miércoles 16 de abril de 2008

Con el cuchillo en los dientes

Definitivamente, el chavismo va palo' a bajo.
vdebate reporter
2 Descifrado
Caracas, Jueves 10 de Abril de 2008 / Carta Semanal
Con el cuchillo en los dientes
Tres recientes acontecimientos, en lugares distintos, sirven para dibujar lo que está carcomiendo al oficialismo
Primero, las declaraciones del gobernador de Yaracuy, Carlos Giménez, al tiempo de ser imputado en la Fiscalía como corrupto, para ser más precisos, por evadir procesos de licitación. Lo que ese mandatario regional dijo fue a este tenor: "Si van a sancionarme a mí, tienen que sancionar al presidente Chávez".
Segundo, el secretario de Finanzas de autos libres y por puestos, Javier Mura, presentó ante la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional, nuevos documentos que aportarían elementos adicionales para reforzar las denuncias de sobreprecios en la adquisición de vehículos en el Ministerio de Infraestructura, realizadas por el diputado Luis Tascón.
Tercero, José Pinto, representante de Los Tupamaros del 23 de Enero, acusó de infiltrados paramilitares a los protagonistas de la protesta que con armas de guerra cerraron las calles de esa parroquia, paralizaron el transporte público, hicieron disparos al aire y hasta desarmaron a un efectivo de la PM. Por su parte, representantes del colectivo La Piedrita, también del 23E, anunciaron profundizar su protesta y amenazaron con tener 25 cámaras de seguridad en el sector, para detectar al traidor "para quien no habrá perdón".
Hasta este punto, es evidente que el oficialismo está fraccionado y que en diferentes instancias los sectores enfrentados, avanzan en acusaciones y agresiones que trascienden a la opinión pública y que van en sentido contrario a las instrucciones de Chávez quien ha insistido en que los trapos sucios deben lavarse en casa.
Si agregamos una cuarta situación, la cosa se puede poner peor.
Poco trascendió, más allá del beneplácito de Alberto Müller Rojas, del proceso de designación de autoridades regionales que realizó el Psuv el fin de semana pasado en distintas ciudades del interior del país.
Pero los cuentos son distintos a la sonrisa de Müller.
Para muestra un botón: en Barinas el grupo denominado "pacto de los Andes" le ganó al "equipo de la dignidad".
El triunfo fue indiscutible. Quienes se impusieron, lo hicieron en 11, de 12 municipios que tiene el estado Barinas.
El asunto es que los derrotados fueron los seguidores de Argenis Chávez, secretario general del gobierno regional y hermano del presidente de la República. Y quienes lograron la victoria, fueron el diputado oficialista Wilmer Azuaje y el alcalde de Barinas Julio César Reyes, verdugos de la familia presidencial, a la que como mínimo han calificado de corrupta.
El resultado y con razón, debe haber preocupado a Chávez.
La elección de los comisionados regionales del Psuv, es el paso necesario para la designación de los candidatos que aspirarían ser alcaldes y gobernadores.
Otros aspectos comentan cercanos al oficialismo. Dicen, por ejemplo, que en esas elecciones internas, participó muy poca gente (aunque la directiva del Psuv lo niegue) a pesar de la gran cantidad de recursos que movilizaron. Además, los conflictos internos se multiplicaron con muchas actas impugnadas, que obligaron a la designación de una comisión que tratará de procurar un acuerdo y bajarle el volumen al lío.
Así están los problemas de convivencia entre los oficialistas. Chávez que lo sabe, hace esfuerzos por ponerlos en cintura, sólo que ahora sus amenazas no surten el mismo efecto intimidatorio.
Con ese escenario, cualquiera diría que la oposición las tiene fácil. Pero no es verdad. El egoísmo, la poca visión política y el triunfalismo, pueden dar al traste con la victoria que en algunas ciudades y estados parecen seguros, hasta el punto que la mayoría de los partidos han sido incapaces de presentar un candidato por región, ofreciendo un penoso espectáculo, que agota a un electorado que corre el peligro de desencantarse.
El tiempo avanza y las candidaturas unitarias deben definirse, respetando los liderazgos regionales. Y no como lo que se avizora, que no es más que la terrible guerra de encuestas

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal