viernes 6 de julio de 2007

El odio - La enfermedad del siglo

Me siento identificada con este artículo. Increible lo que el odio hace en los humanos. En resúmen, el odio lleva a la destrucción del que la genera, pero arrastra inocentes en su camino. Así que felicitamos al movimiento de los estudiantes venezolanos, porque promueven el entendimiento, en la ya dividida Venezuela. Como dice Alejandro Gonzales: "el odio es peor que el cancer y el sida".
vdebate reporter.

La enfermedad del siglo
Rafael Diaz Casanova
A falta de programas culturales en la televisión venezolana disfrutamos mucho los que presenta la Televisión Española Internacional. Entre ellos vemos con frecuencia el que se denomina Casa de América, pues además de que tiene hondo contenido cultural promueve mayoritariamente lo que hacen artistas e intelectuales nacidos en este lado del océano.
En la emisión del lunes 25 de junio la estupenda presentadora Marta Carazo entrevistó al notable director de cine mexicano Alejandro González Iñarritu, apodado "el negro" y nacido en Ciudad de México el 15 de agosto de 1963, quien este año compitió con Pedro Almodóvar en el Festival Cinematográficode Cannes.
Dentro de su amplia experiencia cinematográfica se registran tres largometrajes que han merecido reconocimiento distinguido de los críticos dela especialidad: Amores perros (2000), 21 gramos (2004) y Babel (2006). Además ha sido productor publicitario de la más grande cadena televisora deMéxico y cuenta con su propia empresa de producción.
De la notable entrevista que le realizó la señora Carazo nos llamó especialmente la atención su planteamiento alrededor de la que llamó enfermedad del siglo; permítannos repetir su argumento.
Dijo AGI: "unos autores dicen que la enfermedad del siglo es el sida, otros dicen que es el cáncer. La enfermedad del siglo es el odio". Diga si lo sabremos losvenezolanos.
Wikipedia, sitio en Internet que se denomina "la enciclopedia libre" nos da una amplia explicación del significado de la palabra odio. González Iñarritu centra su origen y causa en fuentes religiosas.
Nuestro país es la mejor demostración de que pueden aparecer causas distintas a las religiosas y mucho más cercanas al mal entendimiento de la política, de la baja política. En nuestra nación se ha proclamado el odio a todo aquel que discrepe de la opinión oficial. Se han preparado listas discriminatorias para aquellos que han promovido un referéndum. Se ha pregonado el odio a todo aquello que provenga de determinado origen. Se ha discriminado a quienes tienen bienes de fortuna. Se ha promovido la hegemonía en las comunicaciones por parte del régimen con el detrimento de las libertades y de las propiedades de actores del ramo. Se ha discriminado la actuación de los periodistas nacionales, quienes desde hace más de ocho años están impedidos de entrevistar al presidente de la República. Se promueve el odio de las clases sociales y se pontifica sobre la maldad de la riqueza y de la competencia.
Ya existió el régimen nazi que exacerbó el odio hacia sectores de la colectividad, centrando sus acciones en el exterminio de judíos, de gitanos, de comunistas, de testigos de Jehová, de homosexuales y de otros sectores que ellos identificaron como opuestos a la pureza de la raza aria. También existió el régimen fascista dirigido por Benito Mussolini, socio intelectual de Hitler, que también fundamentó sus actuaciones en el odio de amplios sectores de la colectividad y llegó al extremo de mandar a asesinar a su propio yerno Galeazzo Ciano. Más cerca, en Latinoamérica hemos visto la nefasta actuación de FidelCastro, quien por casi medio siglo ha postrado a Cuba en la más miserable de las dictaduras y en el más horroroso atraso.
Damos gracias al cineasta mexicano que nos ha revelado una enfermedad que hace palidecer al sida y al cáncer y conminamos a todos los venezolanos a contribuir a su erradicación.
rafael862@yahoo.com

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal