lunes 21 de enero de 2008

Perspectivas económicas 2008

Guillermo García // Perspectivas económicas 2008

Tratar de predecir el comportamiento que seguirá la economía venezolana en el 2008 es una tarea difícil. No obstante, como todos los comienzos de año, me dispongo a proyectar y evaluar el desenvolvimiento futuro de la economía, basado en hechos pasados y en factores relevantes, que puedan orientar en la probabilidad de
ocurrencia o desarrollo futuro para este 2008 A pesar de la derrota sufrida en el referéndum sobre la reforma Constitucional, el Ejecutivo Nacional tratará de establecer mecanismos legales (ley habilitante, leyes) que le permitan una profundización y cambios a nuevas formas y modelos económicos productivos y de relación y dinámica de interacción con los agentes del mercado. En ese sentido, es importante señalar la designación de Rafael Isea, como nuevo ministro de Finanzas.

En mi opinión, esta designación traerá cambios en la nueva orientación y en el modelo económico a ser implementado en los próximos años. El nuevo ministro tendrá en mi opinión una posición de equilibrio, más pragmática en algunos casos; pero sin dejar de lado la orientación al concepto del Socialismo, lo que traerá la inclusión de nuevos marcos legales y de arreglos institucionales en materia económica.

Entre los cambios a impulsar estarían los siguientes: El modelo que se intentaría aplicar abarcaría el aumento de nuevas formas de producción alternativas a la privada, lo que agrupa la propiedad estatal, las empresas mixtas, las empresas de producción social y los procesos de cogestión. En ese marco, se contempla preservar la propiedad privada regulando las ganancias a través de contribución fiscal, y se
intentaría restringir la concentración del capital para lo cual se prevé controlar los monopolios a través de una ley antimonopolio. Para desarrollar el nuevo modelo productivo se apuesta al mantenimiento de los altos ingresos petroleros y de elevado gasto público en niveles porcentuales de 2007. La política económica de Hugo Chávez insistirá en que no importa mucho el tamaño del gasto público sino la calidad de
éste, por lo cual mientras haya recursos suficientes, las elevadas erogaciones se mantendrán. El argumento es que ello garantiza la recuperación de la inversión manteniendo sostenido el ritmo de crecimiento a niveles de 7% para 2008.

El Fonden (Fondo de Desarrollo Nacional) seguirá siendo el mecanismo para sustentar ese incremento en la inyección de recursos públicos, su crecimiento dependerá de la
evolución de los ingresos petroleros, que se mantendrán relativamente elevados para 2008 y de las Reservas excedentarias, que para el 2008 serán mucho menor a lo establecido para 2007. La política petrolera contemplará consolidar el plan Siembra Petrolera que está basado en la construcción de nuevas refinerías para elevar la capacidad de producción, certificar la existencia de crudo en diversas zonas (Magna
Reserva) y acelerar la ejecución de proyectos especiales a través de empresas mixtas y una diversificación de las exportaciones a través de nuevos mercados La caída de producción de Pdvsa los últimos tres años, llevará a concentrar más recursos a la inversión y a elevar la capacidad de producción. Esto podría conllevar a poner mayor énfasis y dependencia en las empresas mixtas recién creadas, las cuales tienen
la capacidad y tecnología para emprender una recuperación de la producción. Pdvsa continuará manteniendo su elevado gasto social, por lo que es factible que recurra al mercado para financiar su crecimiento, así como a través de alianzas con empresas
internacionales.

Los esquemas de controles continuarán, pero se flexibilizarán. Las regulaciones sobre los precios, el tipo de cambio y las tasas de interés se mantendrán para ciertos sectores. La asignación de divisas se hará selectiva y para sectores de prioridad: Alimentos, salud, bienes de capital. El tipo de cambio oficial de 2.150 se tratará de mantener al menos por el 2008. No es descartable un cambio diferencial
para rubros no prioritarios con un diferencial de pago de impuestos a las transacciones en divisas. La inflación es la mayor perturbación del Ejecutivo, por lo que el Gobierno establecerá medidas de reducción de liquidez (depósitos oficiales, encajes emisiones de bonos) y mayor control de los costos de producción de la cadena de producción y comercialización de rubros esenciales, que permitan actuar como un atenuante en la reducción de la inflación.

Los programas sociales se incrementarán en este año electoral y tendrán como Complemento políticas de empleo sustentadas en la generación de más cooperativas y microempresas.

Las estrategias en vivienda se sustentarán en el desarrollo de la Fundación de la Vivienda, que centralizará todo lo contentivo a esta actividad. El sector privado podría ser llamado a participar activamente. Y posiblemente se destinen mayores recursos y se trate de beneficiarse a través de la modificación de la nueva Ley de Bancos este sector económico.

La economía mantendrá un crecimiento que podría estar en un rango bajo de proyección de un 5% y que podría alcanzar un mayor porcentaje dependiendo de los resultados de la gestión del sector construcción. y comercio. El Ejecutivo implementará beneficios para el sector de manufactura y ensamblaje de vehículos como una forma de aminorar el
impacto de la reducción de importaciones, no obstante estos planes requieren de fuertes inversiones y de tiempo de implementación. En conclusión, será un nuevo año de crecimiento, pero con muchas dificultades de entorno.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal