sábado 12 de julio de 2008

Los mediadores de Francia y Suiza

Viviendo en Francia y Suiza que facil es ser revolucionario. Bueno asi de revolucionarios son estos personajes, Noel Saez y Jean Pierre Gontard.
vdebate reporter

Álvaro Uribe recriminó a negociadores de Francia y Suiza por sus gestiones con las Farc: ‘Mal, ¡Muy mal!’ les dijo el pasado 27 de junio cuando se encontró sin planearlo con el francés Noel Saez y el suizo Jean Pierre Gontard en un pasillo de la Casa de Nariño.

Los dos europeos eran los emisarios autorizados para contactar a las Farc en busca del acuerdo humanitario. Ellos, y los embajadores de sus países, salían de la oficina del comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, cuando Uribe se los topó según relata el diario “El Tiempo” en una crónica de Andrés Gómez Osorio.
Ni siquiera hubo saludo. El Presidente los careó, los señaló con su índice, y les reprochó sus actuaciones como mediadores: “Mal, ¡Muy mal! (…) Eso no es así. No les quito la mediación por respeto a sus países”, dijo Uribe y les dejó claro que no confiaba en ellos.
Dos cosas tenían molesto al Presidente: primero, la visita que Saez y Gontard acababan de hacer a Ecuador, sin consultarle al Gobierno, para contactar a un miembro del secretariado de las Farc; segundo, los correos de los PC de ‘Raúl Reyes’ (abatido en un bombardeo el pasado primero de marzo), que hablan de pagos y compromisos de ellos con la guerrilla, como se ha conocido esta semana.
Uribe, además, había conocido que los emisarios, en las conversaciones con las Farc, se referían a él de manera despectiva. Un mensaje de ‘Reyes’ al secretariado, de febrero 27 del 2007, dice que los europeos “encuentran en Uribe un desespero sin límite, arrogante y doblado ante los gringos (…) Lo llaman el loco”.
Así reseñó “La Noche” de RCN el polémico correo:
Ni los emisarios ni los embajadores tuvieron tiempo de devolver algún comentario al Presidente. Él, una vez ‘cantada la tabla’, siguió su camino. No hubo diálogo.
En ese momento Uribe estaba indispuesto. El día anterior había conocido pormenores del fallo de la Corte Suprema que cuestionó el trámite del acto legislativo de la reelección.
El Presidente se topó con los emisarios cuando se dirigía al primer piso de la Casa de Nariño con el ministro de Protección Social, Diego Palacio, para anunciar que este último demandaría a magistrados de la Corte ante la Comisión de Acusación.
Saez y Gontard estaban ese viernes en la oficina de Restrepo para insistir, como lo habían exigido con molestia el día anterior, que necesitaban de inmediato garantías de seguridad para adentrarse en el pacífico caucano. Allí planeaban contactar a “un mensajero de ‘Alfonso Cano’”, según contó a la radio el Comisionado de Paz el pasado lunes.
El Gobierno tardó 48 horas en asegurar la zona y los europeos viajaron el sábado. Sin embargo, ese día el periódico Le Figaro, de Francia, publicó que Uribe no estaba brindando garantías de seguridad para el trabajo de los mediadores. Restrepo alcanzó ese día, antes de que los emisarios partieran, a hacerles su propio reclamo telefónico, al considerar que habían filtrado tal información.
El fin de sus gestiones
Luego de tales episodios y de la declaración del comisionado Restrepo de buscar un contacto directo con las Farc, hoy se da por entendido que Gontard y Saez no van más en su papel de mediadores.
La Cancillería francesa fue explícita al respecto, en un comunicado del pasado miércoles. Allí aseguró que Colombia “ha decidido poner fin a este mecanismo (la mediación)” al tiempo que negó que Saez haya entregado dinero a las Farc en el 2003 para liberar a Ingrid Betancourt.
La embajada de Suiza hizo lo propio el domingo pasado cuando buscó alejar a su Gobierno de los movimientos de Gontard. En un comunicado, el embajador Thomas Kupfer aclaró que ese emisario es un “consejero externo” y que “ni sus acciones ni sus declaraciones comprometen necesariamente al Gobierno suizo”.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal