jueves 28 de junio de 2007

Un grito de libertad

VenEconomia 27-06-2007
Un grito de libertad


El 27 de junio de 1818, cuando se publicó por primera vez El Correo del Orinoco, corrían por el territorio nacional aires de libertad, traídos de la mano de un Bolívar aguerrido y emancipador. En honor a esa fecha, se conmemora el Día del Periodista, un profesional que por la naturaleza del ejercicio de su profesión es un luchador universal por un mundo más justo, más plural y libre.

Hoy, 189 años después, este 27 de junio de 2007, otros venezolanos integrados por estudiantes, periodistas, intelectuales, artistas, madres de familia, representantes de gremios y profesionales, entre otros ciudadanos, se han lanzado a las calles, de manera pacífica pero firme, demandando respeto por los derechos fundamentales de libertad, justicia y democracia. Y nunca es tarde cuando la causa es justa. El presidente Hugo Chávez, tiene ocho largos años acorralando a todo ciudadano o institución que ha "osado" disentir de sus designios. Sus "blancos" son de amplio espectro: partidos políticos, instituciones educativas, sindicatos, gremios profesionales y empresariales, Iglesias, empresas, y por sobre todo, medios de comunicación, trabajadores de la prensa, comunicadores y periodistas.

En estos ocho años el balance de libertad es negativo para el país: Varios trabajadores de la comunicación han sido asesinados. En las cárceles hay presos por opinar y cientos de periodistas afrontan juicios en tribunales sesgados. Se confiscó el espacio radioeléctrico de RCTV. Y mientras unos medios sobreviven plegados a la mordaza oficial, sobre otros pende la amenaza explícita del Presidente de cerrarlos si no se supeditan al régimen.

En su escalada para coartar las libertades y derechos ciudadanos el mandatario utiliza de manera grotesca el espectro radio eléctrico a su libre albedrío y arbitrariamente impone interminables "cadenas" con transmisiones obligatorias a escala nacional, amén de las abundantes transmisiones obligatorias de propaganda oficial.

Otro mecanismo perverso de presión es la obstrucción, e incluso impedimento, a los medios de comunicación independientes al acceso a las fuentes de información del sector público, para luego tildarlos de parcializados por omitir información "veraz y oportuna". El Gobierno ha logrado criminalizar la opinión divergente y la información objetiva e imparcial.

Por un lado, la reforma del Código Penal en 2005, convirtió en delito el más mínimo insulto al Presidente, el cual se castiga con pena de prisión de seis a 30 meses, sin derecho a fianza. E incluso, se pena el desacato a funcionarios de menor rango.
Por su parte, con la Ley Mordaza, se afectó el contenido, los mensajes, la estructura y horario de la programación de todos los medios radioeléctricos. Además de que esta ley, como tantas otras por este Gobierno, lleva implícita medidas que se contraponen con la propiedad privada y la libertad económica. Y aún cuando las mismas no se han aplicado todavía en todo su rigor, están allí como Espada de Damocles, agazapadas y a la espera para avasallar discrecionalmente a cualquiera que discrepe del régimen.

Hoy, Día del Periodista, miles de venezolanos marchan unidos en un solo clamor: ¡Libertad!

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal