viernes 1 de febrero de 2008

Alimentación, vivienda e inflación tareas pendientes de la economía

El Mundo / Jueves / Caracas , 31 de Enero de 2008
NUEVE AÑOS
1999 2008
EN PROCESO
Alimentación, vivienda e inflación tareas pendientes de la economía


Hay buenos indicadores macroeconómicos y una política petrolera con resultados. Ahora, los problemas a resolver tienen que ver con el día a día: techo, comida y precios

J. GREGORIO YÉPEZ

Caracas. A nueve años de gestión del presidente Chávez, la economía tiene una serie de tópicos pendientes, además la tarea de recuperar algunos espacios perdidos, si se mide el impacto que la política económica tiene directamente en la población.

A principios de esta administración, el ahora ex ministro de Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani, decía que la economía venezolana era un "submarino" que se convertiría en "Jet"y volaría.

Los críticos del Gobierno se empeñaban en decirle "los submarinos no vuelan". Sin embargo Giordani tuvo razón. Venezuela registra un crecimiento económico sostenido durante 17 trimestres consecutivos, cifras reconocidas por el Fondo Monetario Internacional y la Cepal.

Ese crecimiento económico se refleja en un aumento de la demanda y en un mayor consumo, en todos los ámbitos.

Los estratos con menos recursos económicos compran más alimentos, lo que debe reconocerse como un punto a favor de la gestión gubernamental, en su estrategia de inclusión social.

LO PERDIDO

Sin embargo, otros espacios ganados han cedido terreno y es el caso de la inflación, cuyo control se planteó como una meta fundamental para proteger el nivel del ingreso de los venezolanos y mantener el nivel de compra.

Durante los primeros años de gobierno esta variable experimento una reducción sostenida, mientras que el aumento del salario mínimo evolucionaba por encima del incremento del Índice Precios al Consumidor.

Sólo las consecuencias del paro petrolero revirtieron la tendencia en el 2002, lo cual también tuvo sus efectos sobre el comportamiento de la capacidad de la economía de producir bienes y servicios, es decir el Producto Interno Bruto (PIB) Hoy, con un consumo recuperado y un aparato productivo incapaz de satisfacer la demanda, los demonios de la inflación se soltaron y los resultados de los últimos dos años de
esta variable lo reflejan.

El camino tomado para resolver las presiones de demanda ha sido el aumento de las importaciones, sin embargo, no ha sido lo eficiente que se esperaba.

El Gobierno se niega a aplicar medidas que impliquen una contracción de la economía. Se requiere mayor eficiencia en la ejecución del gasto público para que el crecimiento económico se refleje en el día a día de la población.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal