domingo 22 de febrero de 2009

La gran estrategia de Chavez es continuar haciendo equilibrio entre apariencias de democracia y la realidad de totalitarismo

De acuerdo con Martha hubo fraude y la oposicion acepto este fraude.
vdebate reporter
Introducción: La gran estrategia de Chávez es continuar haciendo equilibrio entre apariencias de democracia y la realidad de totalitarismo.
publicado Feb 17, 05:29 pm
Por: Martha Colmenares

Lo principal es que en un país donde no hay legalidad, si uno vota o no, no importa. De por qué no importa, es muy evidente: El régimen dice cuáles son los resultados de las votaciones y su palabra es final, tal como pasó en el referendo pasado del 2 de diciembre 2007, que uno tiene todas las razones para pensar que el rechazo a la enmienda fue enorme, y sin embargo, el régimen dijo que la cosa fue casi un empate, y hasta allí quedó la cosa; y no hubo recurso legal para conocer los resultados oficiales, que por cierto tienen poco que ver con los resultados reales.
--------------------------------------------------------------------------------

Es decir, sin legalidad, las cuentas oficiales no reflejan los votos reales, y el régimen ni siquiera tiene que revelar los resultados oficiales. Pudiera ser una primera razón para entender que si uno vota o no, no importa.

La segunda razón es que se pueden ganar todas las enmiendas del mundo, e igualito la reforma va como le da la gana a Chávez. No hay que olvidarse que el dictador Gómez gobernó, literalmente, desde su casa a Venezuela por décadas sin necesidad de ser el presidente de la república.

Chávez puede poner de candidato a quien le dé la gana, incluyendo a el terrorista "El Chacal", y hacerlo elegir Presidente, para que él mismo siga siendo el que manda, y que todo el mundo sabe que él es quien manda. Y si hace falta cualquier corrección, entonces ooootra vez se puede modificar la constitución para crear la figura de "Jefe de Gobierno", o "Jefe de Estado", "Benemérito", "Lord Protector", "Ayatolah", etc., de manera que Chávez siga siendo el que manda.

Para ilustrar esto no hace falta más que ver lo que pasó con esta reforma que se rechazó hace apenas un año: el régimen la impuso igual, y de nuevo, no hubo recurso legal para impedirlo.
La tercera es la farsa que se ve hoy en día, que se votó la misma cosa que se rechazó hace un año. Si por eso fuera, deberíamos tener un referendo revocatorio del presidente cada año también, pero resulta que, como no hay legalidad, el régimen puede someter a referéndum la misma cosa tantas veces le da la gana, pero cuando es en contra, se escatima y se niega el derecho del pueblo a decidir, tal como pasó cuando se le negó el referendo consultivo, las firmas, las re-firmas, y las recontra firmas.

La cuarta razón es que no había ninguna razón para atender el llamado de quienes convocan a votar NO en esta ocasión, porque esas personas son las mismas que una y otra vez llamaron a votar en contra del régimen y se dejaron robar las elecciones.

La gran estrategia de Chávez es continuar haciendo equilibrio entre apariencias de democracia y la realidad de totalitarismo. Es decir, hay que reconocer que Chávez ha sido muy competente en mantener el equilibrio de permitir un poquito de crítica en los medios de comunicación masivos para mantener la apariencia de libertad de expresión mientras va censurando esa crítica a "fuego lento"; hoy en día, ya cerró la señal pública a Radio Caracas, compró a los de Venevisión, y aterrorizando periodistas, periódicos, radios, y televisoras, un clima de autocensura que es cada vez más efectivo en silenciar la crítica.

Cuando la persona ingenua de afuera pregunta: "Pero si Chávez es un gorila más, dónde están los miles de periodistas desaparecidos o encarcelados", y no hay respuesta, entonces el ingenuo se aburre y ya no te cree que hay una tiranía. Igual hace con las elecciones. Otro acto de equilibrio, por un lado crea la apariencia de democracia, cuando por el otro, a través de ventajismo (es decir, usando todos los recursos de la nación para promover sus candidatos), a través de la aplicación sesgada de las leyes, el fraude, y la repetición de las elecciones que pierde (que por cierto, igual como hizo el año pasado, Chávez de vez en cuando acepta una derrota por aquí, que si en la gobernación de X, o por allá, o en el referendo Y), consigue que aparentemente sus cosas sean aprobadas por elecciones democráticas.

La farsa es suficientemente buena para que tanto los pendejos como los muy vivos (esos que se aprovechan de Chávez) del mundo se la crean, y con cada elección una vuelta de tuerca más de totalitarismo.

A mí me disgusta que la mayoría de los que se autocalifican de opositores al régimen de Chávez se conformen a jugar su juego de equilibrio, a mi me resulta muy claro que de esa manera no se logra nada, más que darle la legitimidad que necesita para no terminar de despertar a la comunidad mundial que sería la única que podría frenarlo dándole amparo a los defensores de la democracia en Vzla y negándole respaldo internacional a su régimen.

La razón por la cual todavía hay políticos en Vzla que llaman a votar, es muy fácil de explicar: Legitimar el régimen en las elecciones implica que el régimen tiene que conceder aunque sea una cuota de poder chiquita, y eso es lo que los políticos que llaman a votar están buscando.

Como hemos visto, poco importa que la gente elija o no a un opositor a Chávez, porque si eligen a un Chavista, el que eligen se roba lo que le toca a la gente, y si eligen un anti-Chavista, entonces el régimen de Chávez le quita recursos y atribuciones (como está sucediendo con los gobernadores y alcaldes recién electos) para igualmente darle esos recursos y atribuciones a sus leales para que sean éstos los que se los roban. Por eso digo que la gente sale fregada de todas formas.


Por cierto, me parece oportuno aclarar que aunque Chávez ha sido competente en mantener el equilibrio, más de una vez se ha tropezado, incluyendo Abril de 2002, que, recordemos, pasó porque Chávez necesitaba purgar la industria petrolera de personal calificado para llenarla con sus más leales seguidores, y entonces, creó esta gran provocación de vejar e insultar a los gerentes para forzar a los opositores a descubrirse en protestas; el problema está en que la provocación fue tan grande, que la protesta literalmente se le fue de las manos y perdió la presidencia cuando ordenó masacrar a la manifestación de dos millones de personas que exigía su renuncia, y fue desobedecido.
Lo que me lleva a la última cosa de esta reflexión introducción, la manera de defender la democracia en Venezuela no es votando, porque de esa forma lo que se puede conseguir en las urnas electorales (¡si es que hay algo!) se pierde con creces legitimando indirectamente el régimen de Chávez que hace todo lo contrario de lo que se gana en las urnas; sino DESOBEDECIENDO. Hay que desobedecer al régimen de cada manera posible; pero antes de hacerlo, hay que organizarse para que sea todo el mundo al mismo tiempo.

¿Qué pasó este 15 de febrero de 2009 en el proceso de votar la enmienda indefinida? Un descarado ventajismo oficialista, bandas de motorizados intimidando desde la madrugada a la ciudadanía, hasta gente de las bandas chavistas que la hirieron a batazos y con cadenas, sucedió ayer y la rectora del CNE haciéndose de la vista gorda. Eso quedó impune por supuesto. No se diga la proclamación de triunfo en el canal del estado con los del partido de Chávez PSUV, cuando estaba prohibido, ordenado por él mismo, que se cerraría cualquier medio que diera resultados anticipados.

¿Por qué lo sabían desde las 4pm? Claro, es la razón de haber alargado el proceso dos horas más, cuando no se justificaba por ser muy rápido el acto de votación. A las 4 el NO superaba al SI por más de 10.5 % y taclán, el método de los WI-Fi entre 4 y 6, y por supuesto los chavistas ya a las 4 celebraban.

Un gobernador chavista votó dos veces, rompió la papeleta, cometió delito electoral y nada, en cambio al comando de los estudiantes el cuerpo de seguridad del estado los allanó por unas presuntas 5 credenciales de testigo.
Chávez utilizó las cadenas diarias para insultarnos todo lo que le dio la gana, nos dijo que iba a pulverizarnos decenas de veces. ¿Qué quiere decir esto? Que el pucherazo de Chávez estaba anunciado.

Un REP amañado, las máquinas un desastre y ¿qué es lo que no es aquí de Chávez? Tribunal supremo, asamblea nacional, organismo electoral, milicias, ejercito, ministerio publico, dinero, petróleo, todo, todo. Así quien no gana. ¿Es que acaso no da vergüenza las declaraciones de la “dirigencia opositora” que legitimaron o legitiman a un organismo electoral que está controlado por Chávez?. Que hasta alegremente reconoce los resultados que si cinco millones pa’ la oposición y seis pa’ los chavistas.

En conclusión, da pena esa “dirigencia opositora” (que no me representa) al pretender desconocer lo que se llama fraude electoral continuado, a cambio de las estupideces de salir a decir que si se perdió por la abstención y maldecir a los abstencionistas y que no sé cuantos cuentos chinos más…

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal