miércoles 20 de agosto de 2008

Video de Maria Conchita Alonso - Y los presos politicos

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Miami es el basurero más asqueroso y nefasto de todos los EE. UU., un verdadero pantano nauseabundo lleno de huracanes, caimanes salvajes, payasos raperos que se creen “gangsters”, reggaetoneros de baja estofa, pero sobre todo, madriguera de lo peor y más nefasto de la ultraderecha caribeña, especialmente de algunos fulanos que todavía ahora, casi en el año 2010, sueñan con seguir chupándole las bolas al cadáver de Fulgencio Batista.
Pero no nada más la ultraderecha cubana se ha enquistado en Miami, ciudad de segunda categoría comparada con otras verdaderas metrópolis estadounidenses como Los Ángeles, San Francisco y Nueva York, sino también la ultraderecha venezolana. Prueba de ello es la manera en que, intolerantemente, han abucheado al pelotero venezolano en sus participaciones en el clásico mundial de béisbol Magglio Ordóñez por el simple hecho de expresar sus preferencias políticas a favor del presidente Hugo Chávez.
Reitero, yo no soy un sicofante promotor de Hugo Chávez, ni lo admiro o idealizo como muchos miembros de la izquierda plañidera, experta en ahuyentar los votos de los jóvenes con sus posturas anacrónicas y predecibles. Simplemente, creo que el demonizar a un jugador de béisbol o a cualquier deportista por sus posiciones políticas (la gusanera venezolana llegó al punto de gritar, fanatizada y rabiosa, “¡Chávez, Chávez”, cada que Ordóñez jugaba la pelota) es una muestra más de la bajeza, fascismo e intolerancia de la ultraderecha en general y latinoamericana en general.
Realmente es asqueroso ver los comentarios de los derechistas venezolanos en sitios como la página de ESPN, verdaderos ladridos incoherentes y rabiosos, no exentos de envidia hacia el éxito profesional y económico (eso es lo que más les arde, ver a una persona de tendencias izquierdistas alcanzar el éxito monetario al que los lumpenderechistas aspiran eternamente) del pelotero de los Tigres de Detroit.
Mi solidaridad con Magglio y mi apoyo a todos aquellos deportistas que tienen los pantalones de apoyar un proyecto político por iniciativa personal, sin ninguna manipulación de por medio y sin miedo a lo que ladre la masa estupidizada e intolerante de derechas.

17 de marzo de 2009 18:40  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal