse de la risa. El show del diputado Mario Isea en el Congreso, exhibiendo una conversación ilegalmente grabada del General Æ Rafael Huizi Clavier, donde éste habla (a decir del diputado Ismael García) “pendejadas de café” acerca de la situación política de Venezuela, nos revela una verdad monumental: ¡Sí los rojos están chorreados!. Ofrecer esta charla como prueba de que se está armando una conspiración, un golpe de estado o un magnicidio tiene que ser fruto del pánico de quien sabe que la debe y que por lo tanto tienen que temer.
Pero sobre todo indica una manía persecutoria en grado de paranoia. Casi al mismo tiempo que el folklórico Isea denunciaba la conspiración, Diosdado amenazaba desde el Cuartel San Carlos a los oligarcas, “que no se les ocurra intentar nada”. Y todo el mundo se mira a las caras preguntándose¿ es que ellos saben algo que nosotros no? ¿ Es que desconfían de la fidelidad de las Fuerzas Armadas hacia su Comandante?. Porque no hay golpe sin militares, ni conspiración que no incluya a gente de confianza del entorno, que es quien abrirá la puerta a los conspiradores. Algo pasa, que los aplaudidores y cortesanos están haciendo manifestaciones públicas de lealtad perruna. Y para demostrarlo persiguen a quienes están cantando clarito las “hazañas” de la revolución: los medios de comunicación. Por eso vemos en acción la comparsa “todos contra Globovisión”.
Ningún gobierno gusta de las críticas desde los medios de comunicación, pero éste tiene ya una década de pleitos que se han convertido abiertamente en persecución hacia medios y periodistas. El daño político nacional e internacional que ocasionó el cierre de RCTV, no escarmentó al régimen. Cree que sus ya mermadas victorias electorales seguirán y por lo visto está determinado a cerrar a Globovisión por cualquier causa. Por supuesto, los métodos utilizados son tan canallas y en ocasiones tan ridículos como quienes los usan. Primero acusaron a Ravell de conspirar en Puerto Rico. Después que todos los loros alborotaron el cotarro con eso de la conspiración portorriqueña y tal vez se dieron cuenta que a la gente le parece muy bien que Ravell viaje donde quiera, hable con quien quiera y opine lo que quiera, pasaron a mayores, activando procesos administrativos en CONATEL contra Globovisión. Buscando a Dios por los rincones, se agarraron del “tubazo” que dio el canal periodístico a VTV, anunciando primero el temblor que había sacudido a Caracas, para abrirle un nuevo proceso acusándolo de sembrar terror en la población.
Pero el pánico seguía en aumento: en las pantallas de Globovisión todo el país ve las confiscaciones de fincas productivas, de empresas petroleras, las protestas cada vez más frecuentes de desempleados, de amas de casas sin luz o agua, de familias sin casa, de maestros y médicos trabajando en condiciones infrahumanas, de la inseguridad que clama por justicia. Las denuncias del pueblo se vociferan en los micrófonos de Globovisión, los muertos se cuentan, y cuentan la historia real de un país que se desangra mientras su gobierno se dedica a perseguir disidentes, a exterminar la actividad privada, a malversar el dinero del país tratando de convertir a su caudillo en líder planetario. Espectáculo nada conveniente para una revolución que se dice “bonita”. Demasiada realidad saliendo por esa pantalla, demasiada verdad para una revolución que vive de la mentira.
Las infames acusaciones contra ese gran caballero que se llama Guillermo Zuloaga, no han hecho más que reafirmar la impresión del país de que el gobierno sufre un ataque de “globoterror”. Sólo eso justifica que un ministro, que sustituye su inexperiencia administrativa con su capacidad para ejecutar los designios del jefe, se atreva a irrespetar a Zuloaga, cuyo único delito es ser accionista del canal, con epítetos que sin duda se le pueden aplicar a su insignificante persona.
El cuadro de “globoterror” se extiende como epidemia entre los “camaradas” del régimen. Y han decidido callar las voces de la disidencia, sea cual sea el costo político. Por eso suspendieron las elecciones municipales. Por eso hay una ofensiva a todo nivel no sólo contra Globovisión sino contra las emisoras de radio, chantajeadas con las concesiones, muchas de ellas silenciadas a costa de su supervivencia en el dial. Por algo el Comandante mandó a CONATEL al Ministerio de Infraestructura, lo cual nada tiene que ver con las pestañas. Pero es que si algo no se le puede negar a Diosdado es que cumple a cabalidad con su papel de verdugo de los medios de comunicación. Amenaza y cumple. Es pragmático y nadie sabe que hay dentro de su cabeza ni qué hace su mano derecha. Forzará la barra hasta romperla. Cuenta con la autocensura pero no sabe nada de la resistencia furiosa y silenciosa que genera.
Tienen un miedo inocultable de conspiraciones fantasmas, pero ignoran la gran conspiración de un país que sufre toda clase de penurias. No saben que lo que dijo Huizi Clavier es lo que dicen los venezolanos en sus conversaciones. Quieren ignorar que el país ya está harto de tanta estupidez seudo revolucionaria, de tanto fanatismo desubicado, de la inmensa corrupción. Pero no quieren oír, no quieren que nadie oiga, quieren que el silencio de los medios tape lo que todo el país sabe: que esto está llegando al fin.
Hasta el próximo miércoles.
AQUÍ ENTRE NOS
* Finalmente quitaron el nombre de Rafael Caldera a la Autopista Centro- Occidental que se proyectó y construyó en su mayor parte bajo el gobierno del ex Presidente, nativo de Yaracuy. Para nada sorprende que el nombre escogido para sustituirlo sea el de Andresote, un zambo (unión de negro e indio) que era un “cimarrón” (esclavo fugado) que actuaba en la zona entre Aroa y Morón, en el año 1703. El cambio ocurrió en la llamada Semana de los Afrodescendientes, modalidad enteramente revolucionaria, ya que antes de 1998, nadie andaba viéndole el color a otro. La gobernación y el Consejo Legislativo de Yaracuy creen mejor que la autopista obra de su más destacado hijo no lleve más ese nombre puntofijista y prefirieron rebautizarla como “Autopista Centro Occidental Cimarrón Andresote”. Ellos dicen que este esclavo fue el precursor del Socialismo del Siglo XXI al enfrentarse al monopolio de la Compañía Göipuzcoana, pero historiadores como Manuel Vicente Magallanes y Carlos Felice Cardot dicen que Andresote era un hábil soliviantador de esclavos para utilizarlos como contrabandistas entre las costas de Falcón y Curazao, financiados por productores criollos, que por esta vía se libraban del yugo de la Göipuzcoana. Después de tres años de levantamiento y persecución, Andresote huyó hacia Curazao, donde presuntamente murió muchos años después. La historia no tiene nada que ver con un prócer de la Independencia ni con la gestión de un jurista demócrata como Rafael Caldera, quien exhibe una hoja de servicios al país mucho más extensa que la lista de sus errores, la cual por cierto encabeza el indulto a los golpistas del 92. Ya veremos si el cambio de nombre ayuda a la culminación de las obras para que la autopista llegue hasta Morón.
* Por cierto, ya Chávez había erigido la imagen de Andresote en el altar de la revolución cuando en el Aló Presidente N 177, transmitido desde el Complejo Cultural Andresote en Aroa, el 11 de enero de 2004, hizo una apología del esclavo Juan Andrés López del Rosario, que era su verdadero nombre. En el programa estaba de visita el actor de color norteamericano Dany Glover y a Chávez se le ocurrió una película de las gesta de Andresote, interpretado el personaje por el actor norteamericano. “Y para dirigir la película propongo a Román Chalbaud ¡Una pelusa!, pues”, remató.
* Ya el año pasado se había iniciado el “deslave” anti calderista en Yaracuy, cuando en el Consejo Legislativo quitaron su nombre del Salón de Sesiones, que ahora se llama -adivinen-…¡Hugo Chávez Frías! Definitivamente, qué carencia de proporciones y distancias.
* Los analistas internacionales comentan cada vez con más argumentos las similitudes entre el movimiento indígena contra el gobierno de Alan García en Perú y los movimientos indigenistas de Bolivia comandados por Evo Morales que en 2003 derrocaron al Presidente Gonzalo Sánchez de Losada, quien después denunció que Hugo Chávez había financiado la operación. También en 2001, el presidente ecuatoriano Jamil Mahuad fue derrocado, a través de un golpe orquestado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador. Todos se aprovecharon del descontento indígena y hubo mucho dinero y apoyo internacional. Estas coincidencias las destaca Alan García, quien sin decir “perro” señala que el hueso lo están tirando desde Bolivia y Venezuela.
* El secuestro express está haciendo estragos en Valencia y sus presas favoritas son los jóvenes. Los capturan a la salida de sitios de comida rápida, de discotecas, incluso de universidades y colegios; luego llaman a los padres y piden cifras entre 200 y 500 millones de bolívares que los desesperados progenitores colectan entre familiares y amigos. La inminencia de la vigencia de la nueva Ley Antisecuestro, que obliga a denunciar a la policía los secuestros, que sanciona a quienes paguen recompensa, así como a bancos y empresas de telecomunicaciones que colaboren con el rescate, asusta a quienes saben que en Carabobo, como en todo el país, hay policías implicados en estos procedimientos de secuestro express y que los rescates exitosos por parte de uniformados son apenas del 20%. Por otra parte, Carabobo sigue liderizando índices de criminalidad, con 726 homicidios y muertes violentas entre enero y mayo de 2009, más de 100 atracos diarios en el transporte público, asaltos constantes a residencias, motobanquistas, piratería en las autopistas. Y eriza saber que más del 60% de las muertes violentas se producen en jóvenes de entre 14 y 25 años. Esta es la verdadera guerra que debe librar este gobierno.
* El triunfo de la derecha en la mayoría de los países europeos, lo cual le daría mayoría absoluta en el Parlamento Europeo, abre esperanzas para los presos políticos venezolanos, que en carta enviada por el Comisario Iván Simonovis han solicitado la presencia del europarlamento en Venezuela para que compruebe la existencia de más de 40 presos, condenados o juzgados por ser disidentes del régimen.
* El Presidente de Venezuela envió un emotivo mensaje de condolencias al pueblo de Gabón, por la pérdida de su Presidente Omar Bongo, quien murió a los 73 años, luego de haber estado 42 años en el poder. Si bien no impuso un gobierno tiránico al millón y medio de gaboneses, éstos son un pueblo paupérrimo mientras que la fortuna de Bongo es una de las más grandes del mundo, a cuenta de la renta petrolera del país que disfrutó él solito durante más de cuatro décadas. Así que no parece haber razones ni siquiera diplomáticas para darle el pésame a un pueblo que más bien debe estar celebrando su liberación.
* La Universidad de Carabobo estará en serios problemas presupuestarios en el mes de agosto si no le aprueban los créditos adicionales que ha solicitado. Pero sus esperanzas están cifradas en el Gran Poder de Dios. Me explico: el Ministro de Educación Superior, Luís Acuña ya dijo que el crédito dependía de que subiese el precio del petróleo. O sea, se le recorta el presupuesto a las universidades y luego no hay plan B. La rectora Jessy Divo, armada con números, tratará de convencer en Caracas de la necesidad imperiosa de un crédito por 170 millones de bolívares. Mucho menos, por ejemplo, que los 1.800 millones que gastó el gobierno en el viaje turístico del Presidente y sus 150 acompañantes al glaciar Calafate, en Argentina.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal