domingo 29 de julio de 2007

El lejano oeste caraqueño - territorio del hampa

Bueno, para los que no saben que el gobierno venezolano para lo único que es bueno es para despilfarrar nuestros reales. El hampa hace lo que quiera en nuestro país. Y que me dicen del cobro de vacuna (o cobro de dinero, como las mafias en los anos 20, en US), en la frontera con Colombia. Alexis Gonzáles, Edison Herrera, qepd. Dios mió hasta cuando la impunidad en Venezuela? Porque aceptamos este tipo de situaciones, y no le exigimos al Sr. Chávez que nos lo mejore? Los venezolanos debemos exigir una vida mejor!!!
EL NACIONAL
Domingo 29 de Julio de 2007
El lejano oeste caraqueño Territorio del hampa.
ADRIANA RIVERA arivera@el-nacional.com
La herida aún est€ ¦á reciente. Teresa Pacheco llora cuando recuerda a su empleado Alexis González. La entrada de su peluquería, La Diosa Negra, había sido escenario de múltiples atracos, pero el hampa nunca había cruzado su puerta hasta el viernes 20 dejulio. González era peluquero y tenía 29 años de edad. El jueves al salir de su trabajo se reunió con unos amigos en el bar que colinda con la peluquería, frente a la plaza de Propatria.
Aldemar Muñoz, uno de sus amigos que trabajaen una tintorería cercana, lo saludó y le advirtió que se fuera a casa temprano. Pero a las 5:00 am del viernes yacía muerto en la plaza con ambas manos sobre el abdomen, a la vista de los transeúntes. "Lo mataron de gratis. Él se reunía todos los viernes con los amigos, con otros peluqueros que trabajan por aquí.No se metía con nadie ni tenía problemas. Se quedó tomando al lado y debe ser que se mareó y se quedó dormido en la plaza.
Mientras dormía le dieron cuatro tiros en la cabeza", relata Teresa, propietaria de la peluquería donde trabajaba Alexis.Un testigo vio a dos hombres que caminaban por la plaza con un arma en lamano; se detuvieron y dispararon contra el piso. Cuando se alejaron, se asomó y se percató de que Alexis era el blanco de las balas. "El señor que vio todo no quiere hablar, tiene miedo", lamenta Teresa entre sollozos.
La semana pasada ocurrieron dos asesinatos en la vía pública de esa comunidad.La primera víctima cayó abaleada el lunes 16 de julio en la salida del Metro de Propatria. Edison Herrera, estudiante de Administración de Aduanas, de 20 años de edad, salió de la estación a las 7:30 pm y se detuvo a conversar con un grupo de mototaxistas. Poco después, un motorizado se le aproximó, le disparó tres veces y escapó.
Los conflictos entre las bandas están bajando de los bloques y los barrios aledaños para instalarse en las plazas y calles más transitadas. Ese mismo lunes, Alexis González y su amigo Aldemar Muñoz quedaron atrapados en una refriega entre bandas rivales. "Después de las siete se armó untiroteo en la calle que va desde la plaza hasta el Metro. A esa hora las paradas están llenas de gente y todos corrían o se tiraban al piso. Nosotros logramos entrar en una charcutería para protegernos. Escuchamos más de 10 disparos y no supimos cuántos tiradores había. Por eso le repetía a Alexis que no se quedara hasta tarde en la zona", recuerda Muñoz.
Pese a sus advertencias, su amigo murió tres días después de ese incidente.
Rutina de violencia.
Los atracos y la venta de drogas también son delitos que padecen los habitantes del sector. Por la cercanía de frigoríficos y licorerías a la plaza de Propatria diariamente se estacionan camiones repartidores de bebidas y alimentos. Descargar la mercancía se ha convertido en una suerte de operación comando entre el piloto del vehículo pesado y los encargados de los comercios.
Bajan rápido, miran a los lados y sacan las cajas veloz mentepara no permanecer mucho tiempo estacionados."
Después de las cuatro de la tarde no se pude estar por aquí porque los ladrones se montan en el camión y a uno le toca llevarlos de pasajeros y dejar que te roben hasta la cartera", afirma el repartidor de una empresa derefrescos. También los choferes de autobuses de la zona se han acostumbrado a los atracos. Antonio Angulo, de la Asociación de Conductores El Amparo (que cubre la rutaPropatria-Casablanca-El Amparo), fue robado el lunes y martes de esta semana por el mismo ladrón y con el mismo modus operandi. Aunque el instinto no siempre le ayuda, ha aprendido a identificar elpeligro: "En los barrios Las Tunitas y La Carbonera, y en la calle principal de Las Casillas los malandros se montan y pegan un `quieto’² al chofer y a los pasajeros", señala.
Los conductores de la línea El Amparo tienen su parada en la plaza. La identifican como epicentro de los arrebatones y hurtos. "Esto es la esquina caliente, tumban de todo.Los motorizados se bajan de las motos, te roban con un arma y escapan tranquilos. Ni siquiera andan rápido", comenta otro chofer.
Los comercios cercanos optaron por cerrar antes de las 7:00 pm. "Es peligroso todo el día, a cada hora matan y roban gente. Hasta ahora no han arremetido contra los negocios, pero se evita estar hasta tarde en la zona.De día es más peligroso porque transitan personas que pueden ser víctimas deatracos; de noche no hay ni un alma", señala el encargado de un local en la avenida 3 de Propatria.
De vuelta en la plaza, el mediodía de un miércoles un veinteañero preparaba un cigarrillo de marihuana sentado en uno de los bancos. Los vecinos y transeúntes lo veían, pero no se alarmaban. Temen represalias por parte de los consumidores si se les reclama por su comportamiento. "Todo el día se puede ver gente consumiendo droga. Esos mismos son quienes después van a robar a los peatones.
La comunidad ha pedido la intervenci€ ¦ón de la Policía Metropolitana para que haya aunque sea dos agentes que patrullen y espanten a los ladrones, pero nadie interviene", asegura Federico Reyes, un jubilado de 78 años de edad que suele visitar la plaza por las tardes.
Los habitantes de Propatria se acostumbran a vivir entre arrebatones, a esquivar balaceras y evitar algunos sectores cuando cae el sol. En los bloques, los intercambios de disparos entre bandas son más frecuentes.
En el número 6, donde vive Sol Martínez, la violencia de los fines de semana tienea los vecinos habituados al temor. "Los sábados y domingos casi siempre amanece un fallecido en la calle.Se arma un bululú, la policía lo recoge, y a los pocos días la escena se repite".

Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

caramba otraves vemos mas de lo mismo sin ninguna variante el mismo comentario sin pruevas que las respalden tan solo lo que ve, y oye , y tambien a el lo escuche , o alguien me lo dijo no eso te convierte ati en otro tonto mas ,Ahora bien camaradas lo de la delincuencia desbordada es una clase digamos de carta que la oposicion esta aprovechandose muy bien de ella para crear una situacion ficticia en la poblacion y luego atacar en eso estan y en eso es que andan siempre a havido ampa en las calles que ahora los medios privados la resalten como un serio problema eso es ya otro asunto y eso seria mas de lo mismo no

25 de agosto de 2009 01:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anonimo si eres ridiculo, con tdo respeto, no puedo decirte otra cosa... Acaso hay que esperar que a todos nos maten, roban y agredan para decir que tenemos un problema de inseguridad ó violencia?? Los indices delictivos que tenemos en nuestro pais son de los mas altos del continente... Despierta niño, que esto, no es una "sensación" sino una realidad bastante llena de maldad y plomo

21 de abril de 2010 16:18  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal